Anterior Hallada una caja metálica en La Reunión que podría pertenecer al avión malasio desaparecido Siguiente Evacúan a los pasajeros del AVE Marsella- Madrid por un incendio en la locomotora de cola Arriba
El Gobierno español recibe el respaldo del ejecutivo alemán

García-Margallo: cada reforma recibe una "bofetada en seco" de los mercados

  • Insta al BCE a apostar por el euro para evitar el acoso a la deuda española

  • Dice que España no necesitará un rescate y confía en que el BCE intervenga

|

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha instado este sábado al Banco Central Europeo (BCE) a apostar por el euro para evitar el acoso a la deuda española por parte de unos mercados que contestan "con una bofetada en seco" cada reforma que realiza el Gobierno español.

"Alguien tiene que apostar por el euro y en estos momentos, mientras la arquitectura de Europa no se modifique, quien puede hacer esta apuesta es el BCE", ha declarado García-Margallo tras ser recibido en audiencia por el príncipe de Asturias junto con sus colegas europeos del "Grupo de Berlín", que ha celebrado en Palma su cuarta reunión.

En el patio del palacio de la Almudaina, el ministro ha agradecido el respaldo expreso a la política económica del Gobierno manifestado por el jefe de la diplomacia alemana, Guido Westerwelle, quien ha asegurado que las reformas del Ejecutivo de Mariano Rajoy generarán empleo.

El BCE y la deuda española

No obstante, ha insistido en la necesidad de que el BCE compre deuda española y alivie así el acoso de los mercados financieros, en los que se especula contra España pese a que los fundamentos de su economía son "extraordinariamente sólidos", ha defendido.

"La carga de la deuda pública, la balanza de pagos estaría equilibrada por primera vez en muchos años", ha sostenido García-Margallo.

Sin embargo, "hay miles de millones en juego de personas que han hecho apuestas a corto plazo, una apuesta contra el euro", y eso genera una tensión en los mercados de deuda que obliga al Gobierno a destinar al pago de intereses unos recursos que tiene que detraer del gasto público, con la contestación social que eso provoca.

García-Margallo ha expresado su convicción de que, aun así, España no necesitará un rescate y ha confiado en que el BCE intervenga en breve.

Respecto a la reunión celebrada en Palma por el "Grupo de Berlín", el ministro ha explicado que el tema central de este cuarto encuentro ha sido la búsqueda de mecanismos de refuerzo de la política exterior común para que Europa tenga el peso político que se merece en la esfera internacional y su papel sea más decisivo en la resolución de conflictos como el de Siria, que también ha sido tratado por los cancilleres congregados en la capital balear.

Soria pide unión fiscal en Europa

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha señalado que Europa "no puede funcionar si hay gobiernos que se financian al 0% y otros que lo hacen al 7%", por lo que, además de las reformas que está llevando a cabo el Gobierno de España, abogó por que la UE apueste por "una unión bancaria, fiscal y presupuestaria".

José Manuel Soria, que ha participado este mediodía en el VII Congreso del PP de Tenerife, ha indicado que la economía española "no vive aislada" de Europa, tanto que ha obligado al Gobierno a poner en marcha medidas que "van a permitir que España entre en una nueva senda de crecimiento", aunque "no será de la noche a la mañana".

Soria, al igual que hiciera el ministro De Guindos, ha asegurado que la economía española "no empezará a crecer" en el año 2013, pues las medidas que está tomando el Gobierno de Mariano Rajoy "no tendrán efectos a corto plazo". Ahora bien, ha querido dejar claro que son "absolutamente imprescindibles" para poder salir de la actual situación. "Son medidas que en ocasiones no gustan al Gobierno y que van en contra de su propio ideario, pero es momento de hacer lo que demanda y pide la economía española", subrayó.

El ministro también ha admitido que haya españoles "francamente molestos" con estas medidas, pero considera que "lo más cómodo sería no tomar ninguna". "No estamos para hacer lo más cómodo, sino para sacar a España de la situación en la que está con la determinación con la que lo está haciendo el Gobierno de la mano de Mariano Rajoy", concluyó.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente