Enlaces accesibilidad

La economía se contraerá el año que viene un 0,5% y el paro seguirá por encima del 24%

  • La anterior previsión calculaba un crecimiento del 0,2% de la actividad económica
  • La salida de la recesión se pospone hasta 2014
  • La tasa de desempleo no bajará del 20% antes de 2016
  • El límite de gasto del Estado cae un 6,6% respecto al fijado para este año
  • El pago de intereses de la deuda pública superará los 9.000 millones

Por
La economía española seguirá en terreno negativo en 2013

En contra de lo previsto por el Gobierno hasta ahora, la economía española seguirá en recesión en 2013, cuando se contraerá un 0,5%. Además, la tasa de paro se mantendrá por encima del 24% (24,3%), según el nuevo cuadro macroeconómico aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

El anterior cuadro macroeconómico para el año que viene preveía que la economía española crecería un 0,2%, pero la semana pasada -cuando presentó en el Congreso el nuevo paquete de ajustes-, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya avanzó que todo apuntaba a que el PIB volvería a contraerse en 2013, aunque menos que este año.

Con las nuevas cifras, la salida de la recesión no se prevé hasta 2014, cuando el Gobierno estima que la economía española podría crecer un 1,2%, un avance que se consolidaría en 2015, con un crecimiento estimado del 1,9%.

El único dato positivo adelantado por el Gobierno es una mejora en la estimación para este año: la actividad económica caerá dos décimas menos de lo previsto hasta ahora, ya se se contraerá un 1,5% en lugar de un 1,7%.

Esta revisión del Gobierno español sigue la misma línea que la publicada esta semana por el Fondo Monetario Internacional, que ha augurado que la economía española registrará una caída del 0,6% en 2013, a pesar de que en su anterior informe había pronosticado un crecimiento del 0,1%.

El límite del gasto estatal baja un 6,6% respecto a 2012

Este contexto adverso reduce el margen de acción del Gobierno, que tendrá un límite de gasto del Estado inferior en un 6,6% al de este año. Ese techo de gasto será de 73.255 millones de euros una vez excluidos los intereses de la deuda pública y el gasto en Seguridad Social.

Con esos dos capítulos sumados, el límite de gasto se ha fijado en 126.792 millones de euros, un 9,2% más que en 2012. Esa diferencia se debe a un "fuerte aumento en la carga de los intereses de la deuda", que superará los 9.000 millones de euros, según ha reconocido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En cuanto a los ingresos, el Gobierno prevé que alcanzarán los 124.045 millones de euros, lo que derivará en un déficit del Estado (sin incluir las comunidades autónomas) de 40.778 millones, el 3,8% del PIB. El resto -hasta el 4,5% fijado como objetivo para 2013- es el 1,5% en el que podrán incurrir las autonomías.

Con esas cuentas, la necesidad del Estado de recurrir a la financiación externa se reducirá un 4,5% respecto a 2012. Esa rebaja se moderará en los siguientes ejercicios: caerá un 2,8% en 2014 y un 1,9% en 2015.

En función de este nuevo techo de gasto, el Gobierno determinará los límites a los que deberán sujetarse los ministerios el año que viene para cumplir el objetivo de déficit público comprometido con Bruselas y que , tras la última flexibilización, debe reducirse hasta el 6,3% del PIB este año y hasta el 4,5% en 2013, para situarse en un 2,8% en 2014.

Además, por primera vez, este techo de gasto junto al cuadro macroeconómico condicionará también la elaboración de los presupuestos de las comunidades autónomas, según lo establecido en la reciente Ley de Estabilidad Presupuestaria, ha destacado Montoro.

El paro no bajará del 20% antes de 2016

En lo que se refiere al paro, el Ejecutivo ha revisado a peor el nivel de desempleo con el que se cerrará este año: 24,6% en lugar de 24,3% previsto en el cuadro macroeconómico anterior.

Ese empeoramiento se arrastra a los años posteriores, ya que se prevé que la tasa de paro terminará 2013 en un 24,3%. Un año después, logrará bajar del 24% (23,3%) y en 2015 podría quedar en un 21,8%. Según estas cifras, no se bajará del 20% antes de 2016, año para el que no se han adelantado todavía previsiones.

El consumo se retrae y el sector exterior aporta la única mejoría

Según las nuevas previsiones del Gobierno, la demanda nacional -es decir, el consumo interno- caerá un 2,8% el año que viene "debido a las medidas adoptadas por el Gobierno, que retraerán el consumo", ha reconocido el ministro de Hacienda.

La contracción del consumo también continuará en 2014, cuando se espera una caída del 0,2%.

Por contra, el sector exterior (exportaciones e importaciones) registrará una fuerte mejora en 2013, por "la ganancia de competitividad de la economía española, que se traducirá en un aumento de las exportaciones", ha explicado Montoro. Esto, unido a la caída de importaciones causada por la falta de consumo interno, aporta una mejora en el balance exterior del 2,3% el año que viene.

Ese incremento se moderará en los años siguientes, ya que la aportación del sector exterior subirá un 1,5% en 2014 y un 1,1% en 2015.

Noticias

anterior siguiente