Anterior Rajoy insiste en formar gobierno con PSOE y C's: "El alternativo es posible con la aritmética pero no con la razón" Siguiente Clinton y Trump protagonizan un debate tenso con muchas acusaciones sobre sus pasados Arriba Ir arriba

Un contrato para que las pymes contraten a jóvenes, compatible con paro y un año de prueba

Ver también: La  reforma laboral de 2012 | El  paro en España

|

La reforma laboral 2012 que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros contempla un nuevo contrato indefinido que podrán utilizar las pymes con menos de 50 trabajadores para potenciar la contratación de jóvenes.

Este contrato, que tiene un período de prueba de un año, concede una deducción de 3.000 euros a los autónomos que contraten a su primer trabajador menor de 30 años, según ha explicado en rueda de prensa la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha afirmado que el objetivo es "rescatar a los trabajadores de la situación de desempleo".

Además, el trabajador que sea contratado a través de esta medida desde el desempleo podrá seguir cobrando el 25% de la prestación  y el empleador podrá deducirse en el plazo de un año el 50% del montante que al trabajador contratado le quede por percibir. Esta compatibilización durará un año como máximo, según ha indicado la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Esta posibilidad de cobrar la prestación de desempleo a pesar de tener un contrato de trabajo es una de las principales novedades de esta reforma laboral y se inspira, en parte, en el modelo alemán, que permite compatibilizar jornadas laborales reducidas con prestaciones sociales para los trabajadores.

De hecho, el Gobierno de Zapatero se planteó esta posibilidad antes de la anterior reforma laboral, aprobada en septiembre de 2010, pero no llegó a plasmarla sobre el papel.

En cualquier caso, el nuevo contrato impone un período de prueba de un año, el doble del máximo que ahora estaba vigente para que cualquiera de las partes rompa el contrato sin ningún tipo de contraprestación.

Bonificaciones progresivas a la contratación indefinida

La reforma laboral también reorienta las bonificaciones a la contratación indefinida de jóvenes menores de 30 años y de parados de larga duración, con cifras que llegan hasta los 3.600 y los 4.500 euros, respectivamente.

La bonificación en la cuota de la Seguridad Social de hasta 3.600 euros será para emplear a jóvenes de entre 16 y 30 años durante tres años: el primer año la bonificación será de 1.000 euros, el segundo será de 1.100 euros y el tercero de 1.200 euros.

Se aplicarán 100 euros más de deducción al año si la contratada es una mujer y trabaja en un sector donde el colectivo esté poco representado.

En el caso de los parados de larga duración mayores de 45 años deberán llevar desempleados al menos 12 meses de los 18 anteriores a la contratación.

También será progresiva la bonificación: en cada uno de los tres años será de 1.300 euros, cantidad a la que se podrán sumar otros 1.500 euros si se trata de una mujer y trabaja en un sector en el que tengan poca representación.

La ministra de Empleo ha resaltado que, con el fin de terminar con la dualidad, se acaban los encadenamientos de contratos temporales que superen los 24 meses a partir del 31 de diciembre de 2012, una medida que fue aprobada de manera temporal por el anterior Ejecutivo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente