Enlaces accesibilidad

Grecia votará en referéndum la condonación del 50% de su deuda a cambio de más recortes

  • Papandréu anuncia por sorpresa una iniciativa con un desenlace muy incierto
  • Además, el Gobierno se someterá a otra moción de confianza esta semana

Por
Grecia votará en referéndum la condonación del 50% de su deuda a cambio de más recortes

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha anunciado de forma sorprendente que supeditará a un referéndum la aplicación del plan de rescate aprobado por la Eurozona, en una maniobra arriesgada por la impopularidad de las medidas de ahorro y la falta de apoyo de la oposición e incluso en las filas de su partido.

"En un asunto que determina el futuro del país, el ciudadano tiene la primera palabra", ha declarado Papandréu, al proponer que sea el pueblo el que dé luz verde al acuerdo al que la Eurozona llegó en la madrugada del pasado jueves tras fuertes debates internos y después de que la banca aceptara condonar el 50% de la deuda griega.

En un asunto que determina el futuro del país, el ciudadano tiene la primera palabra

Pese a las dificultades para llegar a ese acuerdo, saludado por el mismo Papandréu como la salvación de Grecia, el primer ministro ha asegurado este lunes que será el pueblo griego el que decida si finalmente se pone en marcha en un referéndum, cuya fecha no ha sido definida. "Si no lo acepta, entonces no se aplicará", ha afirmado tajante el primer ministro, citado por Efe.

Moción esta misma semana

El mandatario ha planteado el referéndum ante sus correligionarios del grupo parlamentario socialista, que aunque cuenta con una mayoría absoluta de 153 diputados sobre un total de 300, también ha presentado fisuras ante la dureza de los planes de ahorro que implica el plan de rescate.

"Tenemos la voluntad política y el valor para sumir difíciles decisiones", ha afirmado Papandréu, que también ha anunciado que someterá su gestión a un voto de confianza del Parlamento. Según ha confirmado el vicepresidente del Parlamento, Grigoris Niotis, este debate parlamentario empezará el miércoles y la votación tendrá lugar el viernes.

Respecto al referéndum, aunque Papandréu no ha mencionado fechas, el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, ha dicho que lo más probable es que tenga lugar a comienzos del año que viene, informa Reuters.

Será el primero que celebre el país desde que en 1974 aprobó la abolición de la monarquía tras la caída de la dictadura militar.

El acuerdo cerrado por la Eurozona perdona a Grecia unos 100.000 millones de euros de su enorme deuda (evaluada en 350.000 millones), principalmente en manos de bancos, y otorga a Atenas otro préstamo de 130.000 millones de euros. Por su parte, Grecia se compromete a seguir aplicando una rotunda política de ahorro, con privatizaciones, supresión de empleos públicos, rebajas salariales y recortes de gasto.

Medidas estas que han sido mal recibidas por los griegos y una encuesta publicada este domingo por el diario To Vima indica que el 60% considera que el acuerdo será "negativo".

Pero aparte de la consulta popular, Papandréu va a enfrentarse al examen, no ya sólo del Legislativo, sino de su propio grupo parlamentario, en una moción de confianza para la que necesita una mayoría relativa que no puede ser menor a 120 votos, informa Efe.

Si el rotundo éxito electoral del 2009 dio al Pasok 160 escaños, las divergencias internas y el rechazo de algunos diputados a las draconianas medidas de ahorro ha dejado la mayoría absoluta en 153. Por eso, Papandréu ha reclamado la confianza de los suyos.

"Los esfuerzos (para salir de la crisis) se apoyan en nuestro grupo parlamentario y por eso necesito más que nunca vuestra confianza para el esfuerzo que se necesitará para esta hoja de ruta de reformas en los próximos dos años", ha dicho.

Complejo escenario político

Mientras, la oposición, que ha rechazado hasta el momento las medidas de ahorro, también ha criticado la celebración del referéndum, que en principio no se contempla en la legislación para medidas económicas, solo para cuestiones políticas de gran importancia nacional, según Reuters.

"Es cuestionable si la constitución permite este referéndum", y en todo caso, "el país debe celebrar elecciones anticipadas", ha dicho Fotis Kouvelis, líder del minoritario Partido Democrático de la Izquierda.

Papandréu lanza un último chantaje al pueblo

El portavoz del conservador Nueva Democracia (en el poder antes de la victoria del Pasok), Yanis Mijelakis, citado por Efe, ha criticado que, "en vez de buscar una salida al problema, Papandréu lanza un último chantaje al pueblo".

Pese al riesgo de perder estas votaciones que conducirían a unas elecciones anticipadas (de forma automática en el caso de la moción de confianza), Papandréu ha insistido en la voluntad de su Ejecutivo de seguir adelante con las medidas anticrisis.

"El Gobierno cuenta con la mayoría absoluta y tenemos por delante un mandato de dos años de trabajo productivo, con un programa determinado y decimos no en estos momentos a elecciones legislativas, porque significaría huir de los problemas", ha declarado.

Un sondeo de la empresa Kapa Research publicado el pasado fin de semana señala que, en caso de elecciones, el Pasok perdería con el 14,7% de los votos frente al 22% para Nueva Democracia, aunque ninguno de los grandes partidos podría gobernar en solitario.

En los mercados, el anuncio de Papandréu se ha recibido con inquietud. Wall Street ha acentuado sus pérdidas tras el discurso del primer ministro griego (aproximadamente la mitad de su retroceso del 2,26% se ha registrado en el tramo final de la sesión). Por su parte, el euro se ha devaluado un céntimo frente al dólar (algo menos del 1%: de los 1,394 a los que se cambiaba a media tarde a 1,384).

Noticias

anterior siguiente