Enlaces accesibilidad

Sarkozy reconoce que el ingreso de Grecia en el euro "fue un error, porque entró con cifras falsas"

  • Merkel cree que el fondo de rescates podrá aliviar las tensiones en los mercados
  • El Gobierno galo reduce la previsión de crecimiento del 1,75% a 1% del PIB para 2012
  • Papandréu descarta elecciones anticipadas en Grecia: "queda mucho trabajo por delante"

Por

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha reconocido que el ingreso de Grecia en la zona euro "fue un error, porque entró con cifras que eran falsas".  Además, en una intervención televisada, el presidente galo ha afirmado que los países de la eurozona han "pagado las consecuencias (de aquella decisión) en los últimos meses".

Sarkozy ha valorado al mismo tiempo el acuerdo de los líderes europeos para ampliar el fondo de rescates a un billón de euros y la condonación de un 50% de la deuda griega con sus acreedores privados y considera que "Grecia puede salvarse por la decisión de ayer" y que confía en el país heleno.

El presidente galo ha reducido la previsión de crecimiento de la economía francesa del 1,75% al 1% para 2012. Frente a la crisis, ha dicho que el gobierno tendrá que disponer de entre 6.000 y 8.000 millones de euros en ahorros adicionales para equilibrar su presupuesto y ha avanzado que se tomarán las decisiones "dentro de diez días".

Sarkozy ha asegurado que los países de la Unión Europea se han visto ante un "problema moral: Europa es una familia (...) y si cuando un miembro tiene problemas se le deja caer, ¿qué mensaje se envía?", se ha preguntado.

"Si el euro explotaba, explotaba toda Europa", ha resumido el presidente, en una intervención televisada en hora de máxima audiencia, después de varios meses sin que se hubiera prestado a una entrevista ante los ciudadanos.

Merkel dice que "aún quedan muchos pasos"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que el acuerdo para la ampliación del fondo de rescates europeo, constituye "el siguiente paso" en la batalla de la eurozona por salir de la crisis, pero "aún quedan muchos pasos" que dar y los países miembros "deben seguir trabajando" en ello, ha asegurado. La potenciación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) aprobado sin detalles en la cumbre de la eurozona de este miércoles, permitirá a este mecanismo funcionar "mucho mejor".

En la comparecencia que ha seguido a su entrevista con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, la jefa del Gobierno germano ha agregado que los resultados alcanzados en Bruselas son un éxito común de los 17 estados miembros porque "todos han realizado su contribución".

La canciller a considerado en este sentido que el FEEF podrá actuar y calmar las tensiones especulativas en el mercado secundario de la deuda, dando a entender que así el Banco Central Europeo (BCE) quedará liberado de seguir llevando a cabo intervenciones no convencionales de compra de bonos soberanos.

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha asegurado que el acuerdo sobre el fondo europeo de rescates "hace confiar" en la salida de Grecia de la crisis.

Sarkozy: Sin el acuerdo de ayer "todo el mundo hubiera ido a la catástrofe"

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha declrado que sin el acuerdo alcanzado la pasada madrugada en Bruselas entre los países de la eurozona "no solo Europa, sino todo el mundo hubiera ido hacia la catástrofe".

El jefe del Estado declaró esta noche en una entrevista en televisión que las decisiones alcanzadas en Bruselas en relación con la deuda de Grecia, cuyo endeudamiento ha clificado de "colosal", fueron "importantes para evitar la catástrofe".

"No podíamos declarar a Grecia en bancarrota", ha asegurado el presidente, quien ha inisistido en que si a ese país se le hubiera dejado caer "habría habido un proceso en cascada que se habría llevado a todos por delante".

"Hubiera sido toda la zona euro la que hubiera podido caer en cascada. Había que poner a los griegos en situación de hacer esfuerzos, pero que fueran capaces de devolver sus deudas", ha asegurado el jefe del Estado galo.

"Los bancos tenían una responsabilidad (...) y les pedimos renunciar a un 50% de sus créditos" ha explicado Sarkozy sobre los acuerdos de quita de la deuda griega alcanzados durante la noche pasada en la capital comunitaria.

Papandréu descarta elecciones anticipadas

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, ha descartado este jueves en Atenas elecciones legislativas anticipadas porque considera que hay mucho trabajo por delante para cumplir con los requisitos, tras lograr una quita de la deuda soberana del 50%, acompañada de un nuevo paquete de rescate.

"Tengo conocimiento de que se ha abordado el asunto en muchas ocasiones, pero ahora tenemos por delante mucho trabajo y tenemos que librar otras batallas, que no incluyen las elecciones", dijo Papandréu en una reunión extraordinaria del consejo ministerial a su regreso de la cumbre europea en Bruselas, según su despacho.

Los ministros reconocieron que "nos espera mucho trabajo en los próximos tres meses y manifestaron su satisfacción por el acuerdo alcanzado debido a que "es positivo y crea un clima de confianza".

Agenda de trabajo

El primer ministro griego ha presentado a sus ministros una agenda de trabajo hasta el próximo mes de marzo con los pasos esenciales para aplicar la decisión de Bruselas y el programa de ahorro de más de 70.000 millones de euros hasta 2015.

La oposición no ha aprobado los puntos de Papandréu, incluido el partido mayoritario conservador de la oposición "Nueva Democracia", cuyo líder Antonis Samarás, ha declarado en Atenas que "si no se impulsa el crecimiento, entonces no habremos conseguido una solución" y ha reiterado que su partido continuará negándose a apoyar "el error".

El resto de los partidos ha criticado al Gobierno por aceptar la presencia permanente de inspectores de la Comisión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para vigilar el cumplimento de los programas de austeridad impuestos a Grecia.

Pero Papandréu dijo en el Consejo de Ministros que "los expertos internacionales no son inspectores, sino que nosotros les pedimos que vinieran".
La diputada disidente Dora Bakoyani, con cuatro escaños en el Parlamento, declaró que "la única solución es un Gobierno de concertación nacional".

A su vez, el líder de la Coalición de Izquierdas, Alexis Tsipras, indicó que la quita "trae una permanente y larga supervisión extranjera". Para la secretaria general del Partido Comunista, Aleka Paparfiga, el acuerdo es "un engaño al pueblo", y el líder de ultraderecha, Yorgos Karatsaferis, consideró que "el Gobierno ahora se ha vuelto peligroso al aceptar una quita (de la deuda soberana) del 50%".

Solución a distintos problemas

Merkel ha asegurado asimismo que las medidas acordadas son un "buen paquete común", porque apuntan a los distintos problemas que asedian a la eurozona, como la situación de Grecia y otros países endeudados, la recapitalización del sector bancario y la configuración del fondo europeo de rescate.

Fuentes gubernamentales alemanas aseguraron hoy que la fórmula concreta del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) estará lista para final de noviembre y que multiplicará por cuatro o cinco su capacidad de acción.

Además, señalaron que representantes de los estados miembros de la eurozona trabajarán en las próximas semanas en el diseño detallado del mecanismo, para el que en la actualidad se barajan dos grandes modelos en los que participarán inversores públicos y privados.

Valoración de los políticos alemanes

Por su parte, el Gobierno alemán y los partidos de la coalición que preside la canciller, Angela Merkel, han valorado los resultados de la cumbre de líderes de la eurozona.

"Es un avance sustancial en la superación de la crisis y un éxito para la canciller", ha dicho Volker Kauder, jefe del grupo parlamentario del partido de Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU), en declaraciones a la edición digital de la revista Focus.

El ministro de Economía y jefe del Partido Liberal (FDP), socio minoritario de la coalición de gobierno, Philipp Rösler, ha celebrado el acuerdo y ha dicho que hay que valorar positivamente el recorte de la deuda griega.

No obstante, y en línea con lo apuntado por Merkel, Kauder y Rösler han advertido de que queda mucho trabajo por delante y el jefe liberal ha apelado a avanzar hacia la reforma de los tratados europeos para lograr una mayor estabilidad permanente.

Por su parte, la oposición reconoció que de Bruselas ha salido una buena señal para el rescate de Grecia, tal y como constató hoy la bolsa de Fráncfort, cuyo selectivo DAX 30 repuntó en la sesión un 5,35%, recuperando sus niveles de principios de agosto.

Noticias

anterior siguiente