Enlaces accesibilidad

Merkel logra el respaldo de su mayoría en la aprobación abrumadora del nuevo plan de rescate

  • Ha tenido 523 votos a favor, 85 en contra y tres abstenciones
  • Su ratificación estaba asegurada por el apoyo de los partidos opositores
  • Su partido asegura que ha tenido los votos necesarios de su coalición
  • Se calcula que unos 12 diputados de centro-derecho votaron en contra

Por
Alemania aprueba por abrumadora mayoría el plan de rescate

Ángela Merkel ha pasado el mayor test a su liderazgo de sus seis años al frente del Gobierno alemán al conseguir que la mayoría de su coalición de Gobierno respalde la reforma del Fondo Europeo de Estabilización Finanaciera (FEEF), acordado el pasado 21 de julio por el Eurogrupo, que ha sido aprobado por una abrumadora mayoría.

La coalición formada por el Partido Cristianodemócrata (CDU), sus socios socialcristianos bávaros (CSU) y losliberales (FDP) habrían sumado 315 votos a favor frente a los 310 que se requerían para obtener la mayoría absoluta de los 620 diputados del Bundestag, según la lista de votos del Bundestag.

En total, la nueva versión del FEEF ha recibido 523 votos a favor, 85 en contra y tres abstenciones. Han sido 611 los votos emitidos, por lo cual hay nueve diputados que no han votado.

Los votos en contra han llegado de los disidentes de los tres partidos de la coalición, que han sumado nueve votos en contra y tres abstenciones, lejos del límite de 19 votos con el que los partidos que apoyan al Gobierno se habrían quedado en minoría.

El grueso de la oposición al plan ha procedido del grupo de la La Izquierda, que cuenta con 76 escaños en el Bundestag. Mientras, socialdemócratas y verdes han respaldado la medida, potenciando lo abrumador del resultado.

Defensa encendida

Los ministros de Finanzas y Economía, el cristianodemócrata Wolfgang Schäuble y el liberal Philipp Rösler, respectivamente, han intervenido personalmente ante el pleno para tratar de reducir el número de reticentes en las propias filas, pero Merkel renunció a hacerlo pese a que era su liderazgo el que estaba en juego.

Con el mundo entero pendiente de la votación del Bundestag, tal y como ha reconocido la canciller, los jefes de filas del Partido Cristianodemócratada (CDU) han estado tratando de convencer a los disidentes para evitar que el Gobierno esté en la "humillante" posición de depender de los socialdemócratas y los verdes.

"Si Merkel tuviera que encomendarse a la otra parte del hemiciclo, significaría entonces que ha perdido el control del partido y de la coalición de Gobierno", opina en declaraciones a la agencia Reuters, el director del influyente semanario alemán Die Zeit.

Pero más allá de la política interna alemana, esta votación supone un impulso enorme a la reforma del plan de rescate, ya que Alemania aportará 211.000 millones de los 440.000 millones con los que está dotado el fondo.

Con la votación favorable por parte del Bundestag alemán son ya once los países de los 17 que forman el Eurogrupo en ratificar el acuerdo, después de España, Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Eslovenia y Finlandia.

Los detractores del fondo de rescate hacen campaña

Con todo, el plan aprobado este jueves puede ser ampliado de nuevo próximamente ante las dudas de los mercados, tal y como piden Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional, algo que añade inseguridad a la coalición de Gobierno.

Algunos de los disidentes, entre ellos el vicepresidente del grupo parlamentario de la CDU/CSU Wolfgan Bosbach, han explicado públicamente sus razones para rechazar el FEEF del fondo de ayuda para países comunitarios en crisis

"La introducción del euro tenía como meta una unión monetaria que llevase a una unión de la estabilidad. Ahora vamos a grandes pasos hacia una unión de la deuda. Eso es algo que no puedo apoyar", ha señalado Bosbach en unas declaraciones al diario Bild.

Y más contundente aún ha sido el experto en Finanzas del FDP Frank Schäffler que ha defendido con vehemencia el voto en contra, asegurando que Grecia no tiene "absolutamente ninguna oportunidad" de escapar de la crisis si sigue dentro del euro y que, por lo tanto, su única opción es abandonar la moneda común.

En opinión del ya conocido como 'Robin Hood' de los contribuyentes alemanes, el FEEF es una especie de acelerador de la crisis porque con él se reducen los incentivos para que los países endeudados reduzcan sus déficits, por ello considera que ni siquiera una insolvencia controlada ayudaría a largo plazo al país heleno.

"En tres o cuatro años estaríamos en la misma situación", ha argumentado en un encuentro mantenido en Berlín con la prensa extranjera acreditada en Alemania.

¿Qué es el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera?

Creado en 2010 y ampliado el pasado 24 de junio, este fondo temporal de rescate está dotado de 780.000 millones de euros en avales y garantías, aunque su capacidad efectiva de préstamo para socorrer a países en dificultades asciende a 440.000 millones.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 17 países del Eurogrupo acordaron el 21 de julio aumentar los avales y garantías del FEEF y concederle una mayor maniobra de acción para garantizar la estabilidad financiera de la eurozona y generar confianza en los mercados, dotándole de tres poderes que anteriormente no tenía.

El acuerdo permitirá al FEEF prestar dinero a los países con problemas financieros para evitar que se deteriore aún más su situación; financiar la recapitalización de bancos afectados por las amortizaciones de deuda; y comprar en los mercados secundarios bonos soberanos de los países en graves dificultades.

Noticias

anterior siguiente