Enlaces accesibilidad

Grecia y la UE buscan soluciones para eludir la quiebra de Atenas, que sigue recortando

  • Atenas despedirá al 10% de los trabajadores de 150 empresas públicas
  • Todos los cargos renunciarán al sueldo de un mes para reducir la deuda
  • Merkel, Sarkozy y Papandréu se reúnen este miércoles por videoconferencia

Por
Grecia y la UE buscan soluciones para eludir la quiebra de Atenas

Europa y Atenas buscan una solución para evitar que Grecia se declare en quiebra. El Gobierno griego sigue esforzándose en tomar medidas de última hora para tapar agujeros financieros y, de paso, convencer a sus socios europeos y al Fondo Monetario Internacional (FMI) de que hace lo posible para reducir el déficit y de que el país aún puede salvarse de la bancarrota. Mientras, los líderes de la Unión Europea en general, y Angela Merkel en particular, sacan la cara por Atenas, y subrayan una y otra vez que Grecia no caerá. En busca de nuevas soluciones la canciller alemana, el presidente francés y el primer ministro griego se reunirán este miércoles mediante una videoconferencia prevista para las 18.00 hora peninsular.

Atenas recorta empleos

En esa política de mostrar que hace los deberes para recortar gastos, el Ministerio de Finanzas de Grecia ha ordenado este martes a 151 empresas con participación estatal reducir sus plantillas en un 10%. Entre ellas, la del ferrocarril, la radiotelevisión estatal, la agencia de noticias ANA y la empresa del gas.

Atenas anuncia el despido de unos 20.000 trabajadores de empresas con capital público

La medida contempla dejar a los trabajadores públicos en la reserva durante un año, durante el que cobrarían el 60% de su sueldo. Si tras ese periodo no pueden volver a ser contratados, quedarían despedidos. Varios medios locales calculan en 20.000 las personas que podrían verse afectadas por esa reducción de personal.

A esta medida se unen otras. Yorgos Papandréu, primer ministro del país, comunicaba este lunes a su grupo parlamentario que el presidente del país, los parlamentarios en Atenas y Bruselas, los ministros y los alcaldes deberán contribuir con un sueldo íntegro mensual a reducir el déficit.

El Gobierno también tiene que definir esta semana el impuesto inmobiliario que anunció el pasado domingo, que grava con 4 euros el metro cuadrado la propiedad de viviendas. Esta tasa, con la que se pretenden recaudar 2.000 millones de euros este año, ha sido rechazada por los sindicatos y los trabajadores de la compañía eléctrica, encargada de cobrar el impuesto, han anunciado que boicotearán su aplicación.

Los socios de la Unión Europea

Mientras, los miembros de la UE en general, y los de la Eurozona en particular, apoyan a Atenas. El presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, cuyo país preside este semestre la Unión Europea, ha defendido ante el pleno del Parlamento Europeo la conservación de la divisa común a pesar de que el euro no es la moneda polaca y ha lanzado un mensaje a Atenas. "Le diría a Grecia que los esfuerzos y los recortes son dolorosos, pero que nosotros (Polonia) salimos adelante", ha afirmado para luego apelar a la "solidaridad" europea como válvula de escape de la crisis.

Este martes, la Cámara de Diputados belga ha aprobado la reforma del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) y el incremento de las garantías de Bélgica de 15.300 a 34.500 millones de euros a esa instancia para el segundo rescate del país heleno. Sigue así los pasos de Francia, que ya lo hizo hace unos días.

Tras las declaraciones de apoyo por parte de los líderes comunitarios del lunes, este martes ha sido la canciller alemana la que, en una entrevista y en una rueda de prensa, ha reiterado que Grecia no caerá. "El primer mandamiento debe ser evitar una insolvencia incontrolada, ya que ello no solo afectaría a Grecia, sino que existe el gran peligro de que afecte a todos, por lo menos a unos cuantos países", ha advertidO.

Merkel rechaza la quiebra de Grecia porque sería fatal para toda la zona euro

Angela Merkel, que ha afirmado sentirse "muy optimista" y estar segura de que los países de la zona euro "encontrarán el camino" para que Atenas reciba el segundo paquete de rescate acordado en julio por el Eurogrupo, se reunirá este miércoles mediante una videoconferencia con el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y con el primer ministro de Grecia, Yorgos Papandréu.

Aunque la agenda de la charla no ha sido revelada, fuentes del Gobierno han indicado que Papandréu insistirá en la voluntad de Grecia de cumplir con sus compromisos para seguir recibiendo ayuda externa y que dará garantías del pago de la deuda.

Noticias

anterior siguiente