Enlaces accesibilidad

El Banco de España interviene la CAM, a petición de la propia caja

  • El FROB otorgará una lína de crédito de 3.000 millones
  • El objetivo es reflotarla para luego venderla
  • La CAM fue una de las 5 entidades que suspendió el test de estrés

Por
El Banco de España ha intervenido la Caja de Ahorros del Mediterráneo

El Banco de España ha intervenido la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), la entidad con peor nivel de solvencia, a petición del Consejo de Administración de la propia caja.

Según informa el Banco de España, la CAM ha solicitado la intervención del Banco de España y el cambio de sus administradores por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) que, a partir del 23 de julio, administrará el Grupo con el objetivo de estabilizar el mismo, capitalizarlo y proceder a sus reestructuración.

"Todas las medidas adoptadas garantizan que la CAM pueda seguir operando con normalidad y cumpla con todas sus obligaciones frente a terceros", por lo que "los depositantes y los acreedores pueden estar absolutamente tranquilos", ha afirmado el supervisor bancario.

El consejo de administración de la entidad ha reconocido este viernes la imposibilidad de encontrar de inmediato una solución viable para recapitalizarse, después de que el Banco de España le hubiera dado ayer un plazo de diez días para presentarle un plan.

La Comisión Rectora del FROB ha acordado inyectar 2.800 millones de euros mediante la sucripción de acciones y otorgar una línea de crédito por 3.000 millones de euros de disponibilidad inmediata al Grupo CAM para asegurar la liquidez de su banco.

Suspenso en los test de estrés

El Banco de España había cifrado en 15.125 millones de euros las necesidades de liquidez de las cajas de ahorros españolas para adaptarse a los nuevos requisitos de solvencia fijados por el Gobierno, aunque esta cantidad se puede ver modificada hasta el próximo 30 de septiembre, según avancen los planes de recapitalización.

La CAM fue una de las cinco entidades españolas que suspendió los test de estrés elaborado por la Autoridad Bancaria Europea. El Banco de España ha esperado hasta el cierre de la Bolsa para dar a conocer esta noticia. En concreto, la CAM fue la entidad española con la nota de solvencia más baja en las pruebas de resistencia a la banca europea, con un 3%, que equivale a un capital principal de 1.468 millones de euros, muy por debajo del 5% exigido para que aprobara el test de estrés y del 8% que el Gobierno español pedía a todo el sistema financiero español.

La solvencia de la CAM se verá reforzada

La Caja Mediterráneo (CAM) ha señalado este viernes que con la intervención del Banco de España y la inyección de 2.800 millones de euros, su solvencia se verá reforzada hasta el 10%.

La caja informó en mayo de que su coeficiente de solvencia al cierre de marzo se situaba en un 8,54%. En una nota, la caja alicantina señaló que su Consejo de Administración acordó solicitar al Banco de España la anticipación de 2.800 millones de euros de capital, con el objetivo de "ofrecer mayor estabilidad y normalidad a su ejercicio financiero".

Asimismo, ha añadido, "es una muestra firme y sin fisuras de su responsabilidad y compromiso con el proyecto de presente y de futuro de Caja Mediterráneo".

En este sentido, ha afirmado, el Consejo de la caja ha puesto a disposición del Fondo de Reestructuracióne Ordenada Bancaria (FROB) sus órganos de administración y la Junta General de Accionistas del Banco CAM.

A partir de ahora, Banco CAM "continuará trabajando con normalidad y con la garantía adicional aportada por el FROB", concluyó.

Administradores para la gestión de la CAM

El FROB ha confiado la gestión de la Caja Mediterráneo (CAM) a dos de los administradores de la intervenida Cajasur, que son José Antonio Iturriaga y Tomás González Peña, a los que se suma el auditor Benicio Herranz Hermosa.

José Antonio Iturriaga fue inspector del Banco de España entre 1984 y 1989, cuando saltó al sector privado y fue nombrado director de Auditoría Interna del Banco Zaragozano.

Presidente del Instituto de Auditores Internos entre 1999 y 2004, Iturriaga dirige en la actualidad su propia consultora, con servicios de asesoramiento en control interno y prevención del blanqueo de capitales.

Tomás González Peña es otro experto en el sector bancario, pues llegó a ser director de banca corporativa para España y Portugal del Santander Central Hispano.

Por su parte, Benicio Herranz ha desempeñado buena parte de su carrera como auditor en Ernst & Young, donde fue socio durante 16 años y ocupó la Dirección General de Auditoría los últimos 4 años. Cuenta con gran experiencia en las cajas de ahorros, ya que ocupó puestos de responsabilidad en la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Tres cajas intervenidas desde 2009

Con esta decisión, el Banco de España ha intervenido ya tres cajas de ahorros desde que estalló la crisis financiera, la primera fue la Caja Castilla La Mancha (CCM) en marzo de 2009 y la segunda Cajasur en mayo de 2010.

La situación de la CAM se complicó el pasado 30 de marzo después de que Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura decidieran no seguir con su alianza con la entidad alicantina por su elevada morosidad, tras la reclasificación de créditos por valor de 5.000 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente