Enlaces accesibilidad

La factura de la luz de enero tiene truco

  • El recibo de la luz es mensual pero la lectura es bimensual
  • Las eléctricas estiman el consumo con los datos del año pasado

Por
Traditional Incandescent light bulbs are seen at an apartment in Munich
Tres bombillas incandescentes. REUTERS REUTERS

A finales de este mes muchos consumidores pueden llevarse un buen susto al mirar el recibo de la luz. A la última subida de las tarifas eléctricas se suma la incertidumbre que provoca que la facturación es mensual pero la lectura del contador es bimensual con lo que se estima el consumo y luego se ajusta en un procedimiento no muy claro.

La norma establece que cada vez que hay una factura estimada, en la siguiente factura con consumo real se debe devolver todo lo pagado con estimaciones y volver a facturar desde cero los consumos como si esa cantidad no se hubiera llegado a cobrar nunca. Lo que pasa, según explica a RTVE.es Enrique García de la OCU es que "esta devolución no se ve porque la estimación es solo sobre una parte, el consumo, mientras que el término fijo hay que pagarlo cada mes".

Se estima una parte pero el término fijo hay que pagarlo cada mes

Por otro lado, cada vez que hay cambio de tarifa, la factura real o estimada debe repartir el consumo proporcionalmente entre los días transcurridos en cada periodo y en cada uno de ellos aplicar el importe correcto.

La OCU señala que algunas compañías en vez de mostrar el consumo asignado a cada periodo (antes del cambio y después del cambio), lo que hacen es calcular un precio ponderado por los días transcurridos en cada periodo y se lo aplican a la totalidad de la factura. Así, parece que devuelven los consumos estimados al precio antiguo y cobran todo a precio nuevo, cuando en realidad cobran todo a un precio ponderado.

Brecha entre la estimación y la lectura

Facua detalla a RTVE.es que la diferencia entre la estimación y la lectura real puede ser muy grande, en el caso de que la meteorología cambie mucho de un año a otro y a un invierno muy suave siga uno muy frío o viceversa, porque las eléctricas utilizan para el cálculo el consumo del año anterior.

Este desfase también se puede producir si una casa ha estado vacía durante un período largo o, en el caso de un piso de alquiler si ha cambiado el inquilino, de una persona sóla a una familia numerosa, por ejemplo.

Facua vigila que la refacturación se haga legalmente

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, añade que, en algunos casos, "las eléctricas hacen una lectura estimada durante muchos meses, sin hacer una factura real y al cabo de nueve meses algunos consumidores se han encontrado facturas que superan los 1.000 euros".

En el cambio de tarifa de enero de 2009, muchos clientes encontraron errores en las facturas correspondientes a noviembre y diciembre. Facua presentó numerosas denuncias y las comunidades autónomas obligaron a las eléctricas a refacturar y devolver el dinero, "esto en teoría, ahora no ocurre", según Sánchez, pero están "pendientes y vigilantes para que se haga legalmente".

Las organizaciones de consumidores denuncian que la obligación de facturar a los clientes con TUR de electricidad con factura mensual estimada solo ha traído un incremento de reclamaciones provocadas tanto por errores en esas estimaciones como por la dificultad de comprobar si el cobro es correcto.

Avalancha de reclamaciones

En 2008, la OCU recibió 6.443 reclamaciones relacionadas con la electricidad, en 2009 ascendieron a 18.157 y hasta noviembre de 2010 han registrado 14.135. La mayoría de las reclamaciones están relacionadas con la facturación y con las lecturas estimadas.

Las compañías eléctricas también han visto aumentar las reclamaciones, en el caso de Endesa, ascendieron a 740.302 en 2010, aunque "se notó el impacto en el primer trimestre de 2009 cuando de 100.000 reclamaciones mensuales, 60.000 se referían a problemas con la facturación" apunta la portavoz Pilar Gisbert. En la actualidad, han bajado un poco y de 60.000 reclamaciones, la mitad se refieren al recibo de la luz.

Endesa recibió 740.302 reclamaciones en 2010

Desde Gas Natural Fenosa, Joan Eduard Cabré, destaca que "al principio las reclamaciones se incrementaron pero la percepción es que con el paso de los meses la situación se ha ido normalizando, coincidiendo con una mejor información del nuevo sistema".

Iberdrola también señala que en el año 2009, cuando cambió la ley y el Ministerio de Industria estableció la facturación mensual, en lugar de la bimensual, comenzaron a emitirse facturas reales y estimadas, "se provocó cierto desconcierto y se recibieron varias consultas. A día de hoy, con la situación normalizada, no hay incidencias relevantes sobre este asunto", según Marta Seco.

Optimizar el consumo

Para ayudar a optimizar el gasto, existen contadores inteligentes de electricidad que se enchufan a la red informática del hogar para almacenar y analizar los datos sobre consumo.

De esta forma, mediante una aplicación en el ordenador o en el teléfono móvil inteligente se puede ver en tiempo real el consumo y las recomendaciones que hace el aparato en función de las tarifas y otras circunstancias, como la mejor hora para recargar un coche eléctrico.

De todos modos, más vale prevenir que curar y la Asociación General de Consumidores (Asgeco) recomienda revisar los contadores tradicionales antes del 31 de enero y anotar el consumo "para evitar un posiible sobrecobro".

Por cierto, tampoco hay que relajarse con la factura del gas. Un ejemplo: Gas Natural Fenosa ha facturado en el piso de alquiler de una jubilada madrileña, más del doble de metros cúbicos de gas que los consumidos, 420 por 183 reales, 237 de más, lo que dispara el recibo de diciembre y enero a 282 euros.

El servicio de atención al cliente reconoce el error y promete rectificar. Así que muy atentos a la factura de la luz y también a la del gas porque seguramente hay más casos como este.

Noticias

anterior siguiente