Enlaces accesibilidad

El Tribunal Supremo inhabilitará al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz

  • Le imputa delitos de acusación falsa y estafa procesal cuando presidía Banesto
  • Sáenz podría permanecer en su cargo si el Constitucional admite un recurso
  • El presidente de la entidad, Emilio Botín, asegura que no conoce la sentencia

Por

La Sala Penal del Tribunal Supremo ha acordado condenar al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, a ocho meses de prisión, multa e inhabilitación para ejercer cualquier ocupación en banca por los delitos de presentación de acusación falsa y estafa procesal cuando era presidente de Banesto.

Según la información que adelanta este lunes El Mundo, cuando Saénz presidía Banesto y "con su conocimiento y beneplácito" se presentó una querella por estafa y alzamiento de bienes contra cuatro empresarios "a sabiendas de que eran inocentes".

RTVE.es ha podido confirmar que, a pesar de la información filtrada por este periódico, la sentencia todavía no se ha hecho pública.

A resultas de esta falsa querella, que se utilizó, según el diario, "como medida de presión para intentar cobrar una deuda de 3,8 millones de euros" contraída con Banesto por una empresa en la que participaban los querellados, éstos fueron detenidos y tres de ellos encarcelados durante varios días.

Según fuentes jurídicas, la Sala de lo Penal del Supremo acordó hace tres semanas endurecer la pena que impuso la Audiencia Provincial de Barcelona en diciembre de 2009 a Alfredo Sáenz, que fue condenado a 6 meses de prisión por el delito de acusación y denuncia falsa pero fue absuelto del de intento de estafa procesal.

Sáenz podría permanecer en su cargo

El presidente del banco Santander, Emilio Botín, ha rechazado pronunciarse sobre la sentencia, asegurando que "no tengo nada que decir sobre una sentencia que no conozco". Desde la entidad financiera han señalado no tener conocimiento de ninguna sentencia del Tribunal Supremo sobre la posible inhabilitación del consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz.

Fuentes del banco han explicado que "no vamos a hacer declaraciones al respecto porque no tenemos ninguna resolución" sobre la mesa.

Sin embargo, fuentes cercanas al caso, han declarado que la entidad financiera estudia recurrir ante el Tribunal Constitucional la inhabilitación de Alfredo Sáenz. Si el Tribunal Constitucional admite a trámite el posible recurso, la inhabilitación del consejero delegado del Banco Santander quedaría suspendida.

Los abogados del alto directivo tendrán un período de 20 días para solicitar la suspensión cautelar de la sentencia del Supremo, que todavía no ha sido notificada porque no está redactada.

La causa

Los hechos ocurrieron en 1994, poco después de que Sáenz fuera nombrado presidente de Banesto, entidad que fue intervenida por el Banco de España en 1993 y adquirida después por el Santander.

Al parecer, este fallo se votó el pasado diciembre y se conocerá en unos días, supondría la inmediata salida del "número dos" del Santander de su puesto, así como de todos sus cometidos relacionados con la banca, en tanto que la pena de cárcel no se le aplicaría al ser inferior a dos años y no tener Sáenz antecedentes.

Desde el Banco Santander no han querido hacer comentarios sobre esta cuestión y han añadido que no lo harán hasta que no se conozca la sentencia.

Noticias

anterior siguiente