Enlaces accesibilidad

Más de 688.000 parados han cobrado los 426 euros durante la duración de la ayuda

  • Hace cinco meses Corbacho dijo que sería "la última ayuda en tocar"
  • Los requisitos para cobrarla se endurecieron en la segunda prórroga

Por

"Esperemos que la ayuda de los 426 euros sea la última que haya que tocar". Hace cinco meses, se así expresaba el entonces ministro de Trabajo Celestino Corbacho. Este miércoles, Rodríguez Zapatero ha anunciado que ha llegado ese día.

Esta renta de protección social, ligada a la formación y al empleo, entró en vigor en agosto de 2009 para desempleados que hubieran agotado los subsidios y ha sido una de las banderas sociales del Ejecutivo socialista, que ha presumido de alcanzar la mayor tasa de cobertura de los parados de la democracia, al conceder alguna prestación a cerca del 80%. Sin embargo, tan sólo ha durado un año y medio, en otra renuncia social de Zapatero.

El nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se mostró partidario al llegar al cargo de prolongar la ayuda por la situación de crisis pero ya entonces se vió desautorizado por la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

La ayuda, que comenzó con una cuantía de 420 euros y que cuya aplicación ha sido renovada hasta en dos ocasiones, la habían recibido hasta finales de septiembre 688.894 personas, según datos facilitados a RTVE.es por el Ministerio de Trabajo.

A esta cifra, hay que restar los 200.000 desempleados que han encontrado empleo, tras recibir la ayuda de 426 euros, lo que supondría menos de medio millón de beneficiarios en la actualidad. De todos modos, desde la secretaría de Empleo, afirman que no se puede estimar un dato porque hay personas que "entran y salen" del programa.

Requisitos para optar a la ayuda

Inicialmente, entre los requisitos para recibir la ayuda figuraba tener menos de 65 años, haber agotado la prestación por desempleo, estar inscrito como demandante de empleo y comprometerse a participar en un itinerario activo de inserción laboral o carecer de ingresos propios superiores a 474,98 euros mensuales en 2010.

La solicitud del subsidio debía presentarse, además, dentro de los 60 días hábiles siguientes al agotamiento de la prestación o el subsidio por desempleo.

En la segunda prorroga se produjo un endurecimiento de los requisitos. De esta forma, los parados de entre 30 y 45 años sólo podrían cobrarla si, además de los requisitos generales, contaban cargas familiares. La ayuda, por tanto, sólo se generalizaba para los menores de 30 y los mayores de 45.

Noticias

anterior siguiente