Enlaces accesibilidad

El alza del trigo sacude los mercados

  • La FAO se reunirá para tratar de estabilizar los mercados de cereales
  • El encarecimiento del pienso perjudica a los ganaderos españoles

Por
El precio del trigo sube más de un 50% en las últimas semanas

Agosto ha visto subidas notables del precio de los cereales. En particular, el precio del trigo ha crecido un 50% desde mediados de junio, lo que ha hecho saltar las alarmas en todo el mundo por el temor a una nueva crisis alimentaria como la vivida en 2007.

De momento, la Organización de la ONU para la Agricultura, la FAO, ha convocado una reunión "especial" el 24 de septiembre en Roma por "la inestabilidad actual" en los precios de los productos alimentarios, que el mes pasado subieron un 5% y alcanzaron su nivel más alto desde septiembre de 2008.

La FAO, sin embargo, subraya que las reservas de cereales "son suficientes" y que la producción mundial llegará este año a 2.238 millones de toneladas.

La Comisión Europea también ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad. Un informe interno de la dirección de Agricultura apunta que las previsiones internacionales muestran que no hay escasez de existencias, ni es oportuno revender el cereal almacenado bajo el mecanismo de intervención en la UE. Una medida que había solicitado España.

Tierra quemada en Rusia

La escalada de los precios de los cereales se debe a la ola de calor sin precedentes que este verano causó en Rusia numerosos incendios forestales y una grave sequía, que arrasó más de diez millones de hectáreas de tierras de labranza, acabando con la cuarta parte de sus cultivos.

Las malas cosechas tambien han afectado a otros exportadores del Mar Negro como Kazajistán y Ucrania que junto con Rusia exportaron 100 millones de toneladas de trigo en la pasada cosecha y provocaron que los precios de los futuros de trigo en Estados Unidos repuntaran un 80%, el mayor aumento en cuarenta años. En Europa, los precios del trigo subieron un 12% hasta llegar a los 236 euros por tonelada.

El presidente ruso anunció el pasado 5 de agosto la suspensión de las exportaciones de trigo, centeno, cebada, maíz, harina de trigo y de centeno hasta finales de año. Un periodo que se ha visto ampliado hasta septiembre de 2011 y que deja que otros países exportadores ganen cuota de mercado.

Así, Francia ha aprovechado para vender a Egipto 720 toneladas de trigo y otras 200 toneladas a Argelia, mientras que Jordania ha adquirido 200 toneladas de este cereal provenientes de Alemania, según datos del Consejo Internacional de Cereales.

Muertes en Mozambique

En Mozambique, el alza del precio del pan en un 30% causó la muerte de 13 personas en unos disturbios que duraron tres días, derivaron en saqueos a los almacenes de alimentos y provocaron daños materiales que se elevan a 3,3 millones de dólares. La FAO está intentando sustituir la harina de trigo por la de mandioca para reducir la dependencia alimentaria de uno de los países más pobres del mundo.

La prohibición decretada por las autoridades rusas ha dado pie a la subida de los precios del trigo y también de la cebada. El mercado internacional del maíz ha seguido la tendencia y se ha mostrado alcista a lo largo del mes de agosto con una revalorización de un 25%, pese a la perspectiva de una cosecha récord.

Las inundaciones en Pakistán dañaron un 14% de la superficie total de cultivo y provocaron una subida de los precios del arroz en Asia. Este cereal se revalorizó además por una gran compra por parte de China, aunque las perspectivas para la próxima cosecha en la India siguen siendo buenas.

Más costes de producción

Los agricultores españoles no se han beneficiado de la subida del precio de los cereales. Alejandro García-Gasco, responsable de producciones agrícolas de COAG (Coordinadora de Organizaciones Agrarias), explica a RTVE.es que "a muchos agricultores les ha pillado con el cereal vendido a un precio más bajo".

España es un país importador de cereales y los productores nacionales "no tienen capacidad de almacenar grandes cantidades por lo que la mayor parte de la gente ha ido vendiendo, según iba cosechando", apunta García-Gasco. A su juicio, se ha dado la voz de alarma y "se han disparado los costes".

Los ganaderos han visto aumentados sus costes de producción con la subida de los precios de los piensos y para el portavoz de COAG eso "complica la situación del sector lácteo y cárnico, sobre todo del ovino y el vacuno".

García-Gasco ha criticado el cambio de política de la Unión Europea que dejó a los agricultores "en manos del mercado" y ha criticado que en España "está manipulado". Añade que le parece "bastante grave" que la alimentación de un país entero dependa de "cuatro grandes empresas", aunque no ha querido dar nombres.

Noticias

anterior siguiente