Anterior Hallan un objeto metálico en La Reunión que podría pertenecer al avión malasio desaparecido Siguiente Evacúan a los pasajeros del AVE Marsella- Madrid por un incendio en la locomotora de cola Arriba
Vilalta y Pascual agradecidos de estar en casa

Vilalta y Pascual: "Nos han tratado correctamente, dentro de las carencias de la vida en el desierto"

  • "Nos sentimos orgullosos de nuestro Gobierno", asegura Vilalta

  • "Ha sido muy duro no tener a la mujer, los hijos, los padres", ha contado

  • Han agradecido el apoyo de la sociedad catalana en los 268 días de cautiverio

  • Una treintena de familiares y amigos les esperaba en el aeropuerto de El Prat

  • Alicia Gámez ha acudido a recibir a sus compañeros de secuestro

|

Un vuelo de cuatro horas desde Uagadugú, la capital de Burkina Faso, ha sido el último trayecto hacia la libertad para Roque Pascual y Albert Vilalta, los dos cooperantes españoles liberados tras 268 días de cautiverio en manos de Al Qaeda, que pasada la medianoche han aterrizado en el aeropuerto barcelonés de El Prat, donde han confirmado que han sido tratados "correctamente", dentro de las "carencias de la vida en el desierto".

Roque Pascual: "Nos han tratado correctamente"

En su primera aparición ante la prensa y tras pasar una hora en privado con sus familias, Pascual y Vilalta se han mostrado visiblemente cansados pero con fuerzas suficientes para agredecer al Gobierno "el gran trabajo que ha hecho y la gran paciencia que ha tenido".

"Nos consta que han hecho un esfuerzo diplomático muy importante con todos los gobiernos de la zona y nos sentimos orgullosos de nuestro Gobierno", ha asegurado Vilalta, que caminaba con dificultad y con ayuda de una muleta, a causa de las heridas producidas por los tres tiros que recibió en la pierna en el momento del secuestro.

Albert Vilalta: "Nos sentimos muy orgullosos de nuestro Gobierno"

"Hemos vivido como ellos viven, hemos comido lo que ellos comen y dormido como ellos duermen", ha declarado en su comparencencia Vilalta, en la que se ha expresado íntegramente en catalán. "Ha sido muy duro no tener a la mujer, los hijos, los padres y el entorno cerca, pero hemos mantenido la esperanza hasta hoy", ha comentado Vilalta, que ha querido agradecer el apoyo de la sociedad catalana y española en los distintos actos, dado que les "animaba a seguir".

Pascual, mucho más desenfadado ante los micrófonos y visiblemente más delgado por el desgaste del secuestro, ha optado por hablar en castellano. Con tono distendido,  ha prometido a la gente que "le quiere" que intentará recompensarles el resto de su vida por este "disgusto tan grande", al tiempo que ha anunciado que piensa tomarse un par de semanas de vacaciones.

Me voy dos semanas de vacaciones. Tranquilos, que ya parlarem

"Tranquilos que a la vuelta ya parlarem", ha explicado entre sonrisas Pascual, antes de fundirse en una abrazo con su madre. 

Recibidos a pie de pista

Pascual y Vilalta han sido recibidos a pie de pista por sus familiares más cercanos, sus padres e hijos, ya que sus respectivas esposas, Isabel y Mónica, viajaban con ellos en el avión que les traía desde Uagadugú (Burkina Faso), junto a la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez.

Además, ya en la terminal les esperaban una treintena de amigos y familiares. Muchos de ellos eran compañeros de la ONG Acció Solidaria, organizadora de la caravana en la que fueron secuestros el pasado 29 de noviembre, que han desplegado una pancarta en la que se podía leer escrita en catalán la palabra "Bienvenidos".

Mención especial merece la presencia de Alicia Gámez, compañera de Vilalta y Pascual durante el secuestro y que fue liberada el pasado mes de marzo.

Por su parte, el presidente de la Generalitat ha destacado el momento de felicidad de la liberación para los cooperantes y sus familias, así como el esfuerzo hecho por la sociedad catalana durante estos nueves meses, manteniendo viva la esperanza, así como el trabajo hecho por la diplomacia española

A pesar de que la expectación por la llegada de los dos cooperantes era enorme, como demuestra el centenar de periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos que les aguardan en las dependencias de la T-2, a petición de la familia no se ha permitido grabar el aterrizaje del avión en el que viajaban, el descenso de la aeronave ni el primer encuentro de Vilalta y Pascual con sus familiares.

Los cooperantes liberados aterrizan en Barcelona tras 9 meses de secuestro

En la Terminal 2 les han recibido el presidente de la Generalitat,  José Montilla; el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y el delegado del Gobierno en Catalunya, Joan Rangel.

¿En libertad el secuestrador?

Poco antes de que los cooperantes tomaran la palabra, la familia Omar Saharaui, el ciudadano de Mali condenado a 12 años de prisión por ser el autor material del secuestro, anunciaba que también había sido puesto en libertad.

De confirmarse esta información, se vería refrendada la sospecha de que Al Qaeda habría accedido a canjear a los dos españoles por la libertad de Omar Saharaui.

La cadena de televisión Al Arabiya informaba del pago de un supuesto rescate de entre cinco y diez millones de euros, extremo sobre el que no se ha pronunciado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la comparecencia ante los medios sin preguntas en la que confirmaba la liberación.

Además, la facción de Al Qaeda del Magreb Islámico ha enviado un comunicado de audio al diario El País en el que desvelaba que la liberación de los dos cooperantes españoles ha sido posible tras haberse cumplido algunas de sus peticiones.

La facción de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) asegura en este comunicado que la liberación de los cooperantes españoles es "una lección" para los servicios secretos franceses.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente