Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Carmen es la mentora social de Mamadou, un joven inmigrante de Guinea Conakri que sueña con estudiar Ingeniería Informática y que vive desde hace dos años en España. Se conocieron a través de la ONG Punt de Referencia, que intenta cuidar la salud mental y emocional de los inmigrantes. Mamadou ha combatido la soledad que sufre desde que llegó gracias a Carmen, voluntaria. Ella dice que ha aprendido a ver la vida de otra forma. Nos cuentan su historia en este reportaje de Minerva Oso.

Después de la crisis migratoria que recuerdan las Islas Canarias desde 2008, miles de menores que han llegado sin sus familias a las costas del Archipiélago en los últimos meses se forman para intentar conseguir un futuro para ellos y también para sus padres y hermanos en sus países de origen. El Gobierno autonómico, que ha tenido que reaccionar al aumento de llegadas con la apertura de 29 centros de acogida, tutela en estos momentos a más de 2.700 de estos niños y niñas. Visitamos uno de esos centros en Santa Brígida, en Gran Canaria, donde los gestores de la organización Quorum Social 77 nos explican su labor y los propios menores nos cuentan su experiencia y nos hablan de sus aspiraciones. El primer paso es aprender español para conseguir un trabajo que les permita enviar dinero a sus familias, pero se enfrentan también a otros retos. Han tenido que madurar a la fuerza, pero buscan también momentos de diversión.

Un reportaje de Elena Yanes.

España va recuperando poco a poco la normalidad a punto de cumplirse tres semanas del fin del estado de alarma. El retorno de los grandes eventos o la reapertura de salas de fiesta de forma segura parece estar cada vez, "un poco" más cerca. Entretanto, los "Conciertos Inclusivos" vuelven a los comedores sociales de Madrid. Más cerca, desde el Comedor Social Luz de Casanova de Madrid, en uno de esos conciertos solidarios organizado por Equipo e2, en colaboración con la Fundación SGAE. Una iniciativa social que ofrece actuaciones acústicas en directo en iglesias, comedores sociales y centros penitenciarios de la Comunidad de Madrid con el fin de acercar la música a colectivos en riesgo de exclusión.

Informa Iratxe Llarena.

Él, vestido del pirata Jack Sparrow, y ella, con un traje tradicional gallego. Así se ha casado una pareja en los juzgados de Vigo. Ha tenido que ser al segundo intento, porque la primera vez que quisieron hacerlo la jueza no les dejó. Aseguran que no es ninguna broma y detrás se encuentra un proyecto solidario. Donarán los regalos de boda a las ONG con las que trabajan en su proyecto, "Elefantes de papel". 

Foto: EFE / Salvador Sas

  • ¿Cómo están los barrios más vulnerables, catorce meses después del inicio de la pandemia?
  • Después de la crisis sanitaria, los problemas se centran en la vivienda y la comida
  • El colectivo vecinal "Somos Tribu VK" sigue ayudando a miles de vecinos de Vallecas

Muchas familias de clase media han visto como toda su vida se ha desmoronado al quedarse sin trabajo. Algunos no pueden hacer frente al pago de alquiler o la hipoteca. Viven pendientes de una notificación de desalojo.
El programa Crónicas ha estado en Vallecas, el distrito madrileño más vulnerable, para pulsar la situación que viven cientos de familias debido a la pandemia. A día de hoy, miles de personas comen allí, gracias a la solidaridad de sus vecinos, organizados a través de “Somos Tribu”, un movimiento colaborativo vecinal que nació en marzo de 2020. Catorces meses después siguen trabajando y Europa acaba de reconocer su labor otorgando a “Somos Tribu Vallecas” el Premio Ciudadano Europeo 2020. El motivo, según el Parlamento europeo, es por tejer redes solidarias en tiempos difíciles.

Hoy se va a entregar el premio Ciudadano Europeo 2020 a la plataforma vecinal del barrio madrileño de Vallecas 'Somos Tribu Vk", un galardón concedido por la Eurocámara que reconoce el trabajo de esta organización para distrubiur alimentos entre los más vulnerables a través de su despensa solidaria. Eva Vera, una de sus portavoces, ha explicado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que se siente "muy orgullosa" por este reconocimiento a esta iniciativa vecinal que tiene como lema "Solo el pueblo salva al pueblo". Un premio que ha querido compartir con el resto de redes vecinales, "que están siempre ahí" para ayudar a los demás. "Nadie podía imaginar algo así, por eso nos movilizamos", ha dicho, recordando sus inicios alertados por la gran necesidad que los ciudadanos vivían, afectados por una crisis repentina producida por la pandemia. El barrio "siempre ha sido muy solidario", ha afirmado. Cinco despensas vecinales, organizadas en grupos de trabajo, reparten más de 500 cestas diarias y en la que colabora "todo Vallecas": vecinos, comercios, voluntarios y también los receptores de ayuda.

Tres días después del inicio de la llegada masiva de inmigrantes a Ceuta, la ciudad intenta volver a la normalidad. En estos días hemos visto muchas imágenes de jóvenes mojados, desesperados tras completar el viaje. Junto a ellos, trabajadores y voluntarios de las ONG. Entre ellos Luna, una estudiante de Integración Social y voluntaria de Cruz Roja que se ha convertido en un símbolo de esta crisis tras ser fotografiada abrazando en la playa a un recién llegado. Hemos hablado con ella. Nos ha contado lo que pasó, cómo pasó y cuáles han sido las reacciones, buenas y malas, que ha provocado su imagen. Informa Minerva Oso

Ha pasado una década desde que varios terremotos afectaron a la ciudad murciana de Lorca, matando a 9 personas, entre ellas un niño. Los vecinos que llevan una década intentando que la ciudad recupere la normalidad, recuerdan ahora cómo fueron aquellas horas de temblores que afectaron especialmente a los barrios de la Viña y San Fernando. Algunos se quedaron sin casa, otros vieron afectados sus negocios y todos observaron cómo se resquebrajaba parte del rico patrimonio cultural de la ciudad. Ahora, la mayoría reconoce su miedo a que vuelva a temblar la tierra. Un trabajo del equipo de ‘Reportajes de RNE’ firmado por África Huerta y Javier Morello.

Ha pasado una década desde que varios terremotos afectaron a la ciudad murciana de Lorca, matando a 9 personas, entre ellas un niño. Los vecinos que llevan una década intentando que la ciudad recupere la normalidad, recuerdan ahora cómo fueron aquellas horas de temblores que afectaron especialmente a los barrios de la Viña y San Fernando. Algunos se quedaron sin casa, otros vieron afectados sus negocios y todos observaron cómo se resquebrajaba parte del rico patrimonio cultural de la ciudad. Ahora, la mayoría reconoce su miedo a que vuelva a temblar la tierra. Un trabajo del equipo de ‘Reportajes de RNE’ firmado por África Huerta y Javier Morello.

La crisis sanitaria ha afectado a todo tipo de personas en Cantabria. Lo ha dicho en el programa Encuentros de RNE el presidente de Cruz Roja en la comunidad, Javier Fernández Dosantos. Incluso ciudadanos que antes eran colaboradores de la institución, han tenido que ser ayudados por la misma. Cruz Roja ha atendido en Cantabria las necesidades básicas de 18.000 personas durante la pandemia.
“La crisis ha afectado a todo tipo de personas y a todo tipo de perfiles. Mucha gente que era colaboradora habitual de la institución, en esta situación ha precisado de nuestra ayuda para alimentos, productos de higiene o cuestiones de primera necesidad que, en condiciones normales, nunca hubiera pensado que necesitaría que se le cubrieran. Lo bueno de esta situación es la colaboración que hemos tenido de mucha gente, la solidaridad de todos con todos”, señala el presidente de Cruz Roja en Cantabria.
Es de agradecer que quienes han venido a ayudando siguen con nosotros, y los recursos y medios van a estar ahí

Javier Fernández apunta que “una emergencia de este tipo no solo se produce en países lejanos” como podíamos pensar antes de la pandemia. “Nos hemos dado cuenta de que todos nos hemos visto afectados de forma directa o indirecta. Gracias a toda la gente que colabora, a los voluntarios, hemos podido atender a mucha gente que ha acudido a nosotros. La mala noticia es que probablemente esto se prolongue en el tiempo, pero es de agradecer que quienes han venido a ayudando, siguen con nosotros, y los recursos y medios van a estar ahí”.

“Nadie se puede quedar atrás”
Una ola de solidaridad prolongada en el tiempo ha permitido a la institución movilizar recursos por valor de 108 millones de euros a nivel nacional. “Instituciones, empresas y particulares han permitido atender a tres millones y medio de personas. Nosotros hemos atendido en la región a 18.000” concreta el presidente de Cruz Roja. “Hemos volcado todos nuestros medios para atender a las personas que lo necesitaban. Nosotros no hemos cerrado las puertas en la emergencia, en la media que hemos podido, atendiendo a las personas que acudían solicitando ayuda. Hemos podido constatar que todos somos necesarios, y nadie se puede quedar atrás, sin atención”.

Ante las reticencias de un sector de la población a vacunarse, Javier Fernández Dosantos hace un llamamiento para que todo el mundo se vacune cuando le corresponda. “Yo me voy a vacunar en el momento en que me llamen. El porcentaje de efectos secundarios es mínimo. Animamos a toda la gente se vacune. Es preciso, porque necesitamos volver a la normalidad cuanto antes. Yo siempre pongo un ejemplo: qué pensaríamos i estuviésemos en la India y nos ofrecieran vacunarnos. Pienso que el cien por cien de la gente diría que sí. Hay que vacunarse porque va a ser beneficioso para uno mismo y para toda la sociedad. Necesitamos volver a la normalidad cuanto antes”.

Cruz Roja, que celebró su día Mundial el pasado sábado, realizará el próximo 22 de julio su tradicional sorteo del oro, a fin de captar recursos para sus programas. Javier Fernández garantiza que esas aportaciones llegan de forma inmediata a quienes lo necesitan. Ya saben: no es por el oro, es por lo que la recaudación permite hacer posible.