Enlaces accesibilidad

Zapatero explica al director del FMI la reforma laboral y las medidas contra el déficit de España

  • Dominique Strauss-Khan realiza una visita "de cortesía" al presidente español
  • El organismo internacional alabó este jueves los ajustes del Gobierno

Por
ESPAÑA-FMI
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, charla con el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, en el Palacio de la Moncloa (18/06/10). EFE EFE/JuanJo Martín

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado este viernes al director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, la reforma laboral, que el Consejo de Ministros aprobó hace dos días y que será sometida a la convalidación del pleno del Congreso de los Diputados el próximo 22 de junio, así como el resto de medidas de ajuste abordadas por España en las útlimas semanas.


En el encuentro, Zapatero ha querido explicar la reforma laboral al director del FMI, organismo que en su último informe reclamó a España la aplicación "urgente" de medidas de amplio alcance dirigidas a reequilibrar la economía y restaurar la confianza, entre ellas una reforma "radical" del mercado laboral.

Además, han abordado la política económica y las reformas impulsadas por España, así como sobre el entorno internacional, de acuerdo con un comunicado emitido este jueves por el FMI.

Una visita de trabajo, una visita de cortesía

Está previsto que ambos comparezcan brevemente ante la prensa tras el encuentro. Strauss-Kahn calificó su viaje a España como "una visita de trabajo, una visita de cortesía", como las que hace a otros países europeos.

Los ajustes, peligrosos para la recuperación

Por otra parte, el organismo que dirige el galo alertó de que las tensiones financieras generadas por la crisis en Europa y el ajuste fiscal en marcha en muchos países representan un riesgo «importante» para la recuperación mundial.

El FMI ve con inquietud la subida de los intereses de los bonos públicos y privados en algunos países europeos, y sus efectos sobre la salud de la banca, el nivel de crédito y los flujos de capital.

"La capacidad de la banca para soportar una restricción en los mercados de financiación es una preocupación especial", aseguran los expertos del FMI, que califican la situación del sistema financiero como "frágil".

Por ello, pidió a los ministros de los Estados con mayores cargas "acciones urgentes" para restablecer la confianza y afrontar los problemas fiscales. Los instó a adoptar planes «creíbles» para devolver la salud a las cuentas públicas a medio plazo, y que estos incluyan metas concretas para varios años, "aunque sean difíciles de afrontar políticamente".

Al resto de las naciones ricas del G-20 el organismo les recomendó que no adopten un ajuste presupuestario este año «porque podrían socavar la recuperación en ciernes», al tiempo que les aconsejó que tampoco opten por adoptar estímulos económicos adicionales.

Noticias

anterior siguiente