Enlaces accesibilidad

El candidato de Díaz Ferrán se convierte en presidente de CEPYME

  • Jesús Terciado ha ganado a Bárcenas, muy crítico con el presidente de CEOE
  • El vencedor es el actual presidente de los empresarios castellanoleoneses
  • Anuncia beligerancia contra administraciones, políticos y sindicatos

Por
Jesús Terciado es el nuevo presidente de CEPYME

La asamblea general electoral de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) ha elegido este martes a Jesus Terciado, actual presidente de los empresarios de Castilla y León y candidato respaldado por la patronal CEOE, como nuevo presidente de la organización empresarial para los próximos cuatro años.

Terciado se ha impuesto en las urnas con 243 de los 381 votos emitidos, frente a los 138 vocales que han apoyado a Jesús Bárcenas, anterior presidente de CEPYME.

Aliado de Díaz Ferrán

De esta manera, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, vence en el pulso que mantenía con Bárcenas, quien había mostrado en numerosas ocasiones su oposición a que Díaz Ferrán siguiera al frente de la patronal española pese a los problemas de sus empresas.

Este enfrentamiento se ha trasladado a este proceso electoral. El pasado 30 de mayo Bárcenas acusó a Díaz Ferrán de falta de limpieza por apoyar "de forma descarada" la candidatura de Unidad Empresarial, liderada por Terciado, y utilizar toda la maquinaria de la CEOE para "apuntalarle".

Tras ganar las elecciones, Terciado ha recibido un abrazo del presidente de la CEOE y ha manifestado su deseo de ser el presidente de toda la organización y oír todas las opiniones "desde la unidad".

Administraciones, políticos y sindicatos, sus enemigos

"No nos equivoquemos de enemigos, que no son las grandes empresas", ha señalado el recién nombrado presidente de CEPYME, quien ha añadido que la organización ejercerá la crítica "con rigor e independencia".

Terciado ha añadido que CEPYME será "beligerante contra las administraciones que nos estrujen, contra los políticos que quieran engañarnos y contra los sindicatos que no nos respeten o no comprendan lo específico de nuestra función".

Según el nuevo responsable de la patronal de pymes, la organización no estará mediatizada por la concesión de contratos públicos o por la presión de gobiernos centrales o autonómicos.

Trabajar por la unidad interna

Junto con la idea de unidad e independencia, Terciado también ha abogado por el trabajo en equipo con "todos los que tienen algo que aportar", al tiempo que ha manifestado su voluntad de "hacerse más presentes y decisivos" en la economía española.

Para Terciado, el proceso electoral de CEPYME ha sido un acto de "demostración democrática" porque ha ganado quien han querido los empresarios. Además, ha recordado que es la primera vez que se produce una confrontación electoral tanto en el seno de la CEOE, como de CEPYME, y ha insistido en que debe interpretarse como "libertad democrática".

En una rueda de prensa posterior a su discurso de nombramiento, Terciado ha anunciado que este mismo martes el Comité Ejecutivo elegirá a los nuevos vicepresidentes y al secretario general de CEPYME.

Preguntado sobre si el hecho de que el otro candidato y hasta ahora presidente, Jesús Bárcenas, haya obtenido el 36% de los votos supone una fractura dentro de la organización, Terciado ha respondido que, en caso de que la hubiera, procurará que no se extienda y que hará lo posible por "integrar" todas las opiniones.

Sobre si Díaz Ferrán ha sido decisivo para su victoria, el nuevo presidente ha respondido que nunca se ha planteado la campaña "pensando en legitimar o deslegitimar a nadie", sino pensando en el trabajo necesario para las pymes y los autónomos, aunque sí ha reconocido la ayuda del presidente de la CEOE.
En cuanto a su relación con Bárcenas, Terciado ha explicado que "nunca han sido estrechas".

Respecto a la huelga general convocada para el próximo 29 de septiembre por los sindicatos, Terciado ha subrayado que no es el momento de hacerla ni de oponerse a lo que quieren muchos organismos nacionales e internacionales. En este sentido, ha señalado que incluso los sindicatos reconocen lo inoportuno de la medida, y ha destacado que es una "debilidad" que la convoquen para dentro de tres meses, porque "hay margen para convencerles".

Noticias

anterior siguiente