Enlaces accesibilidad

La ONU acusa a Israel y Hamás de cometer crímenes de guerra en la guerra de Gaza

  • Algunas acciones de las fuerzas israelíes podrían ser crímenes contra la Humanidad
  • Acusa a Hamás de crímenes de guerra por haber lanzado misiles contra civiles israelíes
  • Si Israel no colabora la ONU debería llegar el caso ante el tribunal de La Haya

Por

El comité de la ONU que investiga posibles violaciones de los derechos humanos en la ofensiva militar de Israel contra Gaza ha acusado al Ejército hebreo y a la milicia del movimiento radical Hamás de cometer "crímenes de guerra" durante el conflicto del pasado diciembre y enero.

"La misión ha concluido que las acciones que se llevaron a cabo constituyen crímenes de guerra y posiblemente crímenes contra la humanidad", ha asegurado en la presentación del informe el jefe del comité, el jurista sudafricano Richard Goldstone.

En el resumen del informe, que tiene más de 600 páginas, se detalla que Israel hizo un uso desproporcionado de la fuerza y no tomó las precauciones necesarias para evitar las víctimas civiles.

Entre las violaciones israelíes que se citan está el uso de fósforo blanco contra las instalaciones de la Agencia de la ONU encargada de los refugiados palestinos, el ataque intencionado contra el hospital Al-Qods con explosivos y fósforo y contra el hospital Al-Wafa, así como otras violaciones del derecho humanitario internacional.

Por este motivo, se concluye que violó las leyes internacionales y el derecho penal internacional, por lo que recomienda al Consejo de Seguridad de la ONU que pida a Israel que inicie una investigación sobre los crímenes cometidos por sus tropas que sea "independiente y de acuerdo con las normas internacionales".

De no ser así, según Goldstone los miembros del Consejo deberían remitir lo ocurrido en Gaza a la Corte Penal Internacional.

Israel y Hamás, contra el informe


Israel ha reaccionado con rapidez al emitir un comunicado desde su misión diplomática en Ginebra en el que aclara que no ha colaborado en la misión de Goldstone porque "su mandato era claramente parcial e ignoró los miles de ataques con misiles de Hamás contra los civiles del sur de Israel que hicieron esta operación necesaria. 

Sin embargo, en el informe de Goldstone también se concluye que el lanzamiento de misiles hacia territorio israelí por parte de Hamás -que desencadenó la invasión israelí- hacia zonas donde no había objetivos militares podrían constituir crímenes de guerra y posiblemente crímenes contra la humanidad.

Fósforo blanco

El fósforo blanco que podría haber empleado Israel es un material altamente incendiario y  que explota al contacto con el aire, por lo que no se debe utilizar en lugares donde existe población civil y se utiliza para ocultar el movimiento de tropas en el campo de batalla.

Sin embargo, según un informe de Amnistía Internacional, el ejército israelí sí lo empleó en repetidas ocasiones con civiles presentes.

Los grupos palestinos y ONG israelíes aseguran que alrededor de 1.400 habitantes de Gaza murieron en la ofensiva, pero Israel sólo reconoce 1.166.

El último informe realizado por una organización pro derechos humanos israelí desvela que más de la mitad de los fallecidos fueron civiles y unos 300 ellos menores de 18 años, por lo que pidió una reflexión sobre lo ocurrido a la sociedad israelí.

Noticias

anterior siguiente