Enlaces accesibilidad

Zapatero asegura que el sistema financiero español es el más sólido del mundo

  • El presidente del Gobierno, confiado en la recuperación de la economía española
  • Asegura que el sistema financiero es "el más sólido de la comunidad internacional"
  • Señala dos problemas en la economía nacional: el déficit exterior y el exceso de sector inmobiliario
  • Zapatero quiere que España sea "un buen amigo de Estados Unidos"

Por
Zapatero: "El sistema financiero español es el más sólido del mundo"
El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que España recuperará "pronto" la senda de su crecimiento potencial, gracias, entre otros factores, a sus cuentas públicas saneadas ya que "quizá cuenta con el sistema financiero más sólido de la comunidad internacional".

El presidente ha vinculado esta solidez a que España cuenta con un sistema de supervisión de calidad. Tras señalar que el sistema español cuenta con los mejores datos de eficiencia y rentabilidad y con niveles de solvencia y provisión muy elevados, "superiores a los de cualquier sistema financiero", ha elogiado al Banco de España, que ha ejercido su control sobre la banca "con rigor y con una exigencia superior a la de cualquier otro banco central".

Zapatero ha destacado la buena salud del sistema financiero español en un acto organizado en Nueva York por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, ante directivos de multinacionales y bancos de inversión americanos que emplean en España a cerca de 33.000 personas.

Ante ellos, y a pesar de su optimismo sobre las buenas perspectivas de la economía española, reconoció también los dos "problemas" del modelo español: el "exceso" del sector inmobiliario y el elevado déficit exterior.

Superar a Francia

Remontándose a la etapa anterior a la actual crisis, el presidente del Gobierno recordó que España creció una media del 3,7 por ciento en los últimos 14 años, hasta convertirse en la octava potencia económica del mundo en función del PIB y lograr una renta per capita anual de 35.000 dólares.

"Hemos superado la media europea y a Italia, cosa que deprime mucho al primer ministro (Silvio) Berlusconi; pero nuestro objetivo es superar a Francia en tres o cuatro años, y esto no lo quiere ni oír nuestro amigo (Nicolas) Sarkozy", ha bromeado Rodríguez Zapatero.

Ante los altos directivos de empresas como Pfizer, IBM, Hewlett Packard, Microsoft, Xerox, Boeing, General Dynamics, Philip Morris, Dow Chemical, Google, Merrill Lynch, Bank of America o Citigroup, ha descrito a España como "un país joven, con una visión positiva de sí mismo y de su futuro". Pero tras el rápido crecimiento, ha añadido, llegó el "frenazo" en el crecimiento por la crisis del sistema financiero internacional y por la presión del alza de los precios de la energía.

"Tenemos un sector inmobiliario fuerte que ha sufrido un frenazo, y, sin embargo, no tenemos hipotecas 'subprime'", ha recalcado Zapatero en relación a las hipotecas de alto riesgo consideradas como uno de los factores desencadenantes de la actual crisis financiera mundial.


Como otros puntos fuertes de la economía española, Rodríguez Zapatero destacó las cuentas públicas saneadas, que han permitido "una continua bajada de la presión fiscal", el proceso de internacionalización de las empresas, la "poderosísima" inversión pública en infraestructuras y el diálogo social.
"Tenemos los sindicatos más comprometidos con las reformas de todos los países europeos", ha manifestado también.

El jefe del Ejecutivo ha repasado también las "medidas prudentes" que su Gobierno ha adoptado ante la crisis, para apoyar a las familias con deducciones fiscales y facilitar liquidez a las empresas.

Entre sus objetivos, ha hablado de agilizar las reformas estructurales para mejorar la competencia y fomentar la productividad. Avanzó así que incrementará la presencia del sector privado en el transporte de mercancías y en la gestión de los aeropuertos y los puertos, y que liberalizará "al máximo" los servicios para acabar con las trabas burocráticas y "los residuos corporativistas".

En ese contexto, se ha mostrado convencido de que se recuperará pronto el potencial de crecimiento económico, situado en torno al 3%, y se ha comprometido a aprovechar la solvencia del sistema financiero y de las cuentas públicas para profundizar en las reformas estructurales necesarias.

Amigos de Estados Unidos

Además, José Luis Rodríguez Zapatero también ha advertido que España quiere ser "un buen amigo de Estados Unidos" y ha abogado por una acción concertada de los dos países en Latinoamérica, una región que, ha advertido, crece económicamente pero no en justicia social y estabilidad.

Rodríguez Zapatero ha lanzado este mensaje en Nueva York en el discurso que pronunció en el "Foro de liderazgo mundial", organizado por el instituto de análisis Foreign Policy Association. El presidente del Gobierno español se comprometió a trabajar para fortalecer la relación "fundamental" de su país con Estados Unidos, pues ambos comparten principios, historia, intereses y responsabilidades.

Como ejemplo de esa responsabilidad compartida ha citado a Latinoamérica, donde, a su juicio, una acción "más comprometida y concertada" de España y Estados Unidos puede ser "determinante".

"Tenemos vínculos políticos y económicos y una especial responsabilidad para proveer estabilidad y luchar contra la miseria y las desigualdades", ha remachado. Ha apostado también por incrementar las relaciones económicas y presentó a España como "un país abierto que ha hecho reformas, que sigue con la agenda de reformas económicas y que está abierto a las inversiones norteamericanas".

El presidente está en Nueva York para intervenir ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que acaban de inaugurar su 63 periodo de sesiones.

Noticias

anterior siguiente