Enlaces accesibilidad

Mundial Brasil | Brasil 1 - Alemania 7

Alemania ridiculiza a Brasil en 'su' Mundial

  • Los germanos han pasado el rodillo por encima de Brasil (1-7)
  • En media hora de juego los alemanes ya le habían hecho una 'manita'
  • En solo siete minutos, del 22 al 29, Brasil recibió cuatro goles
  • klose pasa a la historia de los mundiales como el máximo goleador (16)
  • Así le hemos narrado el Brasil 1 - Alemania 7, por Ramón Pizarro

Por
BRASIL VS. ALEMANIA
El defensa brasileño David Luiz tras uno de los goles marcados por Alemania. EFE EFE

Ficha técnica:

1 - Brasil: Julio César; Maicon, Dante, David Luiz, Marcelo; Fernandinho (Paulinho, m.46), Luiz Gustavo, Hulk (Ramires, m.46), Oscar, Bernard y Fred (William, m.71).

7 - Alemania: Neuer; Lahm, Hummels (Metersacker, m.46), Boateng, Höwedes; Schweinsteiger, Khedira (Draxler, m.75); Müller, Kroos, Özil y Klose (Schuerrle, m.59)

Goles: 0-1, m.11: Thomas Muller; 0-2, m.23: Klose; 0-3, m.24: Kroos; 0-4, m.26: Kroos; 0-5, m.29: Khedira; 0-6, m.70: Schurrle; 0-7, m.77: Schurrle. 1-7, m.90: Oscar

Árbitro: Marco Rodríguez (MEX). Mostró tarjeta amarilla a Dante.

Incidencias: semifinal del Campeonato del Mundo de Brasil 2014 disputado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte ante unos 58.000 espectadores.

Alemania ha humillado a la anfitriona en el primer partido de semifinales del Mundial de Brasil 2014 con una dura goleada (1-7) y se cuela en una final mundial doce años después. Siete minutos mágicos de los hombres de Löw en la primera parte fueron suficientes para despachar a la 'pentacampeona' del mundo, en la derrota más dolorosa en lo que va de torneo. Este resultado sitúa a Brasil como la selección que tiene el dudoso honor de haber recibido la mayor goleada en unas semis en la historia de los Mundiales. [Así le hemos narrado el Brasil 1- Alemania 7, por Ramón Pizarro]

Un país entero comenzó a temerse lo peor a los once minutos de partido, cuando Müller macó el primer gol alemán al rematar un saque de esquina al segundo palo. Pero lo peor estaba por llegar; ningún brasileño va a olvidar lo que sucedió del minuto 22 al 29 de la primera mitad. En tan solo siete minutos, Alemania se apropio del 'tiqui-taca' y dio su propia versión, el 'tiqui-taken', para arrollar con un tsunami futbolístico y goleador a la anfitriona de la Copa Mundial de la FIFA.

El segundo gol llegó de la mano de Klose, que ha pasado al olimpo del fútbol como el máximo goleador de la historia de los Mundiales, con sus 16 dianas, superando a Ronaldo. En el minutos 24 llegó el latigazo de Kroos sobre la línea del área para dejar tocado y hundido al conjunto de Scolari. El mediocentro del Bayern remató de primeras un buen centro pasado de Lahm desde la derecha.

La 'torcida' brasileña lloraba, literalmente, el 0-3 de los alemanes en las gradas del Estadio Mineirao. La 'canarinha' no sabía por donde se andaba y el conjunto europeo seguía asociándose y presionando como si fuesen empatados. Así llegó el cuarto tanto, solo un minuto después del tercero. Otra vez Kroos se apresuró en batir a Julio César, tras una gran cesión de Khedira, uno de los hombres del partido. Una pérdida de Fernandinho en el pico del área fue la causante de la jugada.

El jugador del Madrid tendría su prermio un minuto antes de cumplirse la media hora de juego, cuando se fabricó otra jugada con Özil, que no pecó de egoísta y se la dejó perfefcta para colocar el 0-5. Alemania jugaba con si estuviese en el patio de un colegio. El topicazo del 'mineirazo' solo tardó en cumplirse 30 minutos. En la segunda mitad, Schürrle puso la guinda al pastel con un doblete.

La primera parte se resumió con una Brasil que intentó tímidamente hacerse con el control del partido en los primeros minutos, pero el equipo que estaba enfrente no era un cualquiera. La barrerea que puso Löw en el centro del campo, con Khedira, Sweinsteiger y Kroos, rompió cualquier posibilidad de hacer fútbol de los anfitriones.

Lo presenciado en la primera parte en el Estadio de Mineirao pasará a la historia de los Muindiales al mismo nivel que el 'maracanazo'. El baño de fútbol y goles que se ha llevado Brasil va a tardar tiempo en olvidarse en el país que perfeccionó el fútbol. La goleada por 0-5 que aplicó la selección de Alemania a la de Brasil a término del primer tiempo del partido se calificó por la prensa local como una "masacre", vergüenza" y "humillación".

La 'torcida' pita a la 'canarinha'

El panorama que tenía Brasil por delante no era nada deseable, 45 minutos más de sufrimiento y con muchas probabilidades de recibir más goles en contra.

La anfitriona intentó tirar de orgullo para, al menos, abrir algún claro en la espesa niebla que se cernió sobre el césped del Estadio Mineirao. A los seis minutos de la reanudación, Oscar se marchó por la derecha y sacó un centro casi definitivo para el punta, pero Alemania tiene Neuer, que se interpuso en la trayectoria del balón. El meta germano es uno de los mejores del mundo.

Dos minutos más tarde, el portero del Bayern hizo dos paradones de reflejos a Paulinho, para evitar el de la honra de una 'muerta' canarinha. Además de encontrarse con el mejor equipo de este Mundial, Brasil se topó también con el meta más en forma del torneo.

Alemania comenzó a jugar a medio gas y tampoco quiso seguir haciendo sangre ante un equipo muy inferior. Aún así, tampoco iban a renunciar a seguir marcando goles si se les plantaba la ocasión. Löw decidió dar descanso a Klose y dio entrada a Schürrle, que iba a ser el protagonista de la segunda parte.

Müller dio el primer aviso tras los vestuarios en el minuto 60, cuando se sacó un zapatazo desde la frontal del área, con dirección a la escuadra de Julio César. El veterano portero se lució con una gran mano y evitó el sexto en contra. En la siguiente acción los alemanes se cabrearon ante el claro 'piscinazo' de Maicon dentro del área.

El infierno alemán avivió sus llamas con otra gran jugada colectiva que culminó Lahm con otro centro al punto de penalti, donde apareció Schürrle para hacer el 0-6 y su primer tanto de las semifinales. Diez minutos más tarde, el jugador del Chelsea remató la faena con un auténtico golazo, tras un magnífico pase de Müller.

El 0-8 estuvo a punto de subir al marcador a un minuto del final. Özil falló un mano a mano ante Julio César y mandó el balón al lado del palo. En la siguiente acción, Oscar anotó el gol mástriste de la historia de la 'canarinha', para anotar el tanto de la honra, si se le puede llamar así tras lo visto en el Estadio Mineirao.

Alemania se cuela en la final del Mundial, doce años después de haber disputado la última en 2002, cuando la perdieron ante la Brasil de Ronaldo por 2-0. La 'vendetta' ha tardado, pero ha sido terrible para los intereses de Brasil. Los de Löw esperan rival de la semifinal que disputarán Argentina y Holanda.

A los anfitriones solo les queda la consolación de luchar por el tercer puesto del torneo el sábado que viene, donde se medirán al perdedor de la otra semi. Scolari tendrá que lidiar con la peor situación de su carrera deportiva.

Deportes

anterior siguiente