Anterior Brown sorprende a Nadal y le echa de Wimbledon en segunda ronda Siguiente El Tour de todos los Tours ya está aquí Arriba
Athletic Bilbao's Llorente and Iraola celebrate a goal against Schalke 04 during the Europa League quarter-final match in Gelsenkirchen REUTERS
Los jugadores del Athletic celebran uno de sus goles frente al Schalke
Europa League | Schalke 2 - 4 Athletic de Bilbao

Los leones rugen en el Veltins Arena

  • Los de Bielsa se marchan de Alemania acariciando las semifinales (2-4)

  • Raúl marcó para el Schalke; Llorente, De Marcos y Muniain, para el Bilbao

  • Datos y estadísticas del Schalke 2 - 4 Athletic de Bilbao

|

El Athletic se ha impuesto a domicilio al Schalke 04 en el partido de ida de los cuartos de final de la Europa League. Tras remontar un 2-1, los bilbaínos se van de Alemania con una importante victoria que les acerca a las semifinales pero que tendrán que sentenciar en San Mamés en el encuentro de vuelta.

Tras diez minutos de equilibrio, los alemanes comenzaron a presionar arriba llegando a asfixiar a los vascos y dominando sin problemas. A pesar de las dificultades, un astuto Llorente consiguió inaugurar el marcador en el 19. La alegría duró poco para los bilbaínos y Raúl, incontestable durante todo el encuentro, puso el empate dos minutos después. Aunque los de Bielsa fueron mejorando su juego durante la segunda parte, Raúl se sacó de la chistera un golazo en el 59. Al igual que pasó en la primera parte, cuando más tocado estaba el Athletic, Llorente apareció para firmar tablas. Cuando parecía que el Schalke se iba a llevar el partido, el Athletic, que nunca renunció, se vino arriba y De Marcos en el 81 y Muniain, en el tiempo de descuento, finiquitaron el encuentro.

Llorente, el antídoto de Raúl

Bielsa desplegó a su once de gala en el inicio. Por su parte, el conjunto alemán lo encabezaban Huntelaar y Raúl, que lució el brazalete de capitán.

El encuentro comenzó sin un dominador claro. Aunque los dos equipos se mostraban ofensivos, ninguno acababan de llegar a las áreas rivales y el balón se jugaba en el centro del campo.

El cazador Huntelaar se acercó en un par de ocasiones a la portería bilbaína pero mientras que la primera vez el holandés pecó de falta de tino, la segunda se topó con un acertado Gorka.

Los alemanes no dejaban hueco y al Athletic le costaba sacar el balón, por lo que la creatividad de los de Bielsa era nula. Justo cuando más apuros estaban pasando los vascos, De Marcos apareció por la banda derecha para ponerla al área pequeña donde un avispado Fernando Llorente, al segundo intento, batió a Hildebrand (0-1).

Cuando la afición bilbaína presente en el Veltins Arena aún lo estaba celebrando, apareció Raúl para levantar a los suyos. El madrileño le ganó la posición a la defensa del Athletic y le pegó con la punta (1-1).

Tras los dos tantos el ritmo del partido bajó un poco. Los de Bielsa no se encontraban cómodos con el césped, que no estaba en sus mejores condiciones. Raúl pudo marcar el segundo en el 32 tras una asistencia de Draxler que se acabó marchando fuera.

El Schalke seguía teniedo el control del partido y en las últimas llegadas se conseguía colar casi en el área pequeña. Papadopoulos también pudo romper el empate antes del descanso, pero el balón se le fue por encima del larguero.

El Athletic tira de fe

En la segunda parte, Bielsa tuvo que prescindir de un tocado Ander Herrera y en su lugar salió Ibai Gómez. El Schalke siguió desplegando el mismo juego que hizo durante la primera parte y en el 59 consiguió premio.

Raúl controló con el pecho y cedió para Huntelaar. El holandés no llegó y el español corrió al rechace y golpeó desde fuera del área (2-1).

El Schalke manejaba a su antojo y en el 63, Gorka evitó el tercero de Raúl sacando una mano. En un córner cerradísimo, Llorente, el antídoto para frenar la magia de Raúl, metió la cabeza y consiguió el empate (2-2).

Los de Bielsa se vinieron arriba con el gol en detrimento del conjunto alemán, descolocados por el marcador a pesar del juego que estaban haciendo. Tras dos intentos de Llorente y Javi Martínez, De Marcos firmó el tercero en el minuto 80.

El Schalke no estaba dispuesto a rendirse y Huntelaar estrelló un cañonazo en el palo en el 87; dos minutos después fue Gorka el que desvió un disparo de Raúl. En el descuento, Muniain puso la estocada final con el cuarto.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente