Enlaces accesibilidad

Levante 1-1 Barcelona

El Barcelona, campeón de Liga por tercera vez consecutiva

Por
Fiesta azulgrana en el Ciudad de Valencia

Ficha técnica:

1 - Levante: Munúa, Javi Venta, Ballesteros, Nano, Juanfran, Xavi Torres, Pallardó (Gorka Larrea, m.82), Iborra, Valdo, Xisco Nadal y Caicedo (Stuani, m.75).

1 - Barcelona: Valdés, Alves, Mascherano, Piqué, Abidal (Fontás, m.62), Busquets, Xavi, Keita, Villa (Pedro, m.86), Messi y Afellay.

Goles: 0-1, m.28: Keita. 1-1, m.40: Caicedo.

Árbitro: Paradas Romero (colegio andaluz). Amonestó por el Levante a Iborra y por el Barcelona a Piqué.

Incidencias: partido disputado en el estadio Ciutat de València ante 20.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Necesitaba un punto y lo consiguió. Sin más. Así es el Barcelona campeón de la Liga 2010-2011, un equipo fiable, histórico, arrollador, insaciable y coleccionista de récords que ha cantado el alirón en el Ciudad de Valencia con dos jornadas de adelanto al empatar 1-1 con el Levante. [Así ha sido el Levante 1-1 Barcelona]

Como ya hiciera en 2005, el equipo azulgrana ha vuelto a levantar el campeonato en Valencia, donde también consiguió su 17º Liga ante el Levante, y también con un empate a uno. Ahora, el conjunto granota, que ha sumado un punto de oro para su lucha por la permanencia, ha vuelto a ser un espectador de lujo en la celebración azulgrana por su 21º título liguero.

Aunque esta vez el conjunto levantino no se lo puso fácil, el Barcelona consiguió su objetivo en un partido feo que solo será recordado por sus felices consecuencias para los culés. Con 92 puntos, el Barça mantiene una ventaja de seis sobre el Real Madrid, con quien ha vuelto a librarse en un duelo histórico por el título que se han apuntado, de nuevo, los de Guardiola.

La estocada final a a la tercera Liga consecutiva del Barcelona nació de la cabeza de Keita, que adelantó a los suyos con un tremendo cabezazo a pase de Xavi. El control absoluto de los azulgrana hacía presagiar un paseo para los campeones, pero Caicedo le puso pimienta al choque al aprovechar, muy atento, la falta de entendimiento entre Piqué y Valdés en un balón sencillo para los azulgrana al filo del descanso.

Andando hacia el título

Con 45 minutos por delante, el equipo azulgrana buscó el gol de la tranquilidad pero se encontró con una poblada defensa levantina, que acabó con la ambición de un Barcelona más nervioso que de costumbre, que se apoyó en las carreras de Alves y las genialidades de Messi, al que solo el palo le negó un gol más que merecido.

El empate, favorable para los objetivos de ambos equipos, propició un final de trámite, de rondos sobre el terreno de juego, en el que ambos equipos dejaron correr los minutos hasta el pitido final, en el que los jugadores del Barcelona se unieron en un festivo abrazo, mientras Guardiola optaba por retirarse camino del vestuario, recordando, una vez más, la "dificultad" del éxito conseguido por tercera vez en sus tres años de carrera.

Tras un breve paso por los vestuarios, toda la plantilla del Barcelona regresó al terreno de juego para celebrar el título con sus seguidores desplazados a Valencia y dar la correspondiente vuelta de honor, entre constantes saltos, abrazos, gritos y bailes de un grupo exaltado con la consecución de un título que refrenda el dominio del Barcelona en el fútbol español en los últimos años.

Una temporada de récord

El Barcelona ha sumado otro título y sigue haciendo historia en una temporada cuajada de cifras increibles, como sus dieciséis triunfos consecutivos, los 52 puntos conseguidos en la primera vuelta o la impresionante racha de 31 partidos seguidos sin conocer la derrota que cortó la Real Sociedad en la jornada 34.

La Liga de los récords del Barça

Aunque por lo que será recordada esta temporada es por la incesante lucha contra el Real Madrid de Mourinho, que perdió su primera batalla por la Liga española y encajó la derrota más abultada de su carrera precisamente ante el Barcelona, que le endosó un sonrojante 5-0 que apartó a los blancos del liderato y aupó a los azulgrana a un puesto que ya no cederían en todo el campeonato.

Un año fantástico para el Barcelona, que vivió su mayor homenaje en la entrega del Balón de Oro, en el que tres de sus canteranos se disputaron el trofeo más prestigioso a nivel individual y que acabó encumbrando una vez más a Messi, la estrella de un colectivo histórico que sigue elevando su techo año tras año.

Deportes

anterior siguiente