Enlaces accesibilidad

Valencia 3-6 Real Madrid

El Real Madrid vuelve a gozar en Mestalla, al contragolpe

  • El Real Madrid golea (3-6) al Valencia en el escenario en el que ganó la Copa
  • Los visitantes, sin sus titulares habituales, hacen una gran primera parte
  • En un equipo que borda el contragolpe, Higuaín vuelve de titular, con un triplete
  • Todos los detalles y estadísticas del Valencia - Real Madrid, en RTVE.es

Por
El Madrid avergüenza a Emery

Ficha técnica:
3 - Valencia: Guaita, Miguel, Stankevicius, Ricardo Costa, Mathieu (Jordi Alba, m.83), Topal, Maduro (Jonas, m.59), Banega, Pablo (Joaquín, m.59), Mata y Soldado.
6 - Real Madrid: Casillas, Albiol, Garay (Pedro León, m.75), Carvalho, Nacho, Lass, Granero, Canales (Xavi Alonso, m.62), Kaká, Higuaín (Cristiano Ronaldo, m.68) y Benzema.
Goles: 0-1, m.23: Benzema. 0-2, m.31: Higuaín. 0-3, m.39: Kaká. 0-4, m.43: Higuaín. 0-5, m.53: Higuaín. 1-5, m.60: Soldado. 1-6, m.62: Kaká. 2-6, m.80: Jonas. 3-6, m.85: Jordi Alba.
Árbitro: Pérez Lasa (colegio vasco). Amonestó por el Valencia a Jonas.
Incidencias: campo de Mestalla, ante 50.000 espectadores.

El Real Madrid ha mostrado todo su poder al contragolpe para golear al Valencia (3-6) en el partido de Liga jugado en Mestalla. Tres días después de proclamarse campeón de Copa en este mismo estadio, el Real Madrid volvió a dar un gran espectáculo de fútbol y goles, pues ya en la primera parte los visitantes vencían por 0-4, con Higuaín, Benzema y Kaká como destacados. [Todos los detalles y estadísticas del Valencia - Real Madrid]

El pasillo y la puntilla

El Valencia cumplió con los cánones de la deportividad e hizo pasillo al campeón de Copa al inicio del partido. Después, la puntilla la dieron los visitantes a base de un contragolpe letal, que destrozó por completo las aspiraciones locales. El Valencia no las vio, estuvo sin sitio y tuvo enorme pasividad en defensa.

El Valencia nunca había recibido seis goles en un partido de los más de 1.200 que ya ha disputado como local en Primera División a lo largo de la historia del campeonato.

Y eso que Mourinho, que en la rueda de prensa dijo: "El lunes ya pensaremos en el miércoles", hizo rotaciones en casi todo su equipo titular de cara al duelo de Champions ante el Barcelona.

Sólo Casillas y Carvalho repitieron con respecto al equipo inicial que se proclamó campeón de Copa en Mestalla.Tiró hasta del canterano Nacho, que debutó en el Real Madrid como lateral izquierdo, con Benzema e Higuaín en punta.

La calidad de los que juegan menos minutos en el Madrid fue más que suficiente para golear a un Valencia que, como dijo Emery, jugaba su propia final, en sus intenciones de conservar la tercera plaza de la tabla, pero que no se pareció a si mismo en ningún instante.

Los locales no se acercaron a ver a Casillas hasta el primer cuarto de hora en una acción de Soldado y en un centro de Pablo, que obligó a la estirada de Iker. Despues hubo que esperar otros 20 minutos, en un tiro a bocajarro de Banega, que detuvo Casillas.

Contragolpe mortal

Y es que la presión ejercida en el centro del campo por los de Mourinho les dio tan buen resultado como en la final de Copa, en un campo en que los madridistas sólo han perdido en una de sus últimas seis visitas.

A los 20 minutos ya avisó Benzema con un trallazo que casi rompió el larguero. El pase lo dio Kaká, que segundos después le mandó otro a Canales, cuyo remate sacó Guaita, en su mejor intervención.

El portero valencianista no estuvo tan afortunado en el primer gol del Real Madrid. Fue el primer contrataque madridista, Lass cedió a Higuaín, quien envió largo a Benzema. No la alcanzó el portero y el francés solo tuvo que empujar.

La jugada se produjo en un robo en el centro del campo, internada por la derecha y pase al lado contrario. De un envío largo por el centro llegó el segundo: Higuaín gozó de la cooperación de Mathieu y Guaita para pelear con intención la pelota y acabar rematando a gol.

El argentino hizo un gran partido y volvió por sus fueros casi cuatro meses después. De sus botas salió la tercera diana, en una triangulación con Benzema y Kaká culminada por el brasileño.

En una fase de enorme efectividad que duró 20 minutos, el Real Madrid pasó por encima de su rival sin piedad y en una repetición de la jugada anterior entró el cuarto, en esta ocasión con asistencia de Kaká a Higuaín.

Segundo tiempo, loco

Con 0-4 cabía esperar que el partido se hubiera acabado, en cuanto a resultado y emoción, pero no fue así. El Real Madrid siguió destacado ofensivamente y con la práctica de presión en centro del campo para salir veloz al contragolpe.

La jugada la repitieron los madridistas hasta la saciedad. A los 52 minutos, Kaká superó a Miguel por velocidad y su centro raso volvió a rematarlo a gol Higuaín, entre varios defensores del Valencia, que no veían por donde les llegaban los goles. Era el quinto del Madrid y el triplete del argentino.

El partido estaba loco y el público de Mestalla comenzó a irse. Los impacientes se perdieron el primero del Valencia, anotado por Soldado en una bella jugada por la izquierda de Jonas, que acaba de salir. Iban 59 minutos.

Solo tardó dos minutos en responder el Real Madrid en otra contra mortífera para lograr un precioso sexto gol. Aunque esta vez no llegó a rematar Benzema, pero si logró pasar a Kaká. El brasileño le hizo un túnel espectacular a Stankevicius en el área y superó a Guaita con una bella rosca.

Con media hora por delante, y en elogio del Valencia, los locales no bajaron los brazos y reclamaron varios penaltis, no pitados; tampoco se relajaron los visitantes, aunque sí bajaron algo su intensidad defensiva y el espectáculo continuó entretenido.

Repetidas ocasiones para unos y otros, con acierto del Valencia en el minuto 80, cuando Mata hizo una rápida combinación en la frontal del área con Jonas, que el brasileño remató de primeras con un tiro ajustado, para hacer el 2-6.

No se había acabado aquí porque Mata lanzó un balón bombeado que supero la línea defensiva rival y que recogió Jordi Alba para anotar el 3-6. Y pudo llegar de inmediato el cuarto en doble mano a mano, a dos metros de la raya de gol, que Casillas le ganó a Jonas.

En definitiva un choque loco, loco, loco, que el Valencia intentará olvidar y en el que el Real Madrid volvió a disfrutar, tres días después, en Mestalla, Un espaldarazo para los jugadores que no son titulares habituales y para  todo el equipo, antes de medirse de nuevo al Barcelona en la Liga de Campeones.

Deportes

anterior siguiente