Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El máximo accionista del Valencia, Peter Lim, podría haber cerrado un acuerdo con el Príncipe de Johor para que este último se quede “el control y la gestión” del club de Mestalla y que implicaría su entrada en el accionariado del mismo.

El Príncipe de Johor, Tunku Ismail, colgó el pasado lunes capturas de lo que parecía ser un informe económico sobre el Valencia e indicó con un emoticono que estaba pensando.

Tunku Ismail, que es amigo de Lim y visitó las instalaciones del club en 2016 al poco de hacerse el empresario de Singapur con la mayoría accionarial del club, realizó horas después una serie de reflexiones en las que pareció ofrecerse como solución a los problemas de la entidad e incluso habló de ella en primera persona.

“Necesitamos gente de fútbol en el club”, apuntó, tras señalar que hace falta alguien “con hambre de éxitos, apasionado y que entienda lo grande que es el Valencia como club”. Ismail dijo de sí mismo que no es “un hombre de negocios” sino parte de la realeza y que no le motiva el dinero sino “la gloria y hacer historia”. También recordó que ya tiene un club en Johor, que quiere expandir su imperio y que no es “nuevo en el fútbol”. Además, aclaró que no es alguien que “cambiará tu escudo o tu tradición”.

Bérgamo, donde el Real Madrid juega este miércoles ante el Atalanta la ida de los octavos de final de la Champions, fue una de las ciudades de Italia donde más duro golpeó el coronavirus hace ahora un año, cuando empezó la pandemia. El partido que el Atalanta jugó entonces ante otro equipo español, el Valencia fue un acontecimiento 'supercontagiador' entre las decenas de miles de seguidores de los dos equipos desplazados a Milán, donde se jugó ese choque de Champions.

Foto: MIGUEL MEDINA / AFP

La jornada 20 de Liga se cierra este lunes con un Athletic-Getafe. Protagonismo para dos entrenadores con una relación, como dijo Marcelino García Toral: "ni buena ni mala. Es inexistente". Todo empezó, cuando el técnico del Athletic Club, entonces en el Valencia declaró que el Getafe de Bordalás era "un equipo muy intenso, juega al borde del reglamento, encaja poco gol."