Enlaces accesibilidad

Xavi: "Tengo cuerda para rato"

  • El centrocampista jugará este viernes su partido 100 como internacional
  • Xavi, en TVE:"He disfrutado mucho del fútbol, del Barça y de la selección"
  • Se unirá al club que ya forman Zubizarreta, Casillas y Raúl
  • España - República Checa en directo (viernes 22:00 en La 1 y RTVE.es)

Por
Xavi: "Tengo cuerda para rato"

El líder de los 'bajitos' que han cambiado para siempre la historia del fútbol español está a punto de convertirse en centenario, está a un partido de entrar en el selecto club de los 100, en el que solo figuran Zubizarreta (126), Casillas (117) y Raúl (102). Será, por tanto, el segundo jugador de campo español que supere el centenar de partidos con la Roja. [España-República Checa en directo este viernes a las 22.00h en La 1 y RTVE.es]

Televisión Española ha homenajeado al jugador internacional, que ha expresado sus sensaciones ante el micrófono del Telediario 2: "He disfrutado mucho del fútbol, del Barcelona y de la selección. La verdad es que estoy muy orgulloso". Además, el centrocampista catalán de 31 años ha advertido que tiene "cuerda para rato".

El padre de Xavi ha enseñado el primer contrato del jugador con el Barcelona, por 50.000 pesetas, y el futbolista también ha tenido palabras de elogio para su familia, que lo ha apoyado en todo momento."He tenido una familia ejemplar", ha dicho Xavi.

El jugador ha rememorado anécdotas de sus años en la selección y ha recordado las sensaciones tras ganar el mundial: "El ver a la gente echada a la calle ponía el vello de punta", ha añadido a TVE. "Para nosotros es un orgullo y un privilegio que la gente disfrute con nuestro trabajo".

Y es que, aunque su debut se produjo con derrota, 1-2 frente a Holanda, el paso de Xavi por la selección siempre irá ligado a la edad de oro del conjunto nacional. Diez años después de su primer partido de rojo, el de Terrasa conseguía levantar un Mundial, un éxito que se antojaba imposible por aquel 2000. Aunque el germen del éxito ya se había sembrado.

En 1999, un año antes de su debut con la absoluta, Xavi tocó el cielo al alcanzar el primer Mundial para España sobre un campo de fútbol. Fue en categoría sub-20, pero allí ya coincidió con Casillas, otro de los principales culpables del éxito español en los últimos tiempos. Aunque aquello solo fue un sueño juvenil, Xavi no ha parado hasta hacerlo realidad con la selección absoluta.

Siempre fiel a la selección, el jugador del Barça representa el modelo a seguir por las nuevas generaciones. El fútbol de toque ha dejado atrás al juego impulsivo y a la clásica 'furia' española. El timón de la Roja, candidato al último Balón de Oro junto a Iniesta, es la referencia de un fútbol que conquistó en dos años Europa y el Mundo, y que quiere seguir reinando en el Viejo Continente.

Camacho le dio la alternativa y Luis los galones

Sobre él ha girado el éxito español de los últimos años. Aunque siempre cita a Luis como "el comienzo de todo", Xavi debutó en la Roja con Camacho, la furia roja en persona. El de Cieza le confió el centro del campo de la selección cuando su mentor Guardiola cayó lesionado. El catalán no defraudó y se convirtió en un fijo de las convocatorias nacionales.

La decepción en el Mundial de Corea en 2002 cerró la etapa de Camacho en la selección y llegó Iñaki Sáez, un hombre de cantera que siguió confiando en Xavi. No obstante, el del Barcelona no conseguió hacerse con la titularidad de forma regular hasta la llegada de Luis Aragonés. El 'Sabio de Hortaleza' le dio el balón a los 'bajitos' Xavi, Iniesta, Cazorla, Navas, Villa... y España comenzó a levantar títulos.

Bajo la batuta de Xavi, España triunfó en la Eurocopa de 2008 con el mejor fútbol que se le recuerda. Un espectáculo brillante que, por fin, tuvo su premio gracias al gol de Torres y al excelente trabajo de nuestro protagonista, que fue nombrado mejor jugador del torneo. Pero aquello fue solo el comienzo. España aprendió a ganar y, con Del Bosque en el banquillo, alcanzó en Sudáfrica el mayor éxito de su historia.

Xavi y compañía se pusieron a la altura de los más grandes. Ahora, con el reto de ser el primer equipo que gana una Eurocopa después de un Mundial, el nuevo centenario solo piensa en seguir sumando y sumando las alegrías con las que soñaba hace cien partidos.

Deportes

anterior siguiente