Anterior Cristiano tira de Portugal para vencer a Rusia y México aguanta el tirón Siguiente España firma el pleno con su segunda unidad Arriba Ir arriba

'Pepe' y su particular día de furia

En central portugués del Real Madrid, 'Pepe', se caracteriza por su buen carácter y su simpatía dentro y fuera de los terrenos de juego. Una buena fama que se ve empañada tras las agresiones a Casquero y Albín en el partido ante el Getafe.

Kléper Laveran Lima Ferreira, así es como se llama `Pepe¿, llegó al fútbol español como el central más caro de la historia de la Liga, le costó al Madrid 30 millones de euros. Pronto se ganó el favor del público del Bernabéu y de la afición blanca, gracias al buen carácter y simpatía que mostró con la gente y los medios.

No es propio que un jugador del carácter de 'Pepe' se líe a patadas y puñetazos sin motivo alguno. Transcurría el minuto 86, el portugués empujó a Casquero dentro del área madridista, tras derribarle el árbitro pitó un penalti justo y el central, sin mediar palabras, comenzó a lanzar patadas al jugador del Getafe que estaba tirado en el suelo. En su auxilio acudió Albín, con el que también se lió a puñetazos sin motivos aparentes para ello.

Como recoge colegiado Delgado Ferreiro en el acta arbitral, el motivo de la expulsión fue un "empujón por detrás a un contrario evitando una ocasión manifiesta de gol". Añade además que una vez en el suelo y con el juego detenido, el zaguero portugués "le propinó una patada" a Casquero y "un puñetazo en la cara" a Albín.

Lo de Pepe no concluye además en esa acción porque cuando abandona el terreno de juego se dirige al cuarto árbitro, propinándole insultos. "Sois todos unos hijos de puta", recoge el acta arbitral.

Probablemente el Comité de Competición tome cartas en el asunto e impondrá el castigo oportuno a las agresiones de Pepe. Si la petición de Ángel Torres se cumple -pidió al menos diez partidos de sanción- el central del Madrid podría perderse lo que resta de temporada y parte del comienzo de la próxima. A favor del acusado hay que añadir que se apresuró a pedir disculpas tras el partido.

Marcelo calienta aún más el partido

Tras la expulsión de Pepe y el fallo de Casquero al tirar el penalti, parecía que el partido volvía a la relativa calma de un encuentro en el que se estaba jugando la liga el Madrid y la salvación el Getafe.

Pero los incidentes volvieron al césped, Marcelo tuvo un encontronazo con Cata Díaz, ambos jugadores entraron en un pique absurdo, pero todo hacía indicar que se quedaría en una anécdota más del partido, hasta que Delgado Ferreiro pitó el final de los 90 minutos.

Entonces Marcelo se acercó al Cata y le sacó la lengua, ante la provocación del jugador brasileño del Madrid, el jugador del Getafe estalló y se dirigió a rendir cuentas con Marcelo. Los compañeros de ambos equipo tuvieron que intervenir para que el incidente no llegase a más.

El comportamiento de Marcelo no fue propio la categoría que ha de tener un jugador de un equipo con la historia y solera del Madrid. El sentido común brilló por su ausencia, el brasileño debió dar ejemplo y no calentar más las cosas, suficiente con el lamentable espectáculo que ofreció Pepe.

Incidentes como los protagonizados por Pepe y Marcelo no deberían tener cabida en los terrenos de juego.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente