Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Entrevistamos a Lucía Morera, jefe de misión de Médicos sin Fronteras en República Democrática del Congo, para hablar de los preocupantes casos de violencia sexual que existen en el país. Miles de mujeres, también hombres y menores, son víctimas de abusos y agresiones, y resulta a menudo difícil poder atenderles por la precaria situación de la sanidad en RDC.  

En República Democrática del Congo, huyen de sus casas con lo puesto. Temen que el volcán Nyiragongo vuelva a entrar en erupción. Tristemente acostumbrados a dejarlo todo para salvar la vida, en esta región en el este unas seis mil personas al día huyen ahora de un peligro natural. Las autoridades han ordenado evacuar a la mitad de los barrios de la ciudad de Goma. En su camino se las apañan como pueden. Congo es un país devastado por décadas de conflicto, que ya ha provocado más de cinco millones de desplazados.

Los habitantes de la ciudad de Goma, en el este de la República Democrática del Congo, regresan poco a poco a sus casas tras huir la noche del sábado debido a la erupción del volcán Nyiragongo. Aunque no se han registrado muertos ni heridos quemados por la lava, cinco personas fallecieron en un accidente de tráfico mientras huían por la carretera que une Sake con Goma.

Foto: Un grupo de niños juega con la lava en la ciudad de Goma (Moses Sawasawa/AFP)

El embajador de Italia en la República Democrática del Congo, Luca Attanasio, ha sido asesinado en una emboscada a un convoy de la ONU. Ocurrió en el nordeste del país, una zona que lleva 25 años sumida en la violencia, con decenas de grupos armados rebeldes. Iban en un convoy del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas cuando se produjo la emboscada.

"Ha muerto intentando salvar las vidas de congoleños", ha lamentado Benjamin, amigo del embajador. Attanasio, de 43 años, estaba casado y tenía tres hijas pequeñas. Llevaba más de tres años en Kinshasa. El asesinato se produjo cerca de Goma, al noreste del país, una zona considerada de riesgo extremo. Allí operan decenas de milicias armadas que tratan de controlar la inmensa riqueza en minerales y piedras preciosas de la región.

El Congo fue el centro de la llamada Gran Guerra Africana, en la que murieron cinco millones de personas. Terminó en 2003, pero la violencia continúa. Decenas de grupos rebeldes siguen aún hoy matando en el noreste del país. Solo el pasado año y medio este conflicto olvidado se llevó la vida de más de 2.000 personas.

Hablamos en nuestro programa de hoy de la decisión del presidente turco Recep Tayip Erdogan de reconvertir en mezquita la antigua basílica bizantina de Santa Sofia en Estambul. También analizamos la propuesta del presidente del Consejo Europeo Charles Michel para intentar acordar el fondo de recuperación y el presupuesto de la Unión Europea y la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Polonia. Recordamos la matanza de Srebenica, de la que se cumplen mañana 25 años, con una entrevista a José Angel López, profesor de Derecho Internacional Público de la Universidad Pontificia de Comillas. Entrevistamos además a María Jesús Vega, portavoz de ACNUR, sobre los miles de refugiados congoleños que debido a la violencia están tratando de llegar a la vecina Uganda.

En el momento en el que se cumplen 60 años de la independencia del Congo, cinco mujeres de 70 años piden la reparación a Bélgica, a quien denuncian por crímenes contra la humanidad. Nacieron en el Congo cuando era colonia belga y fueron separadas de sus familias y enviadas a un convento católico. Hijas de un padre blanco y de madre negra eran consideradas "hijos del pecado" y cuentan su terrible historia mientras varios actos reivindicativos piden en Bélgica que miren de frente al pasado.

En nuestro Cinco Continentes hoy explicamos los detalles de la decisión de los 27 socios de la Unión Europea de reabrir sus fronteras a tan solo una quincena de países a partir del 1 de julio. Además, les hablamos de los planes de anexión de Israel, de la aprobación definitiva de la ley de seguridad nacional en China y de sus consecuencias para Hong Kong, de las disculpas de Bélgica a la República Democrática del Congo, y de Facebook y sus problemas con los contenidos racistas o de odio. Entrevistamos a Sarah Shenker, de la organización Survival International, para conocer la situación de los pueblos indígenas en Brasil, y terminamos viajando al espacio, con Juan Luis Cano, el coordinador de NEOCC, el centro de la Agencia Espacial Europea que se ocupa de estudiar los cometas y asteroides en el Sistema Solar.

Dos años y 2.280 muertos después, en la República Democrática del Congo han conseguido erradicar el décimo brote de ébola que afectaba a una de las regiones más conflictivas del mundo: el Kivu Norte, una zona de guerra. Aunque la buena noticia tiene un reverso: crece el coronavirus y el esfuerzo en la pandemia reduce la atención en otras enfermedades que asolan al país centroafricano.

El gobierno de la República Democrática del Congo da por terminada la epidemia de ébola, detectada en el noreste del país en 2018. En los últimos 23 meses, la epidemia ha dejado 2.287 muertos y, a pesar de que por primera vez se han utilizados dos vacunas para miles de personas, la mortalidad ha superado los dos tercios de los infectados. La epidemia ha afectado a tres provincias de la República Democrática del Congo que viven una situación de conflicto armado. Una zona con multitud de grupos ilegales que ha complicado mucho la labor de los sanitarios. Informa Santiago Barnuevo.

Goma (República Democrática del Congo) - 16/04/20 (EFE).- Más de 130 grupos armados, incontables milicias comunitarias de autodefensa, una misión internacional de paz con 14.000 soldados, 250 agencias humanitarias internacionales, el 70% de las reservas mundiales de coltán (principal componente de la batería de los móviles), abundancia de oro, diamantes, una lucha permanente por las tierras y la etnia y una epidemia de ébola que ha matado a miles de personas. La República Democrática del Congo vive desde hace 25 años en un permanente conflicto con elevado grado de violencia, y en el que un gran porcentaje de las víctimas son ciudadanos ajenos a toda lucha de intereses que han interiorizado esta forma de vida. (Imagen de Patricia Rodríguez e Irene Escudero)

Este 1 de abril, la República Democrática del Congo lleva 42 días sin registrar nuevos contagios. Habrá que esperar todavía dos semanas más para que se decrete de forma oficial el fin de la epidemia, pero se considera ya que el virus ha desaparecido, al menos de momento. Más de 2.200 personas murieron de esta enfermedad en RDC, y analizamos hoy la gestión de la epidemia con Luis Encinas, enfermero de Médicos Sin Fronteras, que estuvo luchando contra el ébola en el país africano.

El sur de África sufre desde hace meses una gravísima sequía que pone en riesgo de hambre a millones de personas, una situación crítica ante la cual el Programa Mundial de Alimentos pide ayuda urgente y compromiso económico a la comunidad internacional.

Amplias zonas de Sudáfrica, Zambia, Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y Zimbabue se han visto afectadas por 3 años de prolongada sequía que pone en riesgo a unos 45 millones de personas por la pérdida de cultivos y la falta de alimentos.

En 2018 se perdió más de la mitad de la producción de maíz y cereal, una situación que se ha repetido este año y que causa una carestía por la cual una barra de pan cuesta 20 veces más ahora que hace seis meses. 

El viernes 11 de octubre se anunciará quién será el nuevo Premio Nobel de la Paz, un galardón que a lo largo de los últimos doce meses han compartido la activista yazidí, Nadia Murad, y Denis Mukwege, director del hospital de Panzi, dos defensores de las víctimas de violencia sexual en el mundo. En este tiempo, los dos han dado al mundo un toque de atención para que no se deje de lado a decenas de miles de mujeres que cada año son violadas. Con el ginecólogo congoleño ha hablado Santiago Barnuevo, que ha anunciado la cración de un fondo mundial para indemnizar a las víctimas de la violencia sexual en conflictos.

El brote de ébola que ha dejado ya más de 1.800 muertos en el este de la República Democrática del Congo cumple un año y lo hace con casos en la ciudad de Goma que han provocado el cierre durante unas horas de la frontera con Ruanda. Repasamos cómo se está intentando frenar su propagación con personal sobre el terreno de Médicos del Mundo, OCHA y Médicos sin Fronteras.
 

El primer enfermo de ébola detectado en Goma, la mayor ciudad de la parte oriental de República Democrática del Congo (RDC), ha muerto este martes, dos días después de que se informara del caso, según ha anunciado el Gobierno congoleño. La OMS estudia si declara la emergencia sanitaria internacional.

Algunos vienen desde la República Democrática del Congo vía Angola, donde han cogido un avión para llegar hasta Brasil. Una vez en América se ponen en marcha para unirse a las distintas caravanas que buscan Estados Unidos como destino. El periplo por tierra les lleva a atravesar países enteros: Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y ahora esperan en la frontera de Guatemala para pasar a México. Lo más duro es el paso de Colombia a Panamá donde algunos han llegado a pasar una semana en plena selva. Haitianos y africanos, al contrario que los centroamericanos, no tienen problema en ser detenidos por la policía.

La epidemia de ébola se extiende en África Central: en la República Democrática del Congo ha matado ya a a 1.400 personas, y ha cruzado ahora la frontera hacia la vecina Uganda, donde han muerto un niño y una mujer, y hay otro contagio confirmado. La Organización Mundial de la Salud se reúne mañana para decidir si declara la emergencia internacional.