Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

La guerra en Ucrania está provocando todo tipo de consecuencias económicas. De momento, los peores efectos se hacen notar en la factura energética. Precios que, si ya eran altos, se están disparando a consecuencia del conflicto. Pero son varios los sectores que pueden verse afectados ahora y en el futuro próximo. En uno de ellos queremos detenernos ahora. El de las inversiones inmobiliarias rusa y ucraniana en España. En concreto en una de las zonas turísticas más atractivas para el capital procedente de esos dos países, en la Costa del Sol, en Málaga. Hablamos con Jose Carlos León, presidente de la Asociación Inmobiliaria de La Costa del Sol "Leading Property Agents".

El Congreso también debe convalidar el decreto que permitirá al Gobierno hacerse con el control de la SAREB, más conocida como 'banco malo'. Esta sociedad, que absorbió el ladrillo tóxico de los bancos, no ha cumplido sus objetivos. Pagó demasiado y ha recuperado poco. A día de hoy tiene una deuda de 35.000 millones de euros y el problema es que Bruselas se la atribuye por completo al Estado, porque el Tesoro actúa de avalista. El agujero de 7.000 millones de patrimonio neto debe computar también como déficit del estado.

Informa Daniel Hernández.

Cada vez son más las inmobiliarias que ofrecen castillos en venta. El coste del mantenimiento lleva a sus propietarios a vender estas fortalezas. Algunas administraciones han conseguido fondos para adquirirlos y restaurarlos, pero otros muchos acaban en ruinas. Por 500.000 euros se puede adquirir un castillo del siglo XI en Cogolludo, Guadalajara. En Cardente, Cuenca, los propietarios también vende una fortaleza del año 1500, y así, muchos más ejemplos.

¿Es Evergrande el Lehman Brothers chino? Los temores se extienden entre los acreedores de esta gran inmobiliaria. En el próximo año vencen 100.000 millones en deuda y la compañía sólo cuenta con liquidez por el equivalente al 10% de esa cantidad. Sin embargo hay diferencias muy importantes: al banco de inversión Lehman Brothers no se le pararon los pies en su día y a Evergrande un cambio regulatorio le impide endeudarse más. El desafío en todo caso continúa siendo importante.

Un reportaje de Daniel Hernández Baldó.

El terremoto que ha provocado en el mercado asiático la posible quiebra de Evergrande ha sacudido la economía mundial. La inmobiliaria china ha caído en bolsa un 11 por ciento y ha arrastrado a las bolsas europeas, que han terminado todas en rojo. El Ibex se ha dejado un 1,2 por ciento y Wall Street también ha registrado pérdidas en su apertura. El rojo ha sido predominante en los índices de referencia europeos con caídas cercanas al 2% en la mayoría de los casos. También Wall Street se sumergía en terreno negativo con su cierre próximo: el índice Dow Jones caía un 2'2% y el tecnológico Nasdaq un 2'6%. Los sectores más relacionados con Evergrande y la economía china apuestan por las ventas ante el tambaleo del gigante inmobiliario.

La promotora inmobiliaria china Evergrande está haciendo caer a las bolsas de todo el mundo tras reconocer que tiene que hacer frente a una deuda de 260.000 millones de euros y que podría incurrir en impagos. Buena parte de esa deuda está en manos de bancos y fondos occidentales. Los inversores temen que su caída pueda ser similar a la de Lehman Brothers en 2008 arrastrando a otras empresas del sector inmobiliario y financiero. En el último año las acciones de Evergrande han perdido más del 80 por ciento de su valor.