Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Después de las elecciones en Galicia y País Vasco, los partidos vuelven a trazar estrategias y evalúan lo acontecido durante el pasado fin de semana. En el caso del Partido Popular, la victoria de Núñez Feijóo en Galicia es incuestionable, mientras que en el País Vasco es el momento de analizar su coalición con Ciudadanos, aunque aún se desconoce quién tomará la decisión definitiva sobre este aspecto. En el caso de Podemos, su líder, Pablo Iglesias, aún no se ha pronunciado públicamente sobre la debacle del 12J, más allá de unos tuits que publicó en su perfil de Twitter. La vicepresidenta Carmen Calvo, preguntada por este asunto en Radio Nacional, no ha querido pronunciarse y asegura que "el gobierno de España no se ha presentado a las elecciones".

El portavox de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha criticado el sistema electoral gallego que exige un 5 % mínimo para poder obtener representación, lo que les ha dejado fuera de la cámara autonómica mientras que con un sistema proporcional hubieran obtenido dos diputados. Entrevistado en Los Desayunos de TVE, Espinosa de los Monteros, ha subrayado que "no se gana una batalla de 40 años de nacionalismo en Galicia en 15 días", en referencia a la duración de la campaña electoral, pero apunta que se han sembrado las semillas para crecer en el futuro. Le preocupa el avance del BNG porque, a su juicio, se está adoctrinando a una generación de gallegos desde la escuela.

Mientras los socialistas apenas crecen y Podemos desaprece en Galicia y se debilita en País Vasco, el nacionalismo crece en las dos comunidades. Es el caso del PNV, que sube tres escaños. También EH Bildu, que crece cuatro, posiblemente captando parte del voto de Podemos. Y en Galicia el BNG es uno de los ganadores y se convierte en segunda fuerza. Es su mejor resultado y conquista la mayor parte del electorado de Las Mareas.

Los socialistas mantienen su posición tanto en Galicia como en el País Vasco, suben un escaño en cada una, pero apenas logran captar votos ante la caída de Podemos. El partido de Pablo Iglesias se desvanece por completo en Galicia. Las Mareas eran segunda fuerza política pero las guerras internas han hecho que pasen de 14 diputados a cero. Fracaso también en País Vasco, aunque no tan sonoro; conservan al menos cinco escaños.

No ha habido sorpresas: Urkullu vence en País Vasco y Núñez Feijóo logra su cuarta mayoría en Galicia. El candidato Carlos Iturgaiz ha perdido en el País Vasco cuatro escaños encabezando la unión de PP y Ciudadanos ante un escenario muy fragmentado para las derechas, con la irrupción de VOX en el Parlamento. Por otro lado, la victoria incontestable de Núñez Feijóo, con un perfil moderado, ha dejado sin hueco a Ciudadanos y VOX. Feijóo se ha convertido en el barón intocable dentro del PP. Es lo que lo que piensan altos cargos territoriales que piden a la dirección nacional seguir su ejemplo.

En esta situación de pandemia, ha ganado la estabilidad. Las elecciones gallegas y vascas han dejado parlamentos poco fragmentados y más nacionalismo. Los partidos nacionales analizan sus estrategias a la vista de los resultados en Galicia y el País Vasco, una foto que no termina de encajar con las apuestas de los partidos nacionales y que pone frente al espejo sus estrategias.

En las elecciones gallegas, Alberto Nuñez Feijóo (PP) ha conseguido, por cuarta vez, una mayoría absoluta para seguir gobernando la Xunta de Galicia. El BNG es segunda fuerza, aupada por las consecuencias que ha tenido la fractura de En Marea, y que ha llevado a la desaparición de Podemos en el Parlamento gallego. La cámara autonómica tendrá, desde ahora, solo tres partidos representados: PP, BNG y PSdeG.

Alberto Núñez Feijóo ha tenido palabras de agradecimiento para toda Galicia por la victoria que ha obtenido en las elecciones autonómicas. Tampoco ha pasado por alto "las circunstancias difíciles y atípicas en la que los gallegos han decidido el futuro" y reiteraba agradecimientos a los que les apoyaron en campaña, a Mariano Rajoy del que siempre dijo "ha estado" y a otros integrantes del Partido Popular de fuera de Galicia. 

El secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, destaca que en las elecciones gallegas y vascas "ha fracasado la estrategia de la crispación del PP" y que los buenos resultados de Feijóo se deben a que ha marcado distancias con Génova. Entrevistado en Los Desayunos de TVE, Ábalos sostiene que la ciudadanía ha optado por la moderación. Con respecto al PSOE, apunta que se fortalece la coalición con el PNV aunque les hubiera gustado tener más escaños en Galicia. Por último, defiende que la debacle de Podemos no afecta al Gobierno que tiene un programa que desarrollar.

El candidato del PP, Carlos Iturgaiz, líder de la coalición con Ciudadanos en las elecciones vascas sostiene que la coalición se mantendrá en las comunidades autónomas en las que esté en peligro la unidad de España, en referencia al País Vasco, Navarra y Cataluña. Entrevistado en Los Desayunos de TVE, Iturgaiz indica que se han quedado a solo cien votos de lograr el sexto escaño (que confían en alcanzar con el voto exterior) y critica que la presencia de Vox ha favorecido a Bildu en Guipúzcoa. Acerca de las elecciones gallegas, dice que ha sido un triunfo del tándem Feijóo-Casado y un fracaso de Sánchez-Iglesias.

Vencedores y vencidos claros. La extraña noche electoral del 12J, con la pandemia de Covid inundándolo todo, ha dejado fotografías claras en las dos comunidades que decidían su futuro. Fotografías que toca ver ahora desde diferentes perspectivas. Pocas sorpresas en los resultados de unas elecciones- las gallegas y las vascas- en las que los previsibles ganadores han ganado y algunos perdedores no esperaban semejante batacazo. En tiempos convulsos, los ciudadanos han optado por la continuidad y han triunfado las opciones tradicionales en cada región: el PP en Galicia y el PNV, en Euskadi.

Resultados Galicia | Resultado País Vasco

El presidente en funciones de la Xunta y candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido que no se equivocó cuando decidió "apostar por Galicia", ya que, tras la victoria este por mayoría absoluta por cuarta vez en las elecciones gallegas, considera que "esa apuesta valió la pena para siempre".

En su comparecencia tras conocer los resultados finales, ha prometido que va a "gobernar para todos" incluso para los que no le han votado, que pueden tener la "tranquilidad y seguridad" de que siempre pondrá a Galicia por delante. "Me debo más a Galicia que me debí nunca. Me voy a dedicar con más ahínco, determinación y ganas que en la primera, segunda y tercera legislatura"

Feijóo, que ha comparecido en un hotel en las inmediaciones de la sede del PPdeG en Santiago, ante un atril en el que se ha cambiado el lema de campaña "Galicia, Galicia, Galicia" por "Grazas, grazas, grazas", ha brindado este triunfo "a todo el PP de España" y en concreto a su presidente, Pablo Casado, y ha asegurado que va a contribuir desde Galicia a la "gobernabilidad" de España.

José Luís Ábalos, secretario general del PSOE fue el encargado de hacer una valoración de los resultados electorales en Euskadi y Galicia y lo hacía desde la sede de Ferraz. Comenzaba diciendo con normalidad en unas condiciones difíciles y una lógica incertidumbre "estamos en unas elecciones de ámbito autonómico, es importante que tengamos claro esto para poder entender los procesos que se han producido en dos comunidades muy singulares". Empezaba por el País Vasco para decir que "el Partido Socialista mejora sus resultados, en definitiva responde a la expectativa que teníamos planteada y así se planteó en campaña cuando presentamos al Partido Socialista como un garante del equilibrio y también como protagonista del cogobierno". Considera que los electores vascos han valorado positivamente esa fórmula de coalición, de su gestión, y por eso supera la mayoría absoluta con su socio, algo que no pasaba en la legislatura que acaba de concluir, decía Ábalos.

Las elecciones erán autonómicas, pero según dijo no todo el mundo ha interpretado esos resultados en esa clave. Sobre el Partido Popular hablaba de dos estrategias muy diferenciadas "una en Galicia claramente referenciada a la gestión de Feijóo, donde las siglas han pasado más desapercibidas, donde la presencia de la dirección nacional ha sido menor y dónde además ha habido gestos claros de distanciamiento respecto a la estrategia de la dirección del partido a nivel nacional, cosa que no ha ocurrido en el País Vasco. "

El Bloque Nacionalista Galego se ha convertido en la segunda fuerza política en el Parlamento Gallego y su candidata Ana Pontón hablaba así tras conocerse los resultados electorales "tenemos que seguir avanzando, seguir escalando, porque nuestro objetivo es construir una Galicia mejor, con futuro con oportunidades y no hemos dejar de hacerlo, no tenemos que dejar de perseguir ese sueño hasta que lo consigamos". Afirmaba que ese era su palabra, su compromiso y el de toda la organización que representa que es el BNG.

Sobre el resultado "nos deja motivos para la esperanza, porque hoy en este país hay una alternativa seria al Partido Popular y tenemos que trabajar con muchísima humildad, pero también con mucha decisión consolidando una alternativa de Gobiernopara este país". Reconocía la victoria absoluta obtenido por el Partido Popular y por eso dijo que había trasladado su felicitación al propio candidato del PP, el candidato Feijóo y reiteraba la felicitación a través de los medios de comunicación y decía "que le deseo aciertos, porque sus aciertos será en beneficio de todos para que este país pueda avanzar" . 

Ana Pontón también se refirió a las circunstancias y momentos excepcionales "una pandemia que nos deja una crisis social, una crisis económica y una crisis sanitaria. Y este momento requiere altura de miras y requiere de lo que solemos decir 'política con mayúscula', porque lo relevante de este resultado electoral no es el porcentaje que tuvo cada organización política, cual es el porcentaje de cual partido u otro, sino que lo importante es la gente de este país y sus vidas"