Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Esteban Beltrán entró en Amnistía Internacional con 20 años y en 1997 era ya el Director de la Sección Española de ese movimiento global que se plantea como objetivo principal denunciar los abusos contra los derechos humanos en todo el mundo. También ha escrito el poemario “Marian o la muerte que no admite olvido”, el ensayo “Derechos Torcidos” y más recientemente “La jodida intensidad de vivir”. Los cantautores españoles han acompañado buena parte de su historia sonora, pero también grupos como The WhoSupertramp o el rockero norteamericano Bruce Springsteen.

Hoy se celebra el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Amnistía Internacional (AI) considera "imprescindible y urgente" que se lleven a cabo modificaciones legislativas que protejan los derechos humanos de los mayores que viven en residencias. Safira Cantos , responsable del informe sobre los ancianos de Amnistía Internacional, denuncia que el año pasado, durante la primera ola de la pandemia de coronavirus, "fueron abandonadas a su suerte".

FOTO: Gettyimages

Cada 3 de mayo, en todo el mundo, se conmemora el Día Internacional de la Libertad de Prensa. Una jornada que llega en 2021 con este oficio aún de luto en España por el asesinato de David Beriain y Roberto Fraile la pasada semana, mientras trabajaban en Burkina Faso. Andrés Zaragoza, portavoz en nuestro país de Amnistía Internacional, ha asegurado que, precisamente, "la libertad de prensa es uno de los derechos más machacados en todo el mundo", porque "no puede ser que por informar pongas en riesgo tu propia vida". Rusia, Turquía o los países de la península arábiga son algunos de los Estados que están restringiendo la libertad de prensa a través de su legislación, "gobiernos que usan leyes para perseguir al periodismo" y en los que incluso "existe la pena de muerte". Zaragoza también ha puesto el foco en China, uno de los países donde más se persigue la profesión, por ejemplo con la reciende condena a cuatro años de cárcel contra la periodista china Zang Zan por informar sobre la COVID-19. Respecto a niestro país, el portavoz de Amnistía Internacional ha reconocido que, como en toda Europa, la situación es mejor que en otros países, aunque con aspecto como la llamada 'ley mordaza' que pueden coartar la libertad de la prensa.

La pandemia aumenta la desigualdad y golpea más a mujeres, refugiados y minorías, según Amnistía Internacional. La oenegé revisa la situación en 149 países durante 2020 y alerta de que numerosos gobiernos han abandonado a los sectores más vulnerables de la población y están instrumentalizando la crisis sanitaria para avanzar en sus propias agendas, resume la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard. Muchos dirigentes han aprovechado el coronavirus como arma para eliminar la disidencia.

Amnistía Internacional denuncia en un informe el abandono que sufrió el personal sanitario en España durante los primeros meses de la pandemia y el "desproporcionado" número de muertes entre los mayores, además de denunciar actuaciones "arbitrarias" de las fuerzas de seguridad en el estado de alarma. La pandemia centra el tradicional informe de la ONG, que dedica buena parte del capítulo sobre España a las carencias sufridas por el personal sanitario y a las "violaciones de derechos humanos" en las residencias de mayores. [Coronavirus: última hora en directo]

Foto: Una sanitaria se prepara para atender a pacientes de coronavirus en un hospital. Firma: Efe / Cropper.

La organización protectora de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional (AI), ha recogido los testimonios de numerosas mujeres que ven cómo las autoridades mexicanas reprenden sobre las manifestaciones feministas sin ningún tipo de control. "Hay una política de estado que permite que a las mujeres, se les agrede, se les viole y se les mate", ha explicado Tania Reneaum, directora de la AI en México.

El ejemplo más evidente fue la disolución a balazos de una marcha en Cancún, mientras el discurso oficial viene a decir que ellas se lo han buscado.

Amnistía Internacional presenta un informe en el que pone de relieve cómo los recortes o la atención primaria colapsada han mermado un sistema sanitario del que siempre nos hemos sentido orgullosos. Esteban Beltrán, director de la organización, explica que han analizado Madrid, Cataluña y Castilla - La Mancha por su nivel de desinversión en los últimos diez años y por el impacto que ha tenido el COVID19 en ellas. "Creo que es el momento de invertir en el sitema público de salud. Portugal tiene el mejor dato de Europa en el dato de médicos por habitante."

Entre sus conclusiones, está que España "ha vulnerado el derecho a la salud física y mental. "Tenemos listas de espera eternas, centros cerrados... lo que hay que hacer es invertir y empezar a seleccionar personal sanitario para esos centros", asegura.

Nuevo informe de Amnistía Internacional, con el título La otra pandemiaLa ONG denuncia el abandono que ha sufrido en los últimos años el sistema sanitario en España, en el que se ha invertido el 13% menos que en los años anteriores a la crisis. Y eso, según el informe, ha dificultado dar una respuesta eficiente a la pandemia de coronavirus y ha dejado en el olvido a personas que sufren otras enfermedades.

FOTO: Manifestación de médicos de la atención primaria pública. EFE/Marta Pérez.

Noticia   Las cosas claras  

  • Considera que la ley española en este ámbito "se aparta" de la legislación internacional al respecto
  • Beltrán cree que la tipificación actual de enaltecimiento del terrorismo es "una amenaza a la libertad de expresión"
  • Las Cosas Claras, de lunes a viernes, de 12:30 a 15:00, en La 1 de TVE y en RTVE.es

El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, considera que "en la manera en la que está redactado ahora mismo" en el Código Penal español, el delito de enaltecimiento del terrorismo supone "una amenaza a la libertad de expresión. Nadie debería ser encarcelado por delitos de opinión por más provocativos que sean", ha dicho respecto al encarcelamiento de Pablo Hasél.

Como cada mes, llega Amnistía Internacional al barrio para hablarnos de la situación de la población lgtbi+ del mundo. En la última sección de Amnistía en este 2020, Saúl Castro y Claudia Pérez-Íñigo hacen balance de lo que ha supuesto este año en materia de DDHH y libertades LGTBI+. Recordamos los casos de Polonia, Hungría, Arabia Saudita y lo países del Triángulo Norte, en el continente americano, pero también pondremos el foco en las cosas positivas que han sucedido, como el informe de Naciones Unidas que insta a criminalizar y prohibir las terapias de conversión. 

En Las mañanas de RNE nos colocamos frente a las cifras de la pandemia de nuestros mayores. Según los datos recopilados por RTVE, estudiando las cifras de Sanidad comunidades autónomas23.879 ancianos han fallecido en las residencias españolas con coronavirus o con síntomas compatibles con la enfermedad. Aproximadamente la mitad de todos los fallecidos en lo que llevamos de pandemia. La mayoría en Castilla y LeónCastilla-La ManchaMadrid Cataluña. Según Amnistía Internacional, durante la primera ola de la pandemia, en estos centros se han vulnerado hasta 5 derechos humanos. Julio Leyte nos acerca a la voz de la juventud acumulada visitando la residencia Domus Vi Tres Cantos. Hemos hablado con GoyiValentinaÁngeles y algunas de las trabajadoras del centro

El virus se ha cebado con los mayores pero también con sus familias. La COVID-19 ha dejado soledad miedo. Las visitas se han establecido un día a la semana, con duración de una hora, tal y como nos cuenta Elena, trabajadora del centro. Ella se encarga de que no les falte de nada. A algunos residencias la pérdida de amigos y la falta de comunicación les ha pasado factura. Cristina, la psicóloga del centro organiza cada martes talleres emocionales y terapias grupales. En la residencia avanzan con paso lento pero firme en su desescalada particular. Los residentes solo piden precaución responsabilidad para dejar atrás al virus: "Nos lo merecemos también". 

Amnistía Internacional denuncia que se violaron los derechos fundamentales de los mayores en las residencias de Madrid y Barcelona en la primera ola de la pandemia. Dice que se les aisló y se les privó de la asistencia médica que necesitaban. Según las estimaciones provisionales del Gobierno, más de 20.000 personas fallecieron en residencias durante los primeros meses de la pandemia, casi la mitad del total de las muertes. [Coronavirus: última hora en directo]

Amnistía Internacional ha denunciado en un nuevo informe que las medidas adoptadas por las autoridades para responder a la pandemia COVID-19 en las residencias han sido "ineficientes e inadecuadas" y han vulnerado "al menos cinco derechos humanos".

La ONG revela en este informe que se centra en Madrid y Cataluña que la situación no ha mejorado durante esta segunda ola ya que no se están derivando a los pacientes a hospitales, no se garantizan las visitas de familiares, ni se ha reforzado el personal.

El padre de Elena Valero falleció en una residencia de Madrid. "Fue horrible porque vivo a 300 metros de la residencia y cada vez que me asomaba veía la calle dónde mi padre estaba muriendo y no podía acercarme a cogerle la mano".

La madre Daniel Martínez murió en una residencia de Barcelona. "De golpe y porrazo mi madre pasó de estar viendo a su familia cada día a estar sola".

Informa Minerva Oso