Enlaces accesibilidad
Orgullo gay

El duque de Baviera, de 87 años, posa por primera vez con su novio, ¿por qué es tan importante este gesto?

Por
 El duque de Baviera
El duque de Baviera

Nunca ocultaron su relación, pero este último gesto es un gran paso hacia delante para una monarquía europeaEl duque de Baviera y su pareja Thomas Greinwald han hecho historia posando juntos por primera vez de manera oficial. Nunca antes un jefe de una Casa Real europea había 'mostrado' públicamente su homosexualidad. A pesar de que llevan décadas conviviendo, el retrato no se ha hecho hasta ahora. El fotógrafo y artista holandés Erwin Olaf, favorito de mucho royals como los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, ha sido el encargado de inmortalizar esta imagen, que forma parte de la exposición titulada 'Increíblemente bello'. La muestra se puede visitar desde el pasado 14 de mayo en el museo Kunsthalle de Hamburgo.

Es una de las cuatro nuevas obras del gabinete aristocrático de Erwin que se titula 'Blue Blood', en las que también hay fotos de la familia real holandesa. Según cuenta el propio fotógrafo en sus redes sociales, la instantánea fue realizada en el palacio de Nymphenburg, situado en la ciudad de Múnich. Uno de los lugares con más interés turístico de la ciudad. Se trata de la antigua residencia de verano de la familia real de Baviera. La imagen está estudiada al milímetro: muy cuidada y sobria. El duque aparece sentado en un sillón, mientras que Thomas Greinwald se mantiene de pie, a su lado, apoyando un brazo sobre el asiento. Su perro mira fijamente a la cámara tumbado en el suelo. 

No es la primera vez que los vemos juntos, la pareja acude habitualmente a numerosos actos públicos durante estos últimos años: el Festival de Salzburgo, fiestas de la alta sociedad alemana, bodas, reuniones familiares, etc. Pero este retrato oficial tiene un enorme valor simbólico. Los medios no han tardado en hacerse eco de la noticia. Es relevante que, incluso la revista ¡Hola!, de un perfil más clásico, trate con absoluta normalidad estos temas, la misma normalidad con la que el duque de Baviera exhibe su condición sexual públicamente. 

 El duque de Baviera junto a su pareja Thomas

El duque de Baviera junto a su pareja Thomas

Francisco de Baviera, de 87 años, se hubiese convertido en rey si la monarquía no se hubiera abolido en 1918, cuando reinaba su bisabuelo, Luis III de Baviera. Pero como cabeza de la dinastía, es dueño de una gran fortuna. Nunca se ha casado y no tiene hijo, pesa a la presión social de la nobleza. Su heredero es su hermano menor Max, de 84 años, padre de cinco hijas: Marie Caroline, Hélène, Sophie, Élisabeth y Marie Anne. 

Entérate de toda la actualidad en el portal de Tendencias