Enlaces accesibilidad
Corazón y tendencias

Sergio Ramos luce nuevo tatuaje en el pecho con el nombre de su cuarto hijo, Adriano

Por
Sergio Ramos, durante el Real Madrid-Eibar el pasdo 14 de junio. AP Photo

Sergio Ramos ya se ha tatuado el nombre de su cuarto hijo con Pilar RubioMáximo Adriano nació el pasado 26 de julio y el jugador del Real Madrid ha tardado poco en cumplir su tradición de marcarse el cuerpo con el nombre del nuevo miembro de la familia. Para ello ha elegido un lugar destacado (y el único que le quedaba por tatuar), el pecho.  

Gym time ��️‍♂️

Una publicación compartida de  Sergio Ramos (@sergioramos) el 

A través de esta imagen que el futbolista ha subido a su perfil oficial en Instagram, ha mostrado los nuevos diseños permanentes que se ha hecho en la piel. "Adriano" se sitúa en la parte central, a la altura del esternón y justo debajo podemos ver la imagen del Corazón de Jesús, con las letras R y R en los ojos (suponemos que en referencia a los apellidos Ramos y Rubio) y la palabra familia. Este tatuaje une dos de las cosas más importantes en la vida del deportista: fe y familia. 

Pero sus recién estrenados tattoos no se quedan ahí. Ya que tiene que ser marcado por aguja y tinta, Ramos ha aprovechado para añadir más ilustraciones. En sus trapecios delanteros ahora se puede leer "MOM" "DAD", que en castellano significan "mamá" y "papá". Mientras que en los pectorales se ha escrito la frase "I confess that I have lived" (confieso que he vivido), que se corresponde con el título del libro de memorias del poeta chileno Pablo Neruda.

Los números también son parte importante de la simbología que recorre el cuerpo del sevillano. Esta vez ha querido destacar una fecha muy importante en su carrera profesional, el 14 de junio (06 / 14 en el calendario tradicional inglés). Ese día, el Real Madrid se enfrentó al Eibar en el primer partido tras el parón por la pandemia del coronavirus y el de Camas anotó el gol que le convertiría en el defensa más goleador de la historia de la Liga (con 71 tantos)

Con estos nuevos tatuajes sobre su familia, profesión y creencias, Sergio Ramos continúa dibujando en su anatomía la "historia de su vida". 

Tras ser campeones de la Liga, el capitán del Real Madrid tiene la mirada puesta en el partido contra el Manchester City de octavos de final de la Champion League. Los merengues tienen que remontar el 1-2 de la ida en el Santiago Bernabeu para continuar en la competición y optar a su 14ª Copa de Europa. Una gesta muy complicada que, de conseguirla, sería digna de ocupar un lugar entre los tatuajes de Ramos.