Enlaces accesibilidad

TINTAS

Natalia Lacunza: "Nunca me he sentido identificada con el rol femenino"

Por
Tintas - Capítulo 9 - Natalia Lacunza

Natalia Lacunza pocas cosas se le resisten: música, interpretación y tatuajes, muchos tatuajes. Por eso, es la protagonista del noveno capítulo de Tintas

La tercera finalista de Operación Triunfo 2018 no ha dejado de formarse incluso antes de dedicarse profesionalmente al mundo de la canción. Toca la guitarra, el violín y el piano; baila los estilos clásico, moderno y contemporáneo, y además ha hecho sus pinitos en el mundo interpretativo, formando parte de algunos cortometrajes como en el de "Hielos: El Musical", junto con el actor Diego Domínguez.

¿Sabías que se dio a conocer en el panorama musical como Eilan Bay? Este nombre artístico proviene del suyo escrito al revés (con alguna otra modificación) y añadiéndole el apellido de uno de sus cantantes favoritos, James Bay.

"Soy lo que soy y hago lo que hago. Si no te gusta, no mires”

Si hay algo que define a esta mujer es su sensibilidad carácter. “Nunca me he sentido identificada con el rol femenino”, explica en Tintas. Reconoce que, al principio, no lo entendía. Después, se dio cuenta de que le gustaban también las chicas y la ropa masculina.

Harta de escuchar frases como: “eso es una fase, deja de ponerte ropa de chico" que, reconoce le "han minado bastante la moral", optó por "poner los ovarios encima de mesa y decir: yo soy lo que soy y hago lo que hago. Si no te gusta, no mires”. Seguro que todos aquellos que también se metían con ella por cantar, ahora escuchan sus singles en casa. A veces, el tiempo pone todo en su lugar. ;)

Natalia Lacunza tiene 16 tatuajes

Natalia tiene 16 tatuajes de estilos muy diferentes entre sí: línea fina, gorda, handpoke… menos el realista con el que aún no se ha animado. “Soy un cuadro”, dice.

Inciso. Para el que no sepa cómo es la técnica de handpoke te lo explicamos: consiste en realizar el tatuaje a mano, sin el uso de máquinas; es más lenta, pero también menos agresiva para la piel. En teoría, duele menos y cicatriza más rápido.

“Artemis” fue su primer tatuaje

Su primer tatuaje se lo hizo cuando cumplió 18 años. Se trata de una palabra: “Artemis”, en honor a las arqueras que se cortaban el pecho izquierdo cuando salían a cazar para poder colocarse el arco en ese lado. Por eso, la artista decidió hacérselo en ese mismo lugar. “Tenía mucha relación con la música y como icono feminista… muy guay”.

Desde luego, si tuviéramos que comparar a Natalia con una diosa, esa sería Artemisa: salvajeluchadora, amante de los animales y alguien a quien le gusta sentirse libre.

“En el colegio siempre jugaba al fútbol y me llamaban marimacho

Su segundo tatuaje fue la rosa atravesada por un espada que tiene en el antebrazo derecho. “La rosa siempre prevalece por encima”, asegura. Especial dedicación a todos aquellos “gilipollas” que la insultaban en el colegio por jugar al fútbol.

La espada simboliza el sufrimiento y “todas esas cosas malas por las que tenemos que pasar las mujeres por el simple hecho de serlo”. La cantante explica que se trata de uno de esos tatuajes con significado del que sabes “que no te vas a arrepentir”.

Era la primera rosa neotradis que hacía su tatuador

Era la primera rosa neotradis (estilo neo tradicional) que hacía el tatuador. El diseño fue exclusivamente para ella. “Me hizo mucha ilusión”.

El tatuaje de la rosa de Natalia Lacunza era el primero en estilo neotradis que hacía su tatuador

El tatuaje de la rosa de Natalia Lacunza era el primero en estilo neotradis que hacía su tatuador cropper

Para los que no piloten de técnica, el Neo Tradicional es una mezcla entre la tendencia Old School y el estilo New School. Los de la “vieja escuela” son los que no tienen casi degradados, usan una gama cromática limitada y tienen delineados negros muy gruesos. La “nueva escuela” es lo opuesto, incluye mucho color, distintos tipos de trazo, sombras y esfumados.

“Si entro a Operación Triunfo, me lo hago”

Su tercer tatuaje fue el que tiene en la mano derecha. Habló con sus amigos y les dijo que, si entraba en el programa, se lo hacía. “Al final me lo hice antes porque me moría de ganas”. Se "autopremió" antes de tiempo.

Confiesa ser un poco bruja: “no sé exactamente lo que va a pasar, pero cuando va a pasar algo gordo, lo siento”. Eso fue lo que le ocurrió cuando empezaron los castings. Tuvo un presentimiento y, hoy en día, se ha convertido en una estrella.

Natalia Lacunza prometió tatuarse la mano si entraba a Operación Triunfo

Natalia Lacunza prometió tatuarse la mano si entraba a Operación Triunfo cropper

El tattoo se lo hizo en un momento difícil porque acababa de dejar la universidad y decidió ponerse a trabajar para ir a estudiar interpretación a Madrid. “Tenía la matrícula, mi piso… todo. Al final, pasé el casting y entré".

El cuarto se lo hizo al mismo tiempo. Se trata de un ojo compañado por la frase: “Look again”, situado en la parte de atrás del brazo derecho. Reconoce que estaba en plena adolescencia, una etapa muy filosófica para ella. “No reflexionamos lo suficiente, hacemos las cosas un poco por inercia (…) por eso me parece importante pararse a ver bien las cosas y observar lo que tienes alrededor”.

Se tatuó “Corashe” para darse cuenta de lo que era capaz

La “X” que comparte con su grupo de amigas del colegio, la cara de una mujer que se hizo cuando salió de OT, la golondrina en honor a su padre, la palabra “Corashe” como reafirmación a sí misma… son otros de los tatuajes de Natalia.

Uno que le parece “súper cute” es el teléfono color lila que tiene en el antebrazo izquierdo. Es un móvil antiguo abierto y en la pantalla puede leerse la palabra “AMOR”. “Es como que todo el rato me está llamando tu amor”.

La nube que tiene en la pierna es el logo de su próximo EP

Otro de los tatuajes por los que siente especial cariño es el diablo que tiene en el brazo derecho. La primera idea fue tatuarse un angelito, pero su tatuador le propuso ponerle cuernos y cola. Y, ¡por qué no! Simboliza la relación de amor odio que tiene con su guitarra, de la que asegura: “me encanta tocarla, pero a la vez me da mucha inseguridad, me pongo nerviosa y me empiezan a fallar los dedos”.

El tatuaje de la nube de Natalia Lacunza es el logo de su próximo EP

El tatuaje de la nube de Natalia Lacunza es el logo de su próximo EP cropper

Su tattoo más importante es la nube que tiene en la pierna llorando corazones. “Está triste, pero amorosa”. Se trata del logo de su próximo EP. Cuando se lo hizo, estaba en un momento “caótico”. “Salir de Operación Triunfo es todo un suceso, cuando estás tres meses concentrada haciendo un trabajo concreto y luego paras de hacer cosas es cuando te das cuenta de que estás llena de agujeros”.

Se ve reflejada en este diseño: “soy yo, me sentía como una cosa blandita y sensible, que tenía que dar la imagen de todo lo contrario y estaba un poco heartbroken en ese momento”. Pero la fuerza de esta guerrera le está llevando a lo más alto. 

PLAYZ

anterior siguiente