Enlaces accesibilidad

Los mapas de la decimosegunda semana de guerra en Ucrania

Por
Mapas de la duodécima semana de guerra en Ucrania.
Mapas de la duodécima semana de guerra en Ucrania. DISEÑO RTVE / REUTERS / Alexander Ermochenko

⏳ La actualización continúa aquí: el mapa de la guerra en Ucrania

Jueves 13 de mayo, día 78 de la guerra: Ucrania sigue ganando terreno al noreste de Járkov mientras Rusia se "estanca" en el este

El ejército ucraniano sigue avanzando en su contraofensiva al noreste de Járkov, la segunda ciudad más importante del país, empujando a las tropas rusas hasta dejarlas a tan solo 10 kilómetros de la frontera entre ambos países, según el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) cuando se cumplen doce semanas de la invasión. La inteligencia británica también señala que Ucrania está recuperando varios pueblos y aldeas hacia la frontera con Rusia.

La contraofensiva ha "obligado a las tropas rusas a ponerse a la defensiva y ha aliviado la presión" de los ataque con artillería sobre la ciudad de Járkov, añade el ISW, que también menciona fuentes prorrusas que hablan de un posible contraataque ucraniano a 40 kilómetros al norte de Izyum para aislar a las unidades rusas en esta ciudad clave.

En el este, donde Rusia quiere hacerse con el control total de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, los esfuerzos de Moscú siguen "estancados". En Mariúpol, el ejército ruso sigue el asalto de la planta de Azovstal, donde resisten los últimos combatientes ucranianos.

Viernes 13 de mayo, día 79 de la guerra: Rusia fortalece sus posiciones en la isla de las Serpientes para el control del Mar Negro

El ejército ruso está fortaleciendo su posición en la isla de las Serpientes en un intento de bloquear las comunicaciones y capacidad marítima de Ucrania en el noroeste del Mar Negro y los accesos a Odesa, según el informe ISW, cuando se cumplen 79 días de la invasión.

Este pequeño islote de apenas 17 hectáreas a 40 kilómetros de la frontera entre Ucrania y Rumanía y a 140 kilómetros del puerto de Odesa ha sido escenario en los últimos días de enfrentamientos entre las fuerzas rusas -presentes en él desde que empezó la guerra el 24 de febrero- y las ucranianas, que intentan recuperarlo. El ejército ucraniano asegura que ha logrado hundir otro de los barcos que Rusia mantiene apostados cerca de la isla, informa Efe.

Moscú, no obstante, sigue especialmente centrado en el este del país, en las regiones de Donetsk y Lugansk, donde intenta rodear a las fuerzas ucranianas que combaten en esta zona para aislarlas del apoyo y refuerzo de las unidades del oeste, según la inteligencia británica. Al respecto, el ISW apunta este viernes que Rusia puede estar abandonando la idea de un amplio cerco a las tropas ucranianas a lo largo de la línea Izyum-Slovyansk-Debaltseve a favor de cercos más pequeños desde Severodonetsk y Lysychansk. De hecho, el think tank sugiere que Rusia puede estar renunciando a avanzar desde Izyum.

En Járkov, prosigue la contraofensiva del ejército ucraniano, que han obligado a Rusia a centrar sus bombardeos de la zona no en la ciudad, sino en atacar a las tropas de Kiev. "La contraofensiva ucraniana cerca de Járkov está comenzando a parecerse mucho a la contraofensiva que finalmente expulsó a las tropas rusas de Kiev y el oeste de Ucrania por completo, aunque es demasiado pronto para saber si los rusos tomarán una decisión similar aquí", concluye el ISW.

Rusia está enviando artillería adicional a su zona fronteriza del sur, en la región de Briansk, limítrofe con el norte de Ucrania, para ampliar los bombardeos en los asentamientos de la región de Chernígov, cercanos a Kiev, según el último informe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania recogido por Efe.

En Mariúpol, continúa el ataque a la acería de Azovstal, donde aún permanece un grupo de combatientes ucranianos.

Sábado 14 de mayo, día 80 de la guerra: la batalla por Járkov podría concluir pronto, la de Severodonetsk se intensifica

Cuando se cumplen 80 días desde el inicio de la guerra, Ucrania podría haber ganado la batalla por Járkov, la segunda mayor ciudad de Ucrania según ha informado el propio Estado Mayor General del Ejército de Ucrania: "En Járkov el enemigo no ha realizado activas acciones militares. Ha centrado sus esfuerzos en garantizar el repliegue de sus fuerzas de la ciudad, manteniendo (...) las líneas de suministro".

Esta declaración vino a coincidir con el análisis que hacía el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), que apuntaba a la retirada de los rusos, empujados por las contraofensivas ucranianas y su propia limitada capacidad de reforzarse. Un esfuerzo que a continuación los ucranianos podrían enfocar en "intentar interrumpir las líneas terrestres rusas de comunicación con Izyum", en la región de Járkov.

Es en la parte oriental del país, en el Donbás, donde se concentra el objetivo de la ofensiva rusa. Las fuerzas invasoras tratan de progresar en los alrededores de Izyum, aunque con pocos progresos, como el fracaso en el intento de controlar el río Séverski Donets. Los numerosos cursos fluviales impiden los avances, y los rusos también informaron este sábado haber volado un pontón por donde las tropas ucranianas intentaban avanzar. El ejército ruso está realizando movimientos cerca de las poblaciones de Kreminna y Rubizhne y orienta otros ataques concentrándose en el cerco a Severodonetsk y Lysychansk, tanto desde el norte como desde el sur.

En otros frentes, los rusos pueden haber asegurado una carretera de acceso a la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol, pero la lucha por la instalación continúa. Y también continúa la lucha por el control de la pequeña isla de las Serpientes, frente a la costa rumana.

Como otra parte del desarrollo de la estrategia de invasión rusa, la inteligencia británica advierte sobre el referéndum para adherirse a la Federación Rusa por parte de Jersón, la única ciudad ucraniana en la que se ha impuesto un liderazgo local prorruso, que coincide con el anunciado en la región separatista de Osetia del Sur (Georgia). "Era muy probable que una parte central del plan de invasión original de Rusia utilizara referéndums amañados para colocar a la mayoría de las regiones de Ucrania bajo una autoridad prorrusa a largo plazo".

Domingo 15 de mayo, día 81 de la guerra: Rusia ataca de nuevo cerca de la frontera polaca y en Mariúpol

"La ofensiva rusa en el Donbás ha perdido impulso y se ha retrasado significativamente", es el juicio que realiza el Ministerio de Defensa del Reino Unido de la guerra en Ucrania cuando cumple 81 días desde el inicio de la invasión rusa. A juicio de la inteligencia británica, "a pesar de los avances iniciales a pequeña escala, Rusia no ha logrado ganancias territoriales sustanciales durante el último mes, mientras mantiene niveles constantemente altos de desgaste" y es poco probable que lo consiga en "los próximos 30 días". Un diagnóstico que coincide con el del ISW, que señala en su último informe las pérdidas rusas en su operación sobre la ciudad de Severodonetsk.

Pese a ello, el Ejército ruso continúa realizando ofensivas. Este domingo, un ataque con misiles ha dañado infraestructuras militares cerca de la frontera con Polonia, en el área de Yavóriv, donde ya bombardeó en marzo la mayor instalación militar del oeste del país y causó decenas de muertos. Según el gobierno regional de Leópolis, los misiles fueron lanzados desde el Mar Negro.

Y también, desde la alcaldía de Mariúpol han denunciado que Rusia ha lanzado bombas de fósforo blanco contra la acería de Azovstal poco después de la victoria de Ucrania en el certamen de Eurovisión. "Utilizaron proyectiles incendiarios 9M22S con capas de termita. La temperatura de combustión es de unos 2-2,5 mil grados centígrados. Es casi imposible detener la quema", ha denunciado el asesor de la Alcaldía, Petro Andriushchenko, que ha difundido imágenes y vídeos. Las bombas de fósforo blanco son un proyectil incendiario cuyo contenido comienza a arder al contacto con el aire. Su alcance indiscriminado y su brutal devastación hacen que se trate de armas cuyo uso en zonas pobladas está prohibido por el Derecho internacional.

En línea con lo anterior, el último informe del think tank estadounidense ISW subraya que las últimas pérdidas rusas para intentar atravesar los ríos que cruzan el Donbás han sido aireadas por "prominentes" blogueros rusos especializados en asuntos militares, que "han comenzado a comentar la incompetencia de los militares rusos a sus cientos de miles de seguidores". La guerra continúa así por otros medios, los digitales. Vinculado también al festival de Eurovisión, del que Rusia fue excluido y del que Ucrania se ha proclamado claro vencedor, las autoridades italianas informaron este domingo de un fallido intento de ataque informático organizado por grupos del colectivo Killnet, 'hackers' afines a Rusia, durante la final del certamen.

Por su parte, mientras los rusos continuan su retirada de la región de Járkov, los ucranianos han anunciado una contraofensiva en la zona de Izyum, que tratará de golpear sobre las líneas de comunicación de las tropas de Vladímir Putin y postergar también sus avances sobre poblaciones del Donbás.

Lunes 16 de mayo, día 82 de la guerra: Rusia centra su objetivo en el oeste a tomar Severodonetsk; Bielorrusa se despliega en la frontera

La contraofensiva ucraniana en la región de Járkov y los reveses del ejército ruso para avanzar en la región del Donbás están obligando a Moscú a limitar su estrategia en el que es ahora su principal objetivo bélico tras 82 días de guerra. Según el análisis del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), las tropas rusas han abandonado el objetivo de completar un cerco a gran escala de las unidades ucranianas desde la ciudad de Donetsk hasta Izium, para pasar a centrarse en tomar la región de Lugansk y, en concreto, la ciudad de Severodonetsk. Del mismo modo, el poco éxito de los últimos ataques rusos en el área de Izyum no les ha permitido avanzar hasta Sloviansk, como pretendían.

Al mismo tiempo, el think tank estadounidense de análisis estratégico y militar señala que Moscú está tomando medidas para garantizar el control de las zonas ya ocupadas en el sur, con la intención de ampliarlo a toda la región de forma "permanente". Las tropas rusas están reforzando sus posiciones en áreas de Mykoláiv, Jersón, cerca de Melitopol y al oeste de Zaporiyia. Continúan los ataques de artillería, aéreos y navales sobre la acería Azovstal, en Mariúpol, pero los defensores mantienen su resistencia.

Por otra parte, Bielorrusia ha anunciado el despliegue de fuerzas de operaciones especiales a lo largo de la frontera con Ucrania. La inteligencia británica cree que esta presencia del país aliado de Rusia probablemente fijará a las tropas ucranianas, de modo que no puedan desplazarse para apoyar las acciones militares en el Donbás.

A pesar de la especulación inicical, hasta la fecha Bielorrusia no se ha implicado directamente en el conflicto. Sí ha servido como punto de parada para el avance inicial ruso sobre Kiev y Chernígov y como plataforma de lanzamiento de misiles, pero, en opinión de la inteligencia británica, el gobierno bielorruso trata de evitar una participación directa para no exponerse a sanciones, evitar represalias por parte de Ucrania y un posible descontento en su propio ejército.

Martes 17 de mayo, día 83 de la guerra: Ucrania se rinde finalmente en Azovstal mientras empuja a Rusia hasta la frontera en Járkov

Ucrania se rinde finalmente en Mariúpol -que quedará completamente bajo control ruso- al dar por cumplida la "misión" de los últimos combatientes que aún resistían en la acería de Azovstal, cuando se cumplen 83 días de guerra. En las últimas horas han sido evacuados 265 militares ucranianos de las instalaciones, que según Kiev serán intercambiados con Moscú por prisioneros rusos.

Tras la decisión de Ucrania de abandonar definitivamente Mariúpol, se pone fin a una de las batallas más largas y sangrientas de la guerra. Kiev ha destacado que la resistencia de los últimos combatientes en la acería ha permitido que Rusia tuviera comprometidos 17 grupos de batallones tácticos (alrededor de 20.000 efectivos, informa Efe) que no han podido desplazarse a otros puntos de Ucrania para reforzar otros frentes.

Más allá de Mariúpol, otro de los escenarios claves en los últimos días es la región de Járkov, al norte de Ucrania. En las últimas horas, el ejército ucraniano ha logrado empujar a las tropas rusas hasta la frontera, según el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra. Sin embargo y al contrario de lo que ocurrió con la retirada de Kiev, Chernígov y Sumy, Rusia está intentando mantener sus posiciones para evitar que las tropas ucranianas avancen más al norte y puedan atacar Belgorod, en territorio ruso.

En el frente del este, las fuerzas rusas llevaron a cabo "ofensivas terrestres limitadas y en gran parte infructuosas" en las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Luhansk.

Por su parte, la inteligencia británica destaca este martes que la invasión rusa ha destruido o dañado 3.500 edificios en la región de Chernígov, el 80% de ellos de uso residencial y subraya la "mínima atención" de Rusia en la proporcionalidad de los ataques.

Miércoles 18 de mayo, día 84 de la guerra: Rusia logra el control total de Mariúpol tras la rendición en Azovstal

Rusia, que ha logrado finalmente la victoria en Mariúpol, podría haber accedido a la rendición condicional de los últimos combatientes de la acería de Azovstal para "acelerar la capacidad" de declarar Mariúpol totalmente bajo su control y para "asegurar una victoria para desviar las críticas" por el cruce fallido del río Siverskyi Donets y la "lentitud general de la invasión", según el último informe del Insituto para el Estudio de la Guerra.

El acuerdo de rendición -que según Ucrania incluiría el intercambio de prisioneros de guerra entre ambas partes- ha generado, según el ISW, "cierta indignación y confusión en las redes sociales prorrusas, en lugar de la celebración de la capitulación total de Mariúpol". En la Duma rusa también ha habido demandas para que se prohibiera el intercambio.

Aunque el 21 de abril, Vladimir Putin dio por tomada Mariúpol, los últimos combatientes ucranianos han resistido en las instalaciones de la acería cerca de un mes más, hasta el 17 de mayo. La inteligencia británica destaca este miércoles que "a pesar de que las fuerzas rusas habían rodeado Mariupol durante más de diez semanas, la firme resistencia ucraniana retrasó la capacidad de Rusia para obtener el control total de la ciudad".

En el norte de Ucrania, el ejército ruso ha intensificado en las últimas semanas los bombardeos en los asentamientos fronterizos de las regiones de Chernígov y Sumy, mientras continúa el avance de la contraofensiva al noreste de Járkov.

En el este, el ejército ruso ha realizado "avances limitados" en las últimas 24 horas en la península del Donbás, "enfocados principalmente en establecer las condiciones para la Batalla de Severodonetsk". Según el ISW, Moscú intenta mejorar sus posiciones tácticas al sur de Izyum para renovar su avance sobre Slovyansk.

Semana anterior

El 24 de febrero comenzó la invasión rusa de Ucrania con ataques aéreos y ofensivas sobre el terreno. En la undécima semana de guerra, del 5 al 11 de mayo, han continuado los asaltos a la planta de Azovstal, reducto de la resistencia ucraniana en Mariúpol. Con las tropas rusas centradas en atacar el Donbás, aunque estancadas en sus avances, las contraofensivas ucranianas prosiguieron en Járkov. No obstante, también se produjeron bombardeos en Odesa y se ha iniciado una lucha por el control de la isla de las Serpientes, un pequeño islote en la frontera entre Ucrania y Rumanía, convertido en un bastión estratégico en el frente del Mar Negro.

En el siguiente enlace se puede consultar el diario del conflicto en esa semana y acceder a los de las semanas anteriores.

Contribuyen a la elaboración de esta información Ana Martín Plaza, Daniel Flores, José Ángel Carpio, Cristina Pozo García, Jaime Gutiérrez, Paula Guisado, Pilar Bayón y el equipo de Diseño de RTVE.

Sobre estos mapas

La situación en Ucrania cambia continuamente, pero el flujo de información no es constante. Por eso, esta pieza no pretende ser exhaustiva, sino hacer un seguimiento general de los ataques. Es posible que en los mapas sigan apareciendo eventos pasados y que haya otros que tarden un tiempo en reflejarse.

Existe un debate metodológico acerca de que asignar zonas geográficas enteras al control de las tropas rusas puede dar a entender que no existe resistencia o contraataques por parte de las fuerzas armadas ucranianas. Sin embargo, en estos mapas se busca visualizar las áreas en las que se producen los avances y maniobras de las tropas rusas, adoptando un enfoque militar estándar para registrar diariamente los movimientos de una guerra de maniobras convencional como la que libra Rusia en Ucrania. Este seguimiento de las maniobras y tácticas es esencial para entender y evaluar la evolución de la guerra.

La información del avance de las tropas rusas procede de los informes del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) de Washington junto con el proyecto Critical Threats. Sus actualizaciones diarias indican las partes de Ucrania que están bajo control ruso, entendiendo ‘control’ como influencia sobre un área frente a un enemigo. En ese sentido, las áreas coloreadas no suponen la eliminación completa de la resistencia local.

Para completar la información se utilizan las actualizaciones del Ministerio de Defensa del Reino Unido y del Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania, así como datos, vídeos y fotografías proporcionadas por agencias de noticias, medios internacionales y otras fuentes de información fiable revisada por el equipo de DatosRTVE.

Noticias

anterior siguiente