Enlaces accesibilidad

La Fiebre del Banano: un mapa de cicatrices para América Latina

Noticia Cámara Abierta 

  • La exposición virtual "Banana Craze" denuncia las secuelas de la explotación del plátano en América Latina
  • El 70 % de las exportaciones de plátano salen de Latinoamérica, el 30 % de Ecuador
  • Puedes ver el reportaje este sábado en Cámara Abierta, a las 08:30 en RTVE Play, La 1 y Canal 24h

Por
Bandera de los Estados Unidos con un plátano en el lugar de las estrellas.
Obra del artista uruguayo Luis Camnitzer en la exposición virtual. BANANA CRAZE

60 años y 100 obras de arte para explicar con detalle y tomar conciencia sobre las profundas secuelas de la explotación del plátano en América Latina. Así se plantea Banana Craze (La fiebre del banano), el proyecto de investigación propuesto por las historiadoras del arte Blanca Serrano y Juanita Solano.

Casi cualquier problema de la América Latina contemporánea se puede contar a través de la historia del plátano

“Todo el mundo tenía ganas de que alguien señalara este problema y lo convirtiera en un proyecto de investigación y conseguir así que tuviera unidad y coherencia. Que no sean solo obra sueltas que datan sobre un tema, sino que se identificara como uno de los temas de América Latina, porque nosotras nos hemos dado cuenta de que casi cualquier problema de la América Latina contemporánea se puede contar a través de la historia del plátano”, nos cuenta Blanca Serrano.

Portada de la web con la exposición virtual Banana Crazy

Portada de la web con exposición virtual sobre la Fiebre del Banano. BANANA CRAZE

El trayecto planteado en la web comienza con Caballería la fotografía de Raúl Corrales (retratista oficial de Fidel Castro entre 1959 y 1961) que retrata el instante en que rebeldes del Movimiento 26 de Julio celebran la expropiación de una plantación propiedad de la United Fruit Company, la empresa que llevó al plátano a conquistar el mundo, eso sí dejando heridas profundas en su ‘cruzada’, como “La masacre de las bananeras de 1928”, en Colombia, o el golpe de estado de Guatemala en 1954. Finalmente la artista brasileña Daniela Serruya Kohn, interesada en contar los perjuicios que ocasiona desechar aquellos frutos que no tienen un aspecto canónico, cierra la exposición virtual.

La caballería, obra de Raúl Corrales.

La caballería, obra de Raúl Corrales. BANANA CRAZE

Un recorrido que comenzó en Nueva York, cuando Blanca y la también historiadora del Arte Juanita Solano, trabajando en una exposición sobre el mercado global de la fruta (Bitter Bites) se dieron cuenta de que el plátano era un nexo constante en el arte y la cultura latinoamericana. Entonces decidieron investigarlo y compartir los resultados en su propia plataforma, enmarcada en las llamadas humanidades digitales.

Humanidades digitales, nuevo campo de investigación

Las humanidades digitales, “que son un nuevo campo de investigación”, concreta Blanca, “consiste en usar las herramientas de la informática para la creación e investigación en el área de las Humanidades. El proyecto se articula en tres partes. Es una página web que incluye una exposición virtual, un archivo digital y un proyecto de investigación en curso que se desarrolla sobre todo con programas públicos".

La  historiadora explica que mantienen "charlas y talleres online con artistas y ciclos de cine documental. Muchos programas, que nos parece que amplían la investigación para que no sea una cosa acotada y cotejada como una exposición física y participen distintos actores y personas”.

Obra de Antonio Enrique de Amaral consistente en un plátano atado y encarcelado

Obra de Antonio Enrique de Amaral. BANANA CRAZE

Juanita Solano destaca la obra de Antonio Enrique de Amaral, quien, nos cuenta, “estaba haciendo una crítica directa a lo que estaba sucediendo en la dictadura brasileña. Entonces muchas obras estaban siendo censuradas, justamente porque estaban haciendo una denuncia frente a la violencia que estaba ejerciendo el poder dictatorial en ese momento”.

Pero hay más, más arte, historias y documentos a los que se puede acceder de forma gratuita y no lineal, es decir, por temas y alfabéticamente. También desde una línea de tiempo y un mapa. Lo que permite, apunta Blanca, “que cada uno desarrolle su propia investigación y podría ver, por ejemplo, qué temas se repiten más en los años 70".

La historiadora del arte Blanca Serrano mira su móvil frente a una frutería con plátanos.

La historiadora del arte, Blanca Serrano, durante la grabación para RTVE. CÁMARA ABIERTA

Estos estudios permiten aproximarse a las preocupaciones de distintos momentos históricos. Consultando el mapa también se puede ver si en Colombia se tratan temas que vinculan el plátano con la violencia; o si en EEUU está más en relación con la identidad de los migrantes. “Queremos que sea una herramienta para que otros puedan utilizarla para investigar”, afirma Blanca Serrano.

Un proyecto muy completo en el que merece la pena perderse un rato; y no para crucificar el cultivo del plátano ni para cuestionar su sabor, sino para que seamos conscientes de su origen. Porque aunque parece que esta fruta lleva con nosotros toda la vida, antes del siglo XX ni se conocía.

Noticias

anterior siguiente