Enlaces accesibilidad
Energía eléctrica

Noviembre termina con la segunda factura de la luz más cara de la historia: 115 euros de media

  • El recibo de noviembre baja ligeramente con respecto a octubre, cuando se superaron todos los registros
  • Los expertos aseguran que es “imposible” que cierre el año en el mismo precio que 2018, tal como prometió Sánchez

Por
Una factura de la luz
Una factura de la luz. Getty Images

El precio de la luz en el mercado mayorista sigue desbocado, aunque ha experimentado un ligero descenso en el mes de noviembre después de marcar hasta cinco récords mensuales consecutivos desde el comienzo del verano. De esta manera, el undécimo mes del año cerrará con el segundo recibo eléctrico más caro de la historia, tan solo por debajo de los niveles máximos alcanzados en octubre, pero aún muy por encima de la barrera psicológica de los 100 euros.

Según los cálculos de la asociación de consumidores Facua a RTVE.es, la factura eléctrica media para los más de 10 millones de consumidores acogidos al mercado regulado se situará en 115,18 euros -teniendo en cuenta una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y un consumo de 366 kilovatios hora (kWh) mensuales-, un 4,6 % por debajo del recibo de octubre, que fue el más caro desde que hay registros -120,68 euros/MWh-. O lo que es lo mismo: algo más de 5 euros menos de media.

Se pone así freno a la subida desorbitada que la factura ha experimentado desde junio, cuando se situó en 81,27 euros, aunque el precio medio en noviembre seguirá estando muy por encima de los valores registrados entonces. Así, el recibo en el undécimo mes del año será casi 13 euros más caro que en septiembre, 22 euros superior al de agosto y 30 euros por encima del de julio. Incluso estará cerca de duplicar la factura del mismo mes de 2020, cuando cerró en 68,50 euros.

Para evitar que estas cifras sin parangón repercutan en el consumidor, el Gobierno puso en marcha un plan de choque con rebajas fiscales, entre otros, en el IVA de la electricidad -del 21 % hasta el 10 %-, el descuento del impuesto de la electricidad al 0,5 % o la supresión del impuesto del 7 % a la generación eléctrica. Medidas que únicamente han servido para contener la subida, pero no han impedido que el recibo siga en niveles récords; mientras que las arcas del Estado se han visto mermadas en 334 millones hasta octubre, según los datos de la Agencia Tributaria conocidos este lunes.

El MWh medio se eleva en noviembre hasta los 193,4 euros

Lo que principalmente está determinando estos altos precios es la evolución del precio del pool, que aún sigue inmerso en una escalada frenética a cuenta del coste de los derechos de emisión del CO2 y del gas natural. “El precio del gas se está metiendo bastante caro, en torno a los 95 euros/MWh; el precio del CO2 se encuentra en niveles récord, en los 75 euros por tonelada; y, sumando que tenemos tres centrales nucleares paradas, los ciclos combinados han tenido un gran protagonismo en el mix eléctrico y eso ha hecho que se haya encarecido tanto el precio de la electricidad”, apunta a TVE el director de El Periódico de la Energía, Ramón Roca.

Y es que a pesar de que el precio del MWh comenzó el mes por debajo de los 100 euros, en niveles de agosto, a partir de la segunda quincena arrancó una escalada sin freno que le llevó a marcar precios por encima de los 200 euros/MWh durante 13 días y a cerrar el último día del mes en los 274,56 euros/MWh, el segundo precio más alto desde que hay registros.

Con todo, el coste medio del MWh se situó en noviembre en 193,4 euros/MWh, siendo también el segundo mes más caro de la historia, tan solo por detrás del pasado mes de octubre, cuando se alcanzaron los 200 euros. Se trata de una cifra que casi multiplica por cinco los 41,94 euros del mismo mes del año anterior.

Nos estamos acostumbrando a estos precios de 200 euros a pesar de que tenemos cerca del 80 % de producción eléctrica libre de emisiones, entre renovables y nuclear”, apunta el experto en el mercado energético, Jorge Morales, quien tilda de “escandaloso” que “la mayor parte de la población esté sometida a unos precios eléctricos récord cuando solo una pequeña parte de la producción se hace a través de centrales de gas”.

Lejos de cumplirse la promesa de Sánchez

Ante este contexto, y a falta de conocer los datos de diciembre, los expertos consultados por RTVE ya vaticinan que será “imposible” que los españoles paguen por la luz en 2021 lo mismo que en 2018, tal como prometió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el mes de septiembre. Según el análisis de Facua, el recibo del usuario medio acumula en lo que va de 2021 una subida del 12,5 % frente a 2018: se sitúa ya en los 88,83 euros, mientras que en 2018 el usuario estándar pagó 77,18 euros.

“La factura de 2021 de enero a noviembre ya supera a la de 2018 de enero a diciembre, por tanto, es imposible de cumplir en este momento salvo que la factura de diciembre fuese cero, lo cual es imposible”, apunta Morales. En la misma línea, Roca descarta que los más de 10 millones de consumidores acogidos al mercado mayorista puedan alcanzar esta cifra, si bien añade que puede que “algún consumidor del mercado libre que haya conseguido una buena tarifa consiga acercarse”; no obstante, mantiene que es “muy complicado”.

Por su parte, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, se ha mostrado este martes en los micrófonos de RNE más optimista y ha recalcado que el objetivo se cumplirá "en media para todos los clientes domésticos": "El compromiso que yo escuché al presidente del Gobierno era que los clientes domésticos españoles iban a pagar de media la misma cantidad que habían pagado en 2018 ajustado a la inflación. Esto es cierto y esto se va a cumplir", ha afirmado. Si bien, ha añadido, hay que tener en cuenta que "hay dos tipos de clientes: los del mercado regulado y los del libre". "Los primeros van a quedar por encima y los del libre, por debajo.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Endesa reconoce que la tarifa regulada será más cara en 2022 pero cree que la media quedará en niveles de 2018 - Escuchar ahora

En este sentido se ha pronunciado también la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha subrayado que la factura finalizará 2021 en los mismos niveles que 2018 para "el conjunto de los hogares españoles", teniendo en cuenta que "unos pagarán más y otros menos", en referencia a aquellos que están acogidos a la tarifa regulada o al mercado libre. También la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha afirmado que "se está cumpliendo" el compromiso formulado por el presidente del Gobierno, gracias en su opinión a la rebaja fiscal del 60 % y a la reducción de cargos de la tarifa del 96 %.

El Gobierno insiste en que pagaremos lo mismo de luz que en 2018, algo que Facua descarta

¿Seguirá subiendo el precio del ‘pool’?

Lo cierto es que la situación del mercado eléctrico tiene pocos visos de mejorar en los próximos meses, teniendo en cuenta que estamos a las puertas del invierno. “Todo dependerá de las olas de frío que vengan este invierno. Lo normal es que ahora entre un poco más de energía eólica gracias a las borrascas y con el agua podríamos mantener estos precios, pero es difícil”, asegura el director de El Periódico de la Energía, quien no cree que veamos precios más bajos de 200 euros/MWh en los próximos meses.

De hecho, ambos expertos subrayan que es probable que superemos la cota de los 300 euros/MWh “si no hay aportación de renovables”. “Esta semana hemos tenido suerte porque había viento y cierta aportación solar. Si el temporal que viene ahora azota a la península y viene sin viento, es posible que alcancemos estos niveles”, advierte Morales.

Pero, ¿hasta cuándo seguirán subiendo los precios? “Estamos en manos del mercado del gas”, alerta Roca, el cual seguirá en niveles récord hasta bien entrado el próximo año. “Los mercados de futuros apuntan que hasta marzo o abril continuarán los precios alrededor de los 200 euros/MWh, incluso hasta que llegue el verano no creo que veamos precios más asequibles en torno a los 80 euros”, concluye.

En este sentido, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y el Consejo General de Economistas de España (CGE) han considerado que será necesario ampliar, "al menos" en la primera mitad de 2022, la batería de recortes temporales en los impuestos y en los cargos adoptados por el Gobierno desde el pasado verano sobre la factura de la luz, ante esta previsión de precios altos de la electricidad para el próximo año.

Noticias

anterior siguiente
-->