Enlaces accesibilidad

El Consejo ministros de la UE considera que la crisis de los submarinos "afecta al conjunto de la Unión"

  • Josep Borrell ha expresado "la solidaridad con Francia" y considera que "puede afectar a la relación con EE.UU. y Australia"
  • Francia espera que Biden de "explicaciones" sobre la "ruptura brutal, inesperada e inexplicada" de su contrato sobre submarinos

Por
El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Unión Europea, Josep Borrell, habla durante una conferencia de prensa, tras la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE, en Nu
El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Unión Europea, Josep Borrell, habla durante una conferencia de prensa, tras la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE, en Nueva York, Estados Unidos. EFE/EPA/JASON SZENES

La "crisis de los submarinos" que ha enfrentado a Francia con EE.UU. y Australia -de donde París ha retirado a sus embajadores- "no es un asunto bilateral francés, sino que afecta al conjunto de la Unión", ha señalado Josep Borrell, Alto Representante de la política exterior europea.

Tras una reunión informal del Consejo de ministros de la UE en Nueva York, donde este martes asisten a la Asamblea General de la ONU, Borrell ha comparecido ante los periodistas para expresar en nombre del consejo "la clara solidaridad con Francia" y considerar que esto "puede afectar a nuestra relación con Estados Unidos y Australia", aunque no quiso precisar de qué modo.

Borrell cree que ese acuerdo de una alianza militar alcanzado entre EE.UU., Australia y el Reino Unido, más la anulación de un contrato de compra de submarinos franceses -que enfureció a París- contradice los principios europeos de una mayor cooperación y menor fragmentación entre los socios trasatlánticos, principalmente en la zona del mar meridional de China.

POr su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, también ha denunciado una "falta de lealtad" por parte de Estados Unidos y pidió un refuerzo de la "capacidad de acción" de la UE en el escenario internacional. 

Francia espera explicaciones de Biden sobre la "brutal" ruptura de contrato

El Gobierno de Francia espera del presidente de EE.UU., Joe Biden, "explicaciones" sobre la "ruptura brutal, inesperada e inexplicada" de un contrato de compra de submarinos franceses, ha señalado en Nueva York el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

Le Drian ha informado de que este es el objeto de la conversación telefónica (sin fecha) que mantendrá Biden con su homólogo francés, Emmanuel Macron, después de que Australia anunciase el viernes la firma de un contrato de compra de submarinos estadounidenses y la consiguiente anulación del encargo de doce submarinos franceses, un contrato valorado en 56.000 millones de euros.

A la anulación siguió la llamada a consultas de los embajadores galos en Washington y Canberra.

"Aquí lo que está en cuestión es la ruptura de confianza entre los socios: una alianza significa transparencia, previsibilidad y explicaciones, pero todo esto no se ha dado aquí (...) ¿Por qué se escondieron, por qué lo hicieron a escondidas?", se lamentó Le Drian.

La actitud de Estados Unidos "es una decepción: creíamos que habían pasado la página del unilateralismo, de la brutalidad en los anuncios, el no respeto a los socios", dijo Le Drian, e insistió en que Estados Unidos y Europa "somos aliados, no podemos ocultarnos para elaborar estrategias distintas a las que exponemos a nuestros aliados".

Le Drian ha opinado que detrás de la decisión estadounidense hay también una concepción diferente sobre el papel de China en la geopolítica.

Según el ministro galo, Estados Unidos tiene con China "una estrategia muy de enfrentamiento" mientras que Francia, y Europa en general, entienden que hay "una disputa" con el gigante asiático en la que debe respetarse la soberanía de cada cual.

La relación de Europa con China, expuso el ministro, reposa en un tríptico: "es un socio en unos temas (como el climático), un competidor en temas como la tecnología y el comercio, y un rival visto su rearme y su acaparamiento perturbador del mar de China meridional", expuso.

Australia descarta hablar ahora con Macron

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha señalado que no abordará con el presidente francés, Emmanuel Macron en el marco de la celebración esta semana de la Asamblea General de la ONU.

"No es la oportunidad para eso ahora. Estoy seguro que esa oportunidad llegará en su momento", ha dicho Morrison a su llegada a Nueva York en referencia al malestar de Francia por la repentina cancelación del contrato que París calificó de "traición" y que motivó la llamada a consultas de su embajador en Australia y EEUU.

La cancelación del contrato con la empresa francesa Naval Group, valorado en unos 65.151 millones de dólares o 55.611 millones de euros, se conoció tras el anuncio la semana pasada de un acuerdo de defensa entre Estados Unidos, Australia y Reino Unido, conocido como AUKUS, que incluye el desarrollo de submarinos nucleares en el país oceánico.

La postura del mandatario australiano, quien afirmó que su país "será paciente" frente a Francia, contrasta con la del presidente estadounidense, Joe Biden, quien pidió hablar con Macron, sobre este contencioso.

Tras subrayar que "hubiera sido ingenuo pensar que una decisión de esta naturaleza no iba a causar decepción"; Morrison ha señalado que su Gobierno se comunicará con los líderes europeos y de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), especialmente para explicar el AUKUS y asuntos vinculados a la no proliferación de armas nucleares.

Afganistán o Mali, también sobre la mesa

El consejo también discutió la actualidad en Afganistán y la necesidad de lograr encaminar la ayuda humanitaria europea, así como propiciar la salida de ciudadanos europeos o afganos comprometidos con los derechos, todo ello "en contacto con el gobierno afgano, lo que no significa en modo alguno darle legitimidad o reconocimiento", ha indicado Borrell.

Consideró además que las noticias recientes que llegan desde Afganistán "no son esperanzadoras", y citó la apertura de las escuelas solo para los varones y no para las niñas, lo que en su opinión no está allanando el camino para establecer relaciones estables con el régimen talibán.

Otro tema que abordaron los ministros fue la posibilidad de que el gobierno de Mali recurra a los servicios de la empresa privada rusa Wagner para entrenar a su ejército, algo que "afectaría gravemente a nuestra relación (europea) con Mali", advirtió el diplomático español Josep Borrell.

Noticias

anterior siguiente