Enlaces accesibilidad

El Gobierno indulta a los nueve presos del 'procés' por "utilidad pública" y pide abrir "un tiempo nuevo de diálogo"

  • Sánchez defiende que se trata de la "mejor decisión" para España y Cataluña en base a la "convivencia y la concordia"
  • Los indultos, condicionados a que no cometan delito en un plazo de tiempo de entre tres y seis años según cada caso

Por
Sánchez defiende los indultos del 'procés' por "utilidad pública": "Es la mejor decisión para Cataluña y España"

El Gobierno ha concedido los indultos parciales a los nueve líderes presos del 'procés' tras un Consejo de Ministros que ha durado cuatro horas y en el que han intervenido todos los titulares del Ejecutivo. El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha comparecido poco después para defender las razones de "utilidad pública" para concederlos y ha defendido que es la "mejor decisión" para Cataluña y para el resto de España.

Quedan conmutadas por completo las penas de prisión (tanto por sedición como por malversación) de los líderes, que han cumplido ya más de tres años y medio de condena. No ocurre lo mismo con las de inhabilitación, que se mantienen intactas, y es que el indulto no podía ser total dada la oposición del Tribunal Supremo, que dictó sentencia.

Por otra parte, los indultos están condicionados a que los presos no cometan ningún delito, dependiendo de cada caso, en un periodo de entre tres y seis años después de su concesión

De esta forma, la condición más elevada, de seis años, es para el ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras (también el que cumplía la condena más elevada, de 13 años) y los exconsellers Joaquim Forn, Josep Rull y Jordi Turull. La condición de cinco años se fija para los líderes sociales Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. Tras estos periodos están los que se imponen al exconseller Raül Romeva y a la expresidenta el Parlament Carmen Forcadell, que se establece en 4 años, mientras que en el caso de Dolors Bassa ese periodo se fija en 3 años, el más bajo según han señalado fuentes del Ejecutivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a defender en rueda de prensa desde La Moncloa la necesidad de adoptar esta medida para afrontar el problema del conflicto catalán y "buscar la concordia, abriendo paso a la reconciliación y al reencuentro"

"La vía judicial concluyó con la sentencia firme del Tribunal Supremo, que el Gobierno no pone en cuestión", ha dicho Sánchez al inicio de su intervención a las puertas de La Moncloa. 

Tras recordar que el indulto fue solicitado por varias personas e instituciones civiles y que el Gobierno "debía resolver en un sentido o en otro", ha añadido: "Tras sopesar las razones a favor y en contra de esta medida de gracia, existen razones de utilidad pública" para concederlos. 

"La utilidad pública tiene que ver con la convivencia y la concordia"

"Las razones de utilidad pública que motivan la decisión tienen que ver con la necesidad de restablecer la convivencia y concordia en el seno de la sociedad catalana y de la española", ha proseguido el presidente, quien ha añadido que el Gobierno toma esta decisión porque "es la mejor para Cataluña y para España", así como "la más conforme con el espíritu de concordia y convivencia" que recoge la Constitución.

"La sociedad española quiere una Cataluña europea, próspera, plural, solidaria y con un alto grado de autogobierno", ha asegurado Sánchez, quien ha recalcado que "Cataluña sin España" no sería ninguna de estas cuestiones, como tampoco ocurriría al revés. "Esta certeza es el norte que guía nuestro camino", ha añadido, y ha subrayado que "hay camino".

También ha considerado que, si bien los indultos afectan "de manera directa" a nueve personas, también lo hace "a cientos de miles de catalanes que se sienten solidarios con quienes están presos" y a "muchos otros en Cataluña y en el resto de España que no respaldaron" los actos de los líderes del 'procés', pero "creen que han cumplido suficiente castigo". 

Los indultos, ha proseguido Sánchez, "no exigen que los beneficiarios deban cambiar sus ideas". "No esperamos tal cosa, jamás fueron sancionados por sus ideas sino por sus actos contrarios a la legalidad". En este sentido, ha subrayado que "una democracia fuerte no pide a nadie que renuncie a sus ideas, pero sí exige que todas se desarrollen en el marco de la legalidad y en el respeto de los derechos de todos".

Reconoce que habrá "dificultades" pero apuesta por el "diálogo"

Sánchez, que todavía tiene pendiente reunirse con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y retomar la mesa de diálogo con Cataluña, ha asegurado que "el Gobierno trabaja y va a seguir trabajando por el entendimiento y nunca por el enfrentamiento". "Pretendemos abrir un tiempo nuevo de diálogo, convivencia y concordia entre personas que están alejadas en lo político, pero que no podemos ignorarnos" porque "vivimos juntos y juntos tenemos que afrontar las mismas preocupaciones y problemas".

En este sentido, ha reconocido que encontrarán "dificultades en el camino". "Estoy seguro de ello, pero merece mucho la pena intentarlo", ha proseguido, ya que "la primera obligación del Gobierno" es intentar lograr un futuro mejor para catalanes y el resto de españoles.

"Este día miramos al futuro con más optimismo", ha defendido. "La democracia española muestra hoy su grandeza y es una buena opción para que muestren la suya los que la cuestionan", ha añadido, en una referencia velada a los partidos soberanistas. Por último, ha zanjado: "Es el momento de volver a la vía que nunca se debió abandonar".

La excarcelación se espera en las próximas horas

Una vez concedidos los indultos, la excarcelación de los presos es cuestión de horas. La Sala Penal del Tribunal Supremo (la que los condenó) se reunirá cuando reciba notificación oficial (previsiblemente el miércoles con la publicación en el BOE) para dictar las resoluciones de excarcelación para los presos.

Los indultos se han aprobado un día después de que el Consejo de Europa haya avalado los indultos, pedido la excarcelación inmediata de los presos y la reforma del código de sedición y rebelión. Por su parte, PP, Vox y Ciudadanos han insistido en que recurrirán y defienden que están legitimados para ello, pese a que la doctrina del Tribunal Supremo establece que los partidos no tienen "interés legítimo" para recurrir unos indultos.

El Supremo decidirá quién puede recurrir los indultos y si la medida está justificada

Fuentes del Ejecutivo han defendido que las razones esgrimidas de "utilidad pública" son suficientes, aunque no se den las de "equidad e igualdad", de acuerdo con la jurisprudencia del Supremo. Ven también difícil que el Alto Tribunal acabe revocando los indultos o decrete medidas cautelarísimas porque la posición jurídica de cada indulto es "muy sólida".

Noticias

anterior siguiente