Enlaces accesibilidad

Ni roban el trabajo ni las ayudas: bulos económicos contra inmigrantes

  • Analizamos cada jornada los bulos que circulan en redes sociales
  • Escríbenos por Whatsapp al 659 800 555 y verificamos por ti los mensajes que recibas

Por
Varios inmigrantes de origen africano con mascarillas higiénicas y el sello de VerificaRTVE sobre la foto.
Los datos contradicen el mito de que los extranjeros "roban" el trabajo a los españoles. VerificaRTVE

Un 11,25% de la población española es extranjera, cinco millones de personas según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es un colectivo sometido a acusaciones frecuentes referidas a aspectos económicos como su supuesto tren de vida elevado o su captación de ayudas y empleos que pertenecen a otros. Hemos recopilado algunos mensajes clave falsos que se repiten en todos estos bulos: .

Bulo: “Los inmigrantes nos quitan el trabajo”

Los datos contradicen el mito de que los extranjeros “roban” el trabajo a los españoles: los afiliados a la Seguridad Social el 29 de enero de 2021 eran 2.045.631 extranjeros y 16.781.000 españoles. Esto supone que el 10,86% de los afiliados a la seguridad social eran extranjeros, cifra muy parecida al 11% de población extranjera en España.

Nada en estos datos permite sugerir que los extranjeros “roben” el trabajo de los españoles. Tampoco “roban” el paro. En 2019 accedieron a prestaciones por desempleo una media anual de 192.242 trabajadores extranjeros (página 4) y de 1.668.858 españoles. Es decir, que de los beneficiarios de prestaciones de desempleo, sólo un 10,33% es de origen extranjero.

Bulo: “Los inmigrantes nos quitan las ayudas”

La simplificación (“los inmigrantes nos quitan las ayudas”) es una de las tácticas de propaganda más utilizadas a lo largo de la Historia. Las ayudas en España no se dan por razón de origen o nacionalidad, sino en función del nivel de renta, de criterios socioeconómicos. Eso significa que, si los inmigrantes los cumplen, también deben recibirlas, como establece la normativa. La Ley de Extranjería afirma en su artículo 14 que “los extranjeros residentes tienen derecho a los servicios y a las prestaciones sociales, tanto a las generales y básicas como a las específicas, en las mismas condiciones que los españoles”.

Según el INE, el 21,7% de los españoles estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2019. Ese mismo año, estaban en la misma situación el 46,2% de la población extranjera de origen europeo y el 54,2% de la población extranjera de origen no comunitario. La diferencia es de más del doble, y por eso estas cifras se utilizan a menudo para presentar a los extranjeros como grandes receptores de fondos, aunque en cifras absolutas la población extranjera es menor que la española.

Ante una situación de marginalidad existe la obligación de intervenir de los poderes públicos. El artículo 14 de la Ley de Extranjería aclara que “los extranjeros, cualquiera que sea su situación administrativa”, es decir, con papeles o sin ellos, tienen derecho a “servicios y prestaciones sociales básicas”, tales como plazas de urgencia en albergues o comedores sociales. En la práctica, numerosos obstáculos impiden a los inmigrantes, además de trabajar de manera legal, acceder a muchas de las ayudas sociales a las que un español puede acceder. Solo los extranjeros empadronados y con residencia legal en España tienen el mismo derecho que los españoles a acceder a las prestaciones sociales.

Bulo: “Los inmigrantes cobran la paguita”

Tuit donde se habla de un

Tuit donde se habla de un "efecto llamada" ligado a "la paguita". VerificaRTVE

No existe una paga específica para los inmigrantes, ninguna prestación social solo para ellos, ningún trato de favor. Es un mito extendido que esta sí se concede y que incluso provoca un “efecto llamada”, como afirma el bulo que ves aquí arriba. Para los irregulares, más allá de los servicios básicos, la única forma de acceder a ayudas sociales es regularizarse.

El proceso de regularización, conseguir la residencia en España, puede llegar a ser un calvario para muchos, como se puede ver en el reportaje "Caminos de integración" emitido por Informe Semanal. Patricia Fernández Vicens es abogada para la asociación Coordinadora de Barrios y se enfrenta día a día a la complejidad de las leyes de extranjería: “Nuestra ley de extranjería es del año 2000, está obsoleta y desactualizada, tiene un montón de requisitos que hacen casi imposible la regularización administrativa de las personas migrantes”. Fernández considera el sistema “una pesadilla burocrática que genera muchísimo sufrimiento”.

El uso de expresiones descalificadoras con impronta en la memoria colectiva (“la paguita” lo es) puede considerarse un ejemplo de la técnica propagandística clásica del “símbolo o término”. Está destinada a estigmatizar a grupos, colectivos, prácticas o estados mediante la expansión de una etiqueta que los señala negativamente (como cuando se dice “eje del mal” para referirse a un conjunto de países.

Bulo: “Los inmigrantes no serán tan pobres si tienen todos un smartphone”

Bulos en Twitter sobre los inmigrantes con smartphone con sello de bulo.

Bulos en Twitter sobre los inmigrantes con smartphone. VerificaRTVE

Uno de los comentarios racistas que se escuchan consiste en dudar de la situación de precariedad en la que viven muchos inmigrantes por el hecho de tener un teléfono inteligente o smartphone. Hoy en día es difícil vivir sin teléfono móvil, elemento que desde hace años es una necesidad y no un lujo para muchas personas. Según la serie estadística del Banco Mundial, en el año 2019 éramos 7.674 millones de habitantes en el mundo y 8.196 millones de suscripciones de planes de telefonía móvil. En el planeta hay más teléfonos móviles que personas.

La BBC realizó en 2016 un estudio sobre las necesidades comunicativas de los refugiados en Grecia y Alemania y llegó a la conclusión de que el acceso a internet era una de las más importantes. Es una de las cuatro recomendaciones básicas que hacen los propios refugiados para mejorar su situación: “Necesitamos acceso a internet para buscar información y comunicarnos con la familia”. En este vídeo, publicado a raíz del estudio, se realiza una pregunta que ayuda a explicar por qué los inmigrantes suelen llegar con un smartphone a España: “Si tuvieras que abandonar tu país ¿qué pieza de tecnología te llevarías contigo?”.

Este artículo de Verne cuenta también por qué no debería sorprendernos ver a un refugiado usando un móvil. Y en esta foto publicada el año 2015 en la web de RTVE se ve lo importante que es el teléfono móvil para los refugiados que huyen de su país.

Bulo: “A los inmigrantes los meten en hoteles de lujo pagados con mis impuestos”

Tuit que incide en la falsedad de que los inmigrantes son acogidos en hoteles de lujo con ¿pulserita¿ de todo incluido.

Tuit que incide en la falsedad de que los inmigrantes son acogidos en hoteles de lujo con ¿pulserita¿ de todo incluido. VerificaRTVE

Con la COVID-19 la situación de la inmigración irregular en las Islas Canarias se agravó: empeoraron las condiciones en los lugares de origen, aumentó el número de llegadas y se superó la capacidad de acogida de las administraciones públicas. Ante este drama humano hay quienes han aprovechado para difundir bulos como el que dice que no se trata de inmigración sino de una “invasión”, o el que asevera que quienes llegan tienen perfil de soldado.

La desinformación también ha atacado a las presuntas condiciones de vida de estos migrantes. Se dice que se les instala en complejos hoteleros que siempre son de lujo, pero como ya te explicamos en VerificaRTVE esto no es cierto. Cuando los inmigrantes van a parar a hoteles de alto nivel, habitualmente no disfrutan de las condiciones más lujosas que ofrece ese lugar. Durante las investigaciones para desmentir estos bulos, desde la hostelería canaria se nos explicó que los inmigrantes estaban disfrutando de “condiciones dignas, sin lujos”. Además, el alojamiento de estos inmigrantes en los hoteles responde a una decisión tomada de acuerdo con los hoteleros, pues compensa el vacío de sus instalaciones por la pandemia y su consecuente falta de turismo.

Bulo: “Los inmigrantes desprecian la ayuda y tiran la comida a la basura”

Sistemáticamente circulan bulos que se comparten en redes sociales y tienen que ver con una supuesta “falta de civismo”, de “valores democráticos” o incluso de higiene de los colectivos inmigrantes. Realizar generalizaciones de este tipo es especular (desinformar) a partir de una ausencia completa de datos o pruebas.

Desperdicio de comida en la basura atribuido sin pruebas a inmigrantes

Desperdicio de comida en la basura atribuido sin pruebas a inmigrantes. Verifica RTVE

Un buen ejemplo es este bulo de noviembre de 2020 que acusaba a inmigrantes musulmanes, sin ninguna prueba, de abandonar comida en la basura.

Aportación demográfica

Publicación en Twitter que habla de una

Publicación en Twitter que habla de una "invasión que no cesa". VerificaRTVE

Muchas publicaciones menosprecian a los inmigrantes hablando de ellos como “avalancha”. Estos mensajes no tienen en cuenta que la migración es uno de los fenómenos globales más importantes de nuestro siglo y que no solo ocurre en nuestro país. Según Naciones Unidas, en el año 2019 un 3,5% de la población mundial era inmigrante. Son 272 millones de personas.

Desde 2015 la tendencia ininterrumpida en España es un crecimiento vegetativo negativo, es decir, la población decrece al haber menos nacimientos que fallecidos. Como ejemplo, las cifras provisionales del INE de enero a junio de 2020 (página 3 de esta nota de prensa del INE): una vez restados los nacimientos a las defunciones, la población se redujo en 94.326 personas. A pesar de esta tendencia la población total de nuestro país aumentó durante el mismo período gracias al saldo migratorio positivo, que según el mismo INE arrojó 113.856 personas que inmigraron a nuestro país.

Gracias a los cinco millones de extranjeros que registra el INE (página 3 de esta nota de prensase mantiene el crecimiento poblacional de España, pese a un envejecimiento general de la población que los expertos consideran una amenaza para el futuro. El envejecimiento implica la dificultad de sostener el sistema de pensiones, sustentado sobre las cotizaciones de los trabajadores. Como puedes ver en las conclusiones de este estudio del Real Instituto Elcano de 2015, el crecimiento de la población gracias a la llegada de inmigrantes entre 1998 y 2012 supuso “un alivio momentáneo a las proyecciones sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones”.

Noticias

anterior siguiente