Enlaces accesibilidad

Francia aprueba una ley que prohíbe los vuelos nacionales que se puedan hacer en tren en menos de dos horas y media

  • De media, un avión contamina 7 veces más por persona que el tren
  • El sector del transporte aéreo es uno de los más castigados por la crisis provocada por el coronavirus

Por
Francia prohíbe los vuelos domésticos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren

Francia ha dado ya el primer paso para prohibir vuelos nacionales que se puedan hacer en tren en menos de dos horas y media. El objetivo detrás de esta medida que ha propuesto el gobierno francés es contaminar menos.

La ley aprobada este pasado sábado forma parte de un proyecto de ley de Macron que busca recortar las emisiones de carbono en un 40% de aquí al 2030 y conseguir reducirlas a niveles de 1900. La nueva reforma ha sido aprobada en la Asamblea Nacional en medio de un acalorado debate en el que se han enfrentado dos visiones contrapuestas: el medio ambiente y la economía.

"La elección ambiental debe primar, pero no abandonemos lo social y económico", ha dicho un diputado socialista durante el debate. "Proponemos volver a lo que ha defendido la convención ciudadana por el clima", ha opinado otra diputada que defiende que se vaya incluso un paso más allá y se prohíban más vuelos: todos los que se puedan hacer en trayectos de tren en menos de cuatro horas.

La industria aeronáutica cree que no es el momento

El sector del transporte aéreo es uno de los más castigados por la crisis provocada por el coronavirus. Por eso el Gobierno de Macron ha inyectado 4.000 millones de euros en AirFrance, con el compromiso de que adopte una política que la convierta en la compañía más respetuosa con el planeta en lo referente a emisiones.

La ministra de Industria, Agnes Pannier-Runacher, ha desestimado las críticas de la industria de la aviación de que una recuperación pandémica no era el momento de prohibir algunos vuelos nacionales y dijo que no había contradicción entre el rescate y el proyecto de ley climática.

"Sabemos que la aviación es un contribuyente de dióxido de carbono y que debido al cambio climático debemos reducir las emisiones", ha dicho a la radio Europe 1. “Del mismo modo, debemos apoyar a nuestras empresas y no dejarlas en el camino”.

Algunos activistas ambientales y políticos creen que la ley se queda corta

Algunos activistas ambientales han dicho que el proyecto de ley no es lo suficientemente ambicioso. En un foro climático de ciudadanos establecido por Macron para ayudar a dar forma a la política climática habían pedido la prohibición de vuelos en rutas en las que el viaje en tren dura menos de 4 horas.

La votación del sábado por la noche en la Asamblea Nacional ha sido la primera de las tres que tiene que pasar la ley. Ahora el proyecto de ley llega al Senado antes de una tercera y última votación en la cámara baja, donde dominan el partido gobernante y los aliados de Macron.

Noticias

anterior siguiente