Enlaces accesibilidad

La moción de censura en Murcia, con votos en el aire a dos días de debatirse

Por
Un hombre pasea junto a la sede de Ciudadanos en Madrid
Un hombre pasea junto a la sede de Ciudadanos en Madrid este lunes. EFE/ Emilio Naranjo

La moción de censura del PSOE y Ciudadanos contra el Gobierno murciano del PP tiene aún varios votos en el aire este lunes, a dos días de su debate: los de los tres diputados regionales disidentes de Vox y el del presidente de la Asamblea Regional de Murcia, Alberto Castillo (Cs).

La Junta de Portavoces de los grupos parlamentarios de la Asamblea ha fijado para el miércoles y jueves el debate de la moción de censura, que precisa de 23 de los 45 diputados autonómicos para salir adelante.

Con la situación actual, la moción tiene asegurados 17 del PSOE, dos de Podemos y los dos que no han sido expulsados de Ciudadanos, es decir, Ana Martínez Vidal y Juan José Molina. En total 21 votos, por lo que se necesita dos más para salir adelante.

Sin embargo, Castillo ha anunciado que baraja abstenerse en la votación de la moción de censura, con lo que aleja así que triunfe la misma. A pesar de esto, Ciudadanos no da por perdida la moción de censura -que en un primer momento estaba garantizada con los 17 diputados del PSOE y los seis de Cs- a pesar de que el presidente murciano, el 'popular' Fernando López Miras, ha logrado el respaldo de tres de los seis diputados de la formación naranja para tumbarla.

"Hay partido", aseguraba este lunes por la mañana el vicealcalde de Murcia, Mario Gómez, sobre la Región, a su llegada a la sede nacional de Ciudadanos, en Madrid, donde la líder de la formación, Inés Arrimadas, ha reunido a su Ejecutiva para analizar lo ocurrido en esa comunidad y el adelanto electoral en la Comunidad de Madrid.

Castillo "no descarta" abstenerse

Este lunes, el presidente del Parlamento se ha descolgado de la suma al señalar que abstenerse es "una opción que no descarta", porque el vicesecretario general nacional naranja, Carlos Cuadrado, ha dimitido. "Fue la persona con la que empeñé mi palabra cuando firmé la moción de censura" y "esto cambia todos los escenarios", ha señalado.

"Desde luego, me lo tengo que pensar", ha afirmado antes de manifestar que desconoce si la abstención supondría su expulsión de Cs: "Eso es una decisión que debe tomar el partido".

Cs ya expulsó a los tres diputados tránsfugas y a un cuarto nombrado también consejero y que era secretario general de la consejería de la vicepresidenta Franco, Antonio Sánchez Lorente, quien ocupaba el séptimo puesto en las listas naranjas a la Asamblea y tendría voto como diputado de renunciar alguno de los que votarán no o se abstendrán.

Los expulsados de Vox tienen la última palabra

El voto de Castillo no es el único que podría alterar la balanza. La moción de censura solo podría prosperar si recibe el apoyo de los tres diputados expulsados de Vox. Este lunes, en rueda de prensa, los tres han dejado en el aire su apoyo a la moción de censura, según ha expresado el portavoz del grupo, Juan José Liarte.

Liarte ha criticado que el acuerdo de presupuestos que Vox firmó con PP y Cs en 2020, antes de que expulsasen a estos tres diputados del partido, "no se ha cumplido" y se ha preguntado "qué importan siglas, colores y promesas si luego no se cumplen". Pero en todo caso, ha afirmado que "defenderán los principios de los votantes de Vox"

Según ha dicho, los tres llevan "todo el fin de semana" preguntándose la diferencia entre PP y PSOE, pero no han "encontrado la respuesta", por lo que dejan "en la mano de las personas, y no de los partidos", decidir quién presidirá la comunidad murciana.

En el Ayuntamiento, la moción sigue adelante

Caso distinto es el de Murcia capital, donde el vicealcalde ve seguro el cambio de Gobierno local y no teme que ninguno de los cuatro concejales de Ciudadanos necesarios para cambiar de color el Consistorio se echen para atrás.

El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para la ciudad de Murcia llegó tras la crisis abierta en el Consistorio, con denuncias cruzadas entre el PP y el vicealcalde y por eso el propio Gómez apunta que no hace falta atar el apoyo de sus ediles porque los concejales "han elegido dignidad frente a la corrupción".

En la ciudad de Murcia intentaron "lo imposible", pero el PP no quiere "gobernar en coalición" y tampoco "ser transparente" ni "luchar contra la corrupción", ha argumentado el vicealcalde, que tras el acuerdo con el PSOE votará al socialista José Antonio Serrano como regidor. 

Desde el PP piden la retirada de esta moción, que califica de "trama" urdida para "asaltar el poder".

Noticias

anterior siguiente