Enlaces accesibilidad

Arrimadas renueva la cúpula y critica las dimisiones: "Hay personas que están o estaban en Cs, pero no son de Cs"

  • Salen de la Ejecutiva dos de sus hombres de confianza, Espejo-Saavedra y Cuadrado, y entran Begoña Villacís y Juan Marín 
  • La presidenta de Ciudadanos se ha mostrado crítica con la marcha de Toni Cantó del partido

Por
Arrimadas renueva la cúpula de Ciudadanos y critica la dimisión de Cantó

El fiasco de la moción de censura impulsada por Ciudadanos (Cs) y el PSOE en Murcia la semana pasada y la expulsión del partido en el Gobierno autonómico de Madrid han centrado una Ejecutiva del partido este lunes que ya se ha saldado con las primeras consecuencias: Toni Cantó ha decidido dejar sus cargos en Ciudadanos y entregará su acta de diputado en las cortes valencianas.

Mientras, el vicesecretario general primero de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, y el vicesecretario general adjunto de la formación, José María Espejo-Saavedrahan decidido dar "un paso al lado" y abandonar sus responsabilidades en el partido, según ha confirmado la presidenta del partido, Inés Arrimadas, aunque ambos permanecerán en el Comité Permanente.

Arrimadas ha agradecido públicamente que Cuadrado y Espejo hayan "asumido responsabilidades". En declaraciones tras la reunión de la Ejecutiva, ha criticado también el abandono del partido por parte de destacados cargos, en referencia velada a Cantó: "Hay personas que están o estaban en Ciudadanos, pero no son de Ciudadanos". Ha denunciado también que antiguos miembros de la formación se pongan "al servicio de otro partido" en cuestión de "pocos días, semanas, meses o incluso horas".

"Ser de Ciudadanos es difícil, significa que te moleste igual la corrupción de un partido u otro, significa recibir ataques, que unos te llamen facha y otros traidor", ha asegurado Arrimadas, que ha aparecido rodeada de los nuevos miembros de la cúpula del partido. En un momento de máxima crisis en la formaciónhan entrado en la Ejecutiva otros líderes territoriales como Begoña Villacís o Juan Marín, quien le ha mostrado en los últimos días públicamente su apoyo. 

Crisis en el partido tras las dimisiones de Hervías y Cantó

Varios dirigentes del partido habían solicitado esta reunión para analizar lo ocurrido la semana pasada en Murcia y en Madrid y después del abandono del exsecretario de Organización de Ciudadano Fran Hervías para sumarse al PP como el "único proyecto" que puede ganar a Pedro Sánchez.

También el exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, formará parte de la nueva Ejecutiva permanente, tal como ha anunciado en su cuenta de Twitter, donde ha agradecido a Arrimadas "la confianza" depositada. "¡Saldremos a por todas! Somos la alternativa sensata ante tanta polarización y tanto fango", ha afirmado Aguado, en una clara alusión a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que hace tan solo unos días decidió cesarle del cargo.

De momento, el encuentro se ha saldado con la dimisión del portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, quien deja la formación naranja y la política tras la Ejecutiva de urgencia de este lunes y ante todo lo ocurrido la última semana en Madrid y en Murcia.

Cantó, que ha dicho sentirse "triste" y "cabreado", ha sido uno de los más críticos con la moción de censura que Ciudadanos impulsó con el PSOE en Murcia contra el Gobierno del 'popular' Fernando López Miras y todo lo ocurrido después que ha afectado a la formación. El exactor, que ha pedido que dimitiera la cúpula de la dirección, ha criticado que no se le ha permitido votar y ha pedido ir en coalición con el PP en Madrid.

Toni Cantó deja sus cargos en Ciudadanos tras los acontecimientos en Madrid y Murcia

Sin embargo, para el portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, Cantó llegó a la reunión de la Ejecutiva del partido con la idea de rechazar su integración en el Comité Permanente y ha expresado su sospecha de que, tras haber dimitido de sus cargos en Cs, acabará entrando en el PP.

"Respeto su decisión", pero "la sensación es que esta operación estaba perfectamente calculada y orquestada" y que "ya venía con la idea de que se iba a levantar y se iba a ir", ha afirmado, expresando preocupación por la posibilidad de que Cantó sea uno de los representantes de Cs que acabe en el PP.

Denuncia "casos espeluznantes de acoso" en Murcia

En su comparecencia, la líder de la formación 'naranja' también ha hecho referencia al origen de este terremoto político: la moción de censura presentada en Murcia junto al PSOE y que actualmente no tiene garantizado su éxito. Ha denunciado la "terrible situación que llevan tiempo sufriendo" los representantes de Ciudadanos en la Región, y ha enumerado supuestos casos de corrupción por parte del PP: "Prácticas escandalosas, irregularidades, contratos amañados..."

También ha criticado la existencia de "casos espeluznantes de acoso, hostigamiento señalamiento, amenazas y ofrecimientos" en los casi dos años de Gobierno de coalición de su partido con los 'populares'.

Arrimadas ha presentado a su partido como la única opción moderada ante las próximas elecciones anticipadas en Madrid, tras el anuncio de la candidatura de Pablo Iglesias a estos comicios, adelantados por Isabel Díaz Ayuso para evitar otra moción de censura como la de Murcia. "Hay un riesgo muy grande de que el populismo de un extremo u otro entre por primera vez en la Comunidad de Madrid", ha señalado, y ha añadido que "la única manera de que Madrid no depende de los extremos es que dependa de Ciudadanos".

"Se ha destapado una operación para intentar acabar con Ciudadanos"

Arrimadas ha enmarcado la crisis del partido dentro de una operación en su contra. "Se ha destapado una operación para intentar acabar con Ciudadanos, un partido que para unos y para otros es incómodo", ha apuntado. "No tenemos a ningún otro partido como enemigo. Nosotros no tenemos la intención de que los españoles que quieran seguir votando al PP o al PSOE puedan seguir haciéndolo", ha añadido y ha reivindicado a la formación 'naranja' como "el único partido de centro limpio en España".

La líder del partido ha insistido en no dar a la formación por muerta. "Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad, porque gobernamos en sitios muy importantes como Andalucía, Castilla y León o Madrid", ha manifestado.

"Perseguir la corrupción no sale gratis"

Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid y miembro desde este lunes de la Ejecutiva Permanente de Cs, Begoña Villacís, ha lamentado en La Noche en 24 horas que "perseguir la corrupción no sale gratis".

Villacís, sobre el terremoto político en Cs tras la moción en Murcia: "Perseguir la corrupción no sale gratis"

Villacís cree que Ciudadanos ha podido fallar a la hora de plantear la moción de censura en Murcia porque ahora "se está hablando de moción y no de la corrupción".  A pesar de la autocrítrica, ha señalado que los hechos realizados por el gobierno del PP en Murcia "son muy graves", con supuestas adjudicaciones de contratos fraudulentas que motivaron a sus compañeros de partido a presentar la moción y haciendo hincapié en el hostigamiento del que habló Arrimadas en su comparecencia.

Sobre otras cuestiones derivadas de este 'boom' político y la abrupta salida de Toni Cantó del partido ha dicho que "se ha precipitado en su salida", la cual, señala, ha decidido sin escuchar antes a sus ya excompañeros, y ha asegurado que desde Ciudadanos no valoran "ninguna integración en el PP" porque son "proyectos distintos".

División en el partido

Villacís no ha sido la única persona que ha hablado este lunes de lo ocurrido. Previamente, durante la mañana, a su llegada a la reunión de la Ejecutiva, Marín ha expresado su “máxima lealtad” a Arrimadas: "Es nuestra líder, estamos todos con ella y causa mucho miedo en algunos partidos".

También ha dicho que Francisco Hervías ha quedado "completamente desacreditado" y ha criticado que “los que se van no son de Ciudadanos ni nunca lo han sido”. Además el exvicepresidente madrileño Ignacio Aguado ha dicho a su entrada que Ciudadanos está "más fuerte que nunca" y ha respaldado a Inés Arrimadas "a la cabeza" del proyecto político.

Félix Álvarez -conocido como Felisuco- ha criticado que quienes han tomado las decisiones en el partido deben “asumir responsabilidades”. Se ha pronunciado también a que la antigua cúpula de Cs en Álava ha dado este lunes su salto al PP: “Somos el meme de nuestro propio partido”.

Una semana dura para Ciudadanos

El liderazgo de Arrimadas podría estar en entredicho entre algunos cargos de Cs no solo por lo ocurrido en la última semana, sino también cuando se ha cumplido un mes del hundimiento del partido en las elecciones catalanas del 14F.

Precisamente uno de los más críticos ha sido Cantó, que cargó con dureza contra la moción de censura que Cs presentó con el PSOE en Murcia contra el presidente, Fernándo López Miras (PP), y en consecuencia el Gobierno de coalición del que formaban parte. El golpe que dio Ciudadanos sobre la mesa no salió como el partido esperaba: en Madrid, la presidenta Isabel Díaz Ayuso rompió con Ciudadanos y convocó elecciones y, en Murcia, tres diputados del partido naranja se rebelaron y anunciaron que votarán en contra de la moción, lo que la hará previsiblemente fracasar. 

Pero además, la noticia del abandono de Hervías desató el domingo una avalancha de mensajes a favor y en contra en Twitter y una declaración del portavoz de Ciudadanos en el Congreso y miembro de la Ejecutiva del partido, Edmundo Bal, quien le acusó de dejarse “comprar” por el “partido de Bárcenas, de la 'Caja B', de los sobres. Y es que en Ciudadanos existe el temor de que haya una fuga de dirigentes y militantes hacia el Partido Popular.

En este sentido, Bal también ha cargado contra la campaña del PP por toda España para "comprar voluntades y personas" y ha criticado que están "dispuestos a pagar lo que haga falta para comprar" a gente de su partido para "combatir y destruir a Ciudadanos".

Sin embargo, no todos están de acuerdo con ese diagnóstico, como demuestra un artículo firmado por uno de los fundadores de Ciudadanos, Francesc de Carreras, quien se ha mostrado convencido de que la formación está "en caída libre" y ha quedado como un partido "inútil" y "no fiable", por lo que la presidenta Inés Arrimadas debería asumir las responsabilidades.

Tras lo ocurrido la semana pasada, quienes habían pedido públicamente esta reunión fueron Marín, Villacís, Marín, Cantó y la ya exconsejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera.

Noticias

anterior siguiente