Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La UE presentará el próximo 17 de marzo su proyecto de pasaporte de vacunación

Por
Puesto de pruebas COVID en el Aeropuerto de Arlanda, en Estocolmo.
Puesto de pruebas COVID en el Aeropuerto de Arlanda, en Estocolmo. EFE/ EPA / C. BRECIANI

La Comisión Europea (CE) presentará el próximo 17 de marzo un paquete centrado en los viajes y el levantamiento de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19 que incluirá su propuesta sobre los "pasaportes verdes" de vacunación. Así lo ha anunciado el vicepresidente de la CE, Margaritis Schinas, en rueda de prensa tras el consejo informal de ministros de Salud, donde ha asegurado que el objetivo será "establecer una dirección común hacia la apertura segura e igual de Europa".

Este pasaporte se pondrá sobre la mesa como un instrumento "legislativo", ha explicado el comisario, por lo que no será opcional, estará basado en los tratados europeos y en la libre circulación. El pasaporte tendrá "un alto componente digital" e incluirá información "objetiva" sobre si el ciudadano ha sido vacunado o no contra la COVID-19 pero también sobre otros aspectos, como resultados de test o si ya ha pasado el virus.

"Tenemos que buscar formas de usar esta herramienta para facilitar la movilidad evitando que haya discriminación entre los ciudadanos", ha defendido el vicepresidente, que explicó que además se está trabajando para que este instrumento respete la privacidad y la protección de datos.

Una realidad en verano

La CE quiere presentar su propuesta sobre este pasaporte a tiempo del próximo consejo europeo de líderes, que deberán decidir qué uso dar a este instrumento para organizar la movilidad europea. La creación de un pasaporte sanitario europeo, anunciada en la cumbre europea de la semana pasada, permitirá a los ciudadanos comunitarios viajar a determinados lugares con restricciones a causa de la pandemia, y está previsto que sea una realidad antes de verano.



Las autoridades europeas se han marcado un periodo de tres meses para definir las condiciones técnicas del nuevo sistema, que podría incluir también el resultado de pruebas serológicas y otras como PCR o test de antígenos. La iniciativa, no exenta de polémica, se perfila como un salvavidas para la temporada turística estival, aunque afronta grandes dificultades legales y políticas que amenazan con lastrar su puesta en marcha.

Tras el desarrollo técnico vendrán las cuestiones políticas que aún no se han despejado, como cuándo podrá entrar en funcionamiento -al entender que no se puede otorgar privilegios a los inmunizados mientras no se pueda ofrecer la vacuna a toda la población- y qué tipo de derechos concederá.

El objetivo es que el nuevo instrumento sea reconocible por todos los estados miembros y compatible con los sistemas que cada uno de los 27 ponga en marcha para seguir los avances de sus respectivas campañas de vacunación. De completarse, esta iniciativa abriría la puerta a que se relajasen las medidas para los viajes internacionales dentro de la UE -incluso con terceros países-, como indicó al explicar esta propuesta la semana pasada la canciller alemana, Angela Merkel.

Tres grandes objetivos

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha detallado en su cuenta de Twitter que la nueva medida buscará "facilitar la vida de los europeos", ya que les permitirá moverse con seguridad en la Unión Europea o en el extranjero, por trabajo o por turismo.

Von der Leyen ha especificado que la propuesta legislativa que se presente este mes tendrá tres grandes objetivos: servir como garantía de que una persona se ha vacunado, contemplar otras pruebas diagnósticas cuando aún no hayan podido vacunarse,  y finalmente certificar si alguna de ellas ha superado satisfactoriamente la COVID-19. Según ha recalcado, el futuro pasaporte "respetará la protección de datos, la seguridad y la privacidad".

 

Los países del sur de la UE, muy dependientes económicamente del sector turístico, son los principales defensores de este proyecto. Uno de ellos es España, que ha aplaudido la propuesta.

 

 

España insta a Bruselas a que lo acelere

En este sentido, el Gobierno español ha instado a la Comisión Europea a que acelere el certificado de vacunación europeo, al que ha calificado como una herramienta "útil y eficaz" para retomar la movilidad de una forma segura y garantizar viajes seguros.

En la reunión de ministros de Turismo de la UE, la ministra española de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha defendido que la CE desarrolle un programa ambicioso de recuperación del turismo comunitario con cargo al nuevo marco presupuestario que permita a Europa seguir siendo referente turístico en todo el mundo.

La ministra propone que se acelere el desarrollo de instrumentos digitales de información sanitaria interoperable entre los Estados, como el certificado de vacunación para facilitar la movilidad interrumpida por la pandemia.

Además, cree que es necesario que se avance en la adopción de protocolos comunes en todos los Estados miembros para evitar las prohibiciones de circulación de viajeros dentro del mercado interior y también con terceros países, especialmente en el caso de Reino Unido, ya que la coordinación en esta materia será fundamental para garantizar la gradual recuperación del turismo.

Ha insistido en que es importante tener las herramientas preparadas para iniciar la movilidad y volver a poner a Europa como destino de viajes seguro que en el momento que los datos de incidencia del virus lo permitan. Al tiempo, ha abogado por ampliar el Reglamento de Extensión por Categorías de ayudas compatibles con el mercado interior para reforzar el marco de ayudas de estatales y favorecer esquemas de ayudas a la solvencia de las empresas turísticas que van a tardar más tiempo que otros sectores económicos en recuperar su actividad. 

Calviño pide que llegue antes de verano

En este sentido, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha dicho también este lunes que el pasaporte vacunal tiene que llegar antes del verano para poder recuperar con seguridad el turismo. En una entrevista en La Hora de la 1 de TVE, ha explicado que en los próximos días habrá una reunión de los distintos ministerios implicados para coordinar desde un punto de vista tecnológico y legal cómo impulsar este certificado de vacunación.



Calviño también ha dicho que España está liderando en la UE, en la OCDE y en el G20 la puesta en marcha de ese pasaporte vacunal para recuperar cuanto antes la seguridad en los viajes internacionales y la confianza de los ciudadanos para que los turistas vuelvan a España.

Noticias

anterior siguiente