Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Los menores de 55 años que hayan pasado la COVID-19 solo recibirán una dosis seis meses después de la infección

Por
Los menores de 55 años que hayan pasado la COVID solo recibirán una dosis seis meses después de la infección

Las personas menores de 55 años que hayan pasado la COVID-19 solo recibirán una dosis de la vacuna cuando hayan pasado seis meses de la infección, según la última actualización de la Estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad. 

El documento más reciente del Grupo de Trabajo Técnico de Vacunación COVID-19, de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones recoge otras novedades a este respecto que han sido aprobadas por la Comisión de Salud Pública. El nuevo criterio, que se ha fijado a partir de diversos estudios, no se aplicará a mayores de 55 años. 

En resumen, se establece:

  • Personas menores de 55 años que hayan pasado la COVID-19: solo recibirán una dosis de la vacuna cuando hayan pasado seis meses de la infección.
  • Personas menores de 55 años que se contagien tras haber recibido ya una dosis: se les administrará la segunda cuando hayan pasado seis meses desde el fin de la infección.
  • Mayores de 55 años que hayan pasado la COVID-19: se les administrarán dos dosis cuando les corresponda por el grupo de edad al que pertenecen.
  • Personas mayores de 55 años que se infecten tras haber sido inoculada una dosis: podrán recibir la segunda tan pronto como estén completamente recuperados y hayan finalizado su aislamiento.
La Asociación Española de Vacunología valora positivamente el poder aplicar una sóla dosis en caso de haber pasado el coronavirus

Según especifica el documento, en cualquier caso, no será necesaria la realización de pruebas serológicas ni antes ni después de estas vacunaciones para verificar si se poseen anticuerpos contra la COVID-19 y es irrelevante si la infección se ha pasado de forma asintomática o sintomática. 

El grupo técnico argumenta esta decisión, respaldándose en varios estudios científicos recopilados. "El número de casos con reinfección documentada es muy bajo en los 6 meses posteriores al diagnóstico de infección, pero aún no está claro en qué porcentaje están protegidos los que padecieron la infección por SARS-CoV-2 y por cuanto tiempo", justifican, antes de añadir que "existen estudios que muestran que la administración de una dosis en estas personas refuerza" la inmunidad. 

No obstante, también se matiza que estas recomendaciones "son provisionales y podrían modificarse más adelante en función de las nuevas evidencias".

Nuevos grupos de vacunación: de 56 a 59 años y crónicos menores de 60

El Ministerio de Sanidad ha creado otros dos grupos prioritarios que seguirán a los actuales en el proceso de vacunación:

  • Menores de 60 con patologías de riesgo alto, cuyas condiciones se detallarán más adelante. Las personas con condiciones de alto riesgo mayores de 16-18 años se vacunarán una vez se haya completado la vacunación de las personas de 60 y más años de edad. Recibirán las vacunas de ARNm u otras que haya disponibles más adelante. Ellos son el grupo 7.
  • La población general de 56 a 59 años (grupo 8) recibirán igualmente las vacunas de Pfizer y Moderna, basadas en la tecnología de ARN mensajero, aunque se valorará el uso de otras a medida que vayan autorizándose por la Agencia Europea del Medicameno (EMA) o "cuando se disponga de datos adicionales de las actuales".

Estos dos nuevos grupos recibirán las vacunas cuando lo hayan hecho las personas mayores en residencias y el personal sanitario y sociosanitario, las personas consideradas grandes dependientes, mayores de 80, entre 70 y 79, 60 y 69, así como colectivos con función esencial para la sociedad como policías, bomberos, Fuerzas Armadas, otro personal de emergencias y docentes.

La edad como principal factor

Así, se sigue manteniendo la edad como el principal factor de riesgo de hospitalización y muerte por covid, por lo que defiende que se vacune "cuanto antes a las personas de mayor edad que no están institucionalizadas".

"Es imprescindible considerar el principio de solidaridad, colaborando para la utilización de las vacunas que han mostrado eficacia en estos grupos de población mayor, que son las que pueden ver más afectada su salud" por el coronavirus, subraya.

Tras ellos, les tocará el turno al grupo 9, que conforman las personas entre 45 y 55 años de edad, que recibirán en principio las vacunas de AstraZeneca, ya que la Comisión de Salud Pública decidió que se destinaría las dosis de esa farmacéutica solo a la población de menos de 55 años. Así, los primeros grupos han comenzado a recibir estas dosis han sido los trabajadores esenciales (como policías, bomberos o profesores) o que se enfrentan a un mayor riesgo de contagio, como los fisioterapeutas. 

La proporción de personas vacunadas en España "es todavía pequeña, apenas un 3,7% del total de la población general", si bien, de las 351.936 personas institucionalizadas en residencias de mayores y otras, se ha vacunado ya el 94 % con la primera dosis y el 82 % con la pauta completa.

"Y ya se comienza a observar una menor proporción de personas hospitalizadas procedentes de residencias de mayores", destaca el documento, que no precisa la cifra, pero sugiere que en los países que han tenido mayor disponibilidad de vacunas "se está observando un impacto positivo de la vacunación sobre la infección y las hospitalizaciones".

Junto a ello, Sanidad asegura que ya hay estudios observacionales que muestran los "primeros datos de efectividad esperanzadores de ambos tipos de vacunas (ARNm y vacuna de AstraZeneca), así como su eficacia frente a algunas nuevas variantes", concluye.

Noticias

anterior siguiente