Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Dos meses de vacunación contra la COVID-19 en Europa y sus efectos en residencias españolas

Por

Una mujer recoge a su madre para salir a dar un paseo por el exterior la residencia, tras recibir la vacuna contra la COVID-19.
Una mujer recoge a su madre para salir a dar un paseo por el exterior la residencia, tras recibir la vacuna contra la COVID-19. EFE/Víctor Lerena

El pasado 27 de diciembre, la Unión Europea marcaba un hito en la cronología de la pandemia. Todos los países que la integran comenzaron a vacunar contra el coronavirus de manera simultánea con la población más mayor como grupo prioritario. España, por su parte, se fijó como primer objetivo inmunizar a las personas que viven en residencias y parece que, tras más de tres millones de inyecciones, la estrategia comienza a dar sus frutos.

Dos meses después de aquel acontecimiento, que a España llegó en camión y a Guadalajara, en la UE ya se han administrado más de 30 millones de dosis, según datos de Our World in Data. Sin embargo, la vacunación de los más mayores avanza a un ritmo distinto en cada país.

"Los principios generales de la estrategia son relativamente parecidos, pero cómo se materialice en cada país puede cambiar", explica a RTVE.es el epidemiólogo Pedro Gullón, que relata como en algunos países se ha apuntado directamente a las personas con alguna enfermedad, mientras que en otro se ha priorizado la edad.

Eso y cómo funcionan los sistemas de cuidados en cada país -residencias, centros de día o atención sociosanitaria- pueden explicar que, aunque la vacuna ya ha llegado al 25 % de las personas mayores de 80 años en al menos en una decena de países de la zona Schengen, solo Francia y Polonia superan el 10 % en la horquilla de 70 a 79 años.

El sistema de monitorización de la vacunación del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, en inglés) sitúa a Malta en cabeza en la vacunación de personas octogenarias, con un 77 % de vacunados, mientras que Austria solo ha alcanzado al 20 %.

Por debajo de estos valores se encuentran Estonia (16 %), Irlanda (11 %), Lituania (9 %) y Letonia (1,2 %).

Un descenso "importante" en la mortalidad de las residencias

El 80 % de los mayores de 65 años de residencias ya está vacunado frente al coronavirus. Así celebraba el pasado miércoles el presidente del Gobierno que el plan de vacunación comienza a dar sus frutos en los más vulnerables.

Pese a que España todavía no aporta datos al ECDC, Pedro Sánchez ya avanzó en el Senado las buenas noticias: Aunque aún "nos queda mucho trecho que recorrer", matizó el presidente, se está observando "un descenso muy importante en la incidencia y mortalidad de mayores de 65 en residencias".

"Cuando empecemos la vacunación por grupos de edad lo veremos con más claridad", asegura Gullón, que espera que las palabras del presidente se concreten en el próximo informe del Centro Nacional de Epidemiología.

El impacto de la vacunación ya se nota

Ese efecto al que se refiere Gullón ya puede observarse en algunas de las comunidades que publican datos abiertos y segmentados por domicilio: las curvas de muertes con coronavirus en residencias y fuera de ellas de Asturias, Castilla y León y Andalucía, que hasta el inicio de la vacunación corrían en paralelo, comienzan a bifurcarse.

Para realizar este análisis hay que tener en cuenta los tiempos de la vacuna, que ha tardado en torno a un mes en ser completamente efectiva en los primeros vacunados. Al menos por el momento, la vacunación funciona con dos dosis que han de estar distanciadas entre sí por un periodo mínimo de tres semanas.

Por otra parte, recuerda el doctor de la Sociedad Española de Epidemiología y miembro de la Fundación para la Investigación de la Tuberculosis de Barcelona, Joan Caylà, los efectos de la vacuna comienzan a verse una semana después de la segunda inyección y el ritmo de su aplicación ha cambiado en estos dos meses.

Con esto en mente, Asturias fue el primer territorio que realizó este análisis que Gullón describe como "cuasi experimental". A, a su juicio, la administración de las vacunas en este primer grupo está sirviendo como un paso inicial para avanzar de la eficacia teórica de las vacunas -que roza el 90 %- a la efectividad real. Y la misma tendencia puede verse en el análisis realizado por DatosRTVE en Castilla y León y en Andalucía.

Por su parte, la Generalitat de Cataluña ha afirmado que la vacunación está evitando unas 600 muertes al mes en las residencias de esta comunidad, con una tasa de mortalidad que ha pasado de 16.000 defunciones por cada 100.000 habitantes en 2020 a unas 8.000 en lo que va de 2021.

"Vemos cómo ha caído de una manera muy clara la aparición de casos", ha afirmado en rueda de prensa la subdirectora de Promoción de la Salud, Carmen Cabezas, que ha puesto en valor la labor de la atención primaria en las labores de vacunación.

"La luz al final del túnel"

En cuanto a la posibilidad de cumplir el objetivo de alcanzar un 70 % de población vacunada de aquí a verano, los expertos creen que es factible. Pero defienden que hay que cambiar el ritmo.

Mientras Caylà baraja estrategias alternativas, como vacunar al final a los que ya han pasado la enfermedad para avanzar más rápido hacia la inmunidad de grupo, Gullón
cree que la cuestión no es solo encontrar la vacuna, sino producirla y distribuirla.

"Es pronto para poder decirlo, pero el ritmo actual no va a ser el que haya en los próximos meses", augura el epidemiólogo, que prevé la aprobación de nuevas vacunas y ajustes en los ritmos de producción.

Más allá del punto de vista científico, "la efectividad de la vacunación en las residencias es algo muy positivo para las personas que viven en ellas", explica Caylà. El epidemiólogo defiende la flexibilización de restricciones en estos centros, pero señala que ha de hacerse con precaución. "Aunque estemos vacunados, hay que seguir manteniendo las medidas de seguridad", explica.

Gullón también coincide en este análisis y añade: "Estamos hablando por ahora de un nicho de población muy pequeño y de unas dosis lejos de dar cobertura a todo el mundo. A nivel poblacional poco cambia salvo que veamos la luz al final del túnel".

Noticias

anterior siguiente