Enlaces accesibilidad

Iceta da el salto a la política nacional como ministro de Política Territorial

  • Sustituirá a Carolina Darias, que asume la cartera de Sanidad tras la marcha de Salvador Illa para presentarse al 14F
  • En palabras de Sánchez, Iceta es "un hombre de acuerdo" y "concordia" que ayudará a afrontar algunos de los desafíos de España

Por
El camino de Iceta hasta llegar al gobierno nacional

El secretario general del PSC, Miquel Iceta, será el nuevo ministro de Política Territorial y Función Pública en sustitución de Carolina Darias, que asumirá la cartera de Sanidad tras la dimisión de Salvador Illa para presentarse a las elecciones catalanas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha informado este martes de estos cambios en una declaración desde el Palacio de la Moncloa después de haberle comunicado al rey la que se convierte en la primera modificación de su Ejecutivo de coalición.

En palabras de Sánchez, Iceta no solo es "un estudioso de la política" sino también "una persona de ideas" capaz de "construir consensos" en un Estado "enormemente descentralizado" en el que la cogobernanza "ha llegado para quedarse".

Darias sustituye a Illa en Sanidad e Iceta será el nuevo ministro de Política Territorial

"Es un hombre de acuerdo y también de concordia. Desde sus nuevas responsabilidades ayudará a afrontar algunos de los desafíos que el país tiene por delante", ha asegurado el presidente, quien también subraya que Iceta "es la persona que encontrarán declinando todos los verbos con ese prefijo: cooperación, colaboración, coordinación, cogobernanza".

Tras esos elogios, ha hecho hincapié en que tanto Iceta como Darias cuentan con su "absoluta confianza" y ha expresado su agradecimiento por haber aceptado asumir estas responsabilidades en un momento en que se busca superar la pandemia con una estrategia para la vacunación de la población y la recuperación económica y social de España. Iceta también ha mostrado su gratitud por esa confianza depositada, a través de Twitter.

El salto a la política nacional

Con la entrada de Iceta en Política Territorial, Sánchez premia el gesto de "generosidad" --tal y como él mismo lo ha descrito-- del líder del PSC al renunciar a su candidatura a la Generalitat en favor de Illa. A finales de diciembre, tras conocerse esa noticia, Iceta ya adelantó que Sánchez le había ofrecido "colaborar" en la política nacional, ante lo que puso su disponibilidad y capacidades a disposición del jefe del Ejecutivo para lo que fuese necesario. 

Desde esa fecha, su nombre ha llegado a sonar como el del posible sustituto de Illa al frente del Ministerio de Sanidad, aunque era el de Darias el que se veía más probable. En ese segundo escenario, todo apuntaba a que Iceta podría ocupar la vacante que dejase Darias, como finalmente se ha confirmado.

El presidente no había desvelado hasta ahora sus intenciones, y su vicepresidenta primera, Carmen Calvo, manifestó que la salida de Illa provocaría "algún ajuste puntual" y dio a entender que no sería mucho más, aunque recalcando en todo momento que esa era una prerrogativa del jefe del Ejecutivo.

Los retos de Iceta en Política Territorial y su apuesta por el diálogo

Siempre fiel a Sánchez, al que ayudó a defender su liderazgo en el PSOE frente a líderes como Susana Díaz, Iceta ha sido la cara del PSC durante los años del 'procés', en los que ha buscado un difícil equilibrio entre la oposición a las iniciativas del Govern -las "leyes de desconexión", el referéndum del 1-O y la declaración unilateral de independencia- y la mano tendida a la "reconciliación".

Fue el primero en hablar públicamente de eventuales indultos para los líderes independentistas; lo hizo cuando aún no estaban ni procesados, y le valió una lluvia de críticas.

Con este contexto, la llegada de Iceta al Ministerio de Política Territorial y Función Pública puede entenderse como un aliciente al diálogo que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere impulsar con el nuevo Ejecutivo de la Generalitat catalana que surja después de las elecciones del 14 de febrero. 

Además, el nuevo ministro, defensor del federalismo, tendrá que trabajar con otros desafíos como el traspaso de las transferencias a las distintas Comunidades Autónomas, la relación con los gobiernos regionales y locales o con la puesta en marcha de una nueva Ley de Función Pública.

En lo que respecta a Política Territorial, Iceta seguirá previsiblemente la estela marcada por la anterior titular y apostará por este diálogo con las comunidades autónomas y, en especial, con Cataluña, región desde donde ha desarrollado prácticamente toda su carrera política.

Así, Iceta podría ser uno de los promotores de una nueva reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña, que lleva sin reunirse desde el pasado mes de febrero debido a la situación sanitaria del coronavirus. En esta última mesa, Carolina Darias, fue una de las participantes de la reunión.

En su función de líder del PSC, Iceta ha sido siempre un fiel defensor del diálogo entre Cataluña y el Gobierno como fórmula para encontrar una solución a la crisis catalana. 

Con su salto en política Sánchez recupera a otro dirigente del PSC al frente del Ministerio de Política Territorial, después de haber apostado por Meritxell Batet, que estuvo en la primera etapa del Ejecutivo de Sánchez y que abandonó la cartera ministerial para ser presidenta del Congreso.

Continuará con la elaboración de la nueva Ley de Función Pública 

En materia de Función Pública, Iceta cotinuará con los trabajos que venía desarrollando el ministerio con Darias al frente respecto a la elaboración de la nueva Ley de Función Pública, para desarrollar el Estatuto Básicos del Empleado Público (EBEP) con el objetivo de lograr la "transformación" de la Administración General del Estado impulsando la racionalización de la Administración, mejorando su calidad y eficacia y garantizando la prestación de servicios públicos de calidad.

El Ministerio ya prepara una regulación para reducir la temporalidad del empleo público, de manera que los interinos no estén en la Administración más de tres años en esta situación, y también contemplaba sanciones para los gestores públicos que abusen de la temporalidad.

Al mismo tiempo, Iceta tendrá que abordar con los sindicatos del área pública la mejora del empleo público y el rejuvenecimiento de las plantillas, en un contexto en el que se prevé que el 51% de los empleados se jubile en la próxima década, así como de las condiciones retributivas, tras el alza del 0,9% este año del sueldo de los empleados públicos.

Otros asuntos que quedan en manos de Iceta en materia de Función Pública son el plan de digitalización de la Administración enmarcado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia; la puesta en marcha del III Plan de Igualdad en la Administración General del Estado y la iniciativa lanzada para repensar la selección en el empleo público de cara a la reforma gradual del modelo de selección, en el marco del proceso de modernización reflexiva de las administraciones públicas y el Plan de Captación de Talento, que contempla paneles hasta el mes de marzo, entre otros asuntos.

Noticias

anterior siguiente