Enlaces accesibilidad

Illa dimite como ministro de Sanidad: "No ha sido un año fácil, en mi nueva etapa daré lo mejor de mí"

Por
Illa se despide como ministro de Sanidad: "Estaré donde pueda ser más útil"

Salvador Illa ha dimitido este martes como ministro de Sanidad, cargo que ha ejercido con "honor" y que deja ahora para centrarse de lleno en su candidatura a la Generalitat de las elecciones catalanas que se celebrarán el 14 de febrero. En su última rueda de prensa en el Gobierno, ha confesado que "no ha sido un año fácil" y ha prometido que dará "lo mejor" de sí mismo en la nueva etapa. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elogiado su "extraordinario" paso por el Ministerio, como una persona "honesta", que "ha evitado  la confrontación política, nunca ha presumido de sus aciertos y siempre ha pedido disculpas por sus errores", con una "enorme vocación de servicio público". 

Sánchez: "Ha sido un ministro extraordinario, una persona honesta"

Sánchez ha expresado este agradecimiento en una declaración institucional, tras comunicar al rey que Carolina Darias relevará a Illa como ministra de Sanidad y que Miquel Iceta dará el salto a la política nacional en el Ministerio de Política de Territorial, antes dirigido por Darias.

Además, ha destacado "la mirada" y el talante respetuoso de Salvador Illa, quien antes este martes ha comparecido después de dar cuenta de la evolución de la pandemia de coronavirus en su último Consejo de Ministros. En dicha rueda de prensa, ha reconocido que "no ha sido un año fácil". 

"Me voy con mucha pena", ha admitido, aunque ha explicado que en su nueva etapa dará "lo mejor" de él mismo también para enfrentar al virus y se ha mostrado "convencido" de que el virus será erradicado.

Sánchez agradece a Illa su labor durante estos meses y lo califica de "persona honesta, que ha evitado la confrontación política"

Illa repasa los momentos más complicados

Las palabras de Illa han sido de agradecimiento y reconocimiento a los miembros de la Comisión de Sanidad del Congreso, a los presidentes y consejeros de las comunidades autónomas y a los profesionales sanitarios, de los que ha alabado su "labor, vocación y profesionalidad". También ha dicho haber aprendido en los últimos meses de sus "adversarios políticos". 

"Quiero confesar que uno de los momentos más complicados que me ha tocado vivir ha sido el de proponerle al presidente la restricción a los familiares para poder acompañar a sus seres queridos", ha reconocido Illa, en referencia a que los familiares de los enfermos de coronavirus. "Me llevo conmigo a todas las familias que han padecido y padecen la enfermedad y a todos los que han perdido a algún miembro", ha añadido. 

Por su parte, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, también ha agradecido a Illa su "honestidad, humanidad" y haber aportado "serenidad y diálogo a la política en un momento complicado, donde era obligado el entendimiento entre todas las Administraciones".

"No me he movido nunca por intereses personales"

Illa anunció formalmente su candidatura al 14F el pasado 30 de diciembre, un día después de haberlo negado y de haber mantenido que el candidato sería el secretario general del PSC, Miquel Iceta, algo que también le valió las críticas por "mentir".

La oposición lleva semanas criticando que Illa haya podido utilizar el Ministerio como "trampolín" electoral, que abandone cuando se dan los peores datos de la tercera ola y que dimita como ministro antes de dar cuentas de su actividad en el Congreso de los Diputados.

En este sentido, Illa ha asegurado que no se ha movido "nunca" por "conveniencias ni intereses personales" sino como "servidor público". También ha defendido que ha comparecido "cuantas veces ha sido necesario" y que el Gobierno "va a mantener el compromiso de comparecer" cuando corresponda. 

"No me arrepiento de nada de lo que he hecho. Y creo que dejo mis responsabilidades en el momento que lo tengo que hacer, conforme a lo que anuncié en su momento", ha proseguido, preguntado sobre haberse mantenido en el cargo hasta el día de hoy.

"Todos hemos cometido errores en la lucha contra el virus (...) no conozco a nadie que haya acertado en todo", ha apuntado también, y ha avanzado que deja preparado un documento de traspaso para que Darias "tenga de forma ordenada la documentación para tomar las decisiones". 

Un año de gestión marcado por la peor pandemia del siglo

Illa abandona su cartera después de poco más de un año desde que la aceptara sin imaginar que su gestión estaría marcada por la peor pandemia de este siglo y que sus planes más inmediatos, como endurecer la ley del tabaco, tendrían que esperar.

Recogió su cartera el 13 de enero de 2020, aunque la irrupción de la pandemia le convirtió junto al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, en el centro de todas las miradas durante la evolución del coronavirus: la primera ola con sus muertes, ingresos hospitalarios y escasez de material sanitario, la desescalada -con polémica con las comunidades autónomas- y las dos olas posteriores.

Illa se va en pleno estado de alarma y en un momento crítico de la tercera ola, con la incidencia acumulada en 14 días disparada por encima de los 800 casos por 100.000 habitantes y los hospitales al borde del colapso. 

Noticias

anterior siguiente