Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Estados Unidos supera las 400.000 muertes con coronavirus

Por
Los fallecidos son trasladados a un camión frigorífico que sirve de morgue temporal en el Hospital Wyckoff, en Nueva York, el 6 de abril de 2020.
Los fallecidos son trasladados a un camión frigorífico que sirve de morgue temporal en el Hospital Wyckoff, en Nueva York, el 6 de abril de 2020. Bryan R. Smith / AFP

Estados Unidos ha superado este martes las 400.000 muertes con coronavirus desde el inicio de la pandemia, según el último recuento de la Universidad Johns Hopkins. Es el país más afectado del mundo por la pandemia de la COVID-19 con más de 24 millones de contagios.

La cifra de 400.292, concretamente, se ha registrado casi un año después del primer caso del nuevo virus detectado en el país y a apenas un día antes de que el presidente electo, Joe Biden, tome posesión del cargo y reemplace en la Casa Blanca a Donald Trump, que durante meses restó importancia a la gravedad de la pandemia. La barrera de las 300.000 muertes se superó en el país norteamericano hace solo un mes, a mediados de diciembre.

Aunque en términos absolutos, Estados Unidos encabeza los rankings de contagios y muertes, según los informes oficiales, otros países como Italia, Reino Unido o Bélgica han registrado más muertes en proporción a su población. En el país, actualmente, 120.000 personas están hospitalizadas por COVID-19, según el Proyecto de Seguimiento Covid, que analiza diariamente los datos de los distintos estados. 

Preocupación ante la variante británica

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron el pasado de que una variante más contagiosa del coronavirus, identificada por primera vez en Gran Bretaña, podría avanzar rápidamente en el país y convertirse en el vector dominante de contagios en dos meses.

"Estamos profundamente preocupados porque esta cepa sea más transmisible y pueda acelerar los brotes en los Estados Unidos en las próximas semanas", afirmó el subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC, Jay Butler, que trató de concienciar a la población de que la pandemia "no ha terminado".

Tras iniciarse la campaña de vacunación en diciembre, poco más de un 3 % de la población -unas 10,6 millones de personas- han recibido hasta ahora una de las dos vacunas con licencia en EE. UU.: Pfizer/BioNTech y Moderna. De ellos, solo 1,6 millones de personas han recibido las dos dosis necesarias.

Biden ha prometido acelerar el plan de vacunación hasta alcanzar las 100 millones de dosis inyectadas durante sus primeros 100 días en el cargo. Esto pasará  por crear más centros de vacunación en gimnasios, estadios y escuelas, así como movilizar 100.000 trabajadores sanitarios más. 

El estado de Nueva York sigue como el más afectado del país por la pandemia con 41.350 muertos, seguido por California, que ahora es segundo en las estadísticas con 33.763, Texas (32.729), Florida (24.274) y Nueva Jersey (20.512).

El balance provisional de fallecidos supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para el 1 de abril habrá más de 555.000 muertos.

Tras Estados Unidos, presentan el balance de víctimas mortales más elevado Brasil, con 210.299 fallecidos; India, con 152.566; México, 141.248, y el Reino Unido, con 91.643 fallecidos, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Noticias

anterior siguiente