Enlaces accesibilidad

Presupuestos 2021

El Gobierno lleva al Congreso las cuentas de la pandemia, que elevan los gastos diez puntos más que los ingresos

  • Los presupuestos del Gobierno de coalición prevén un aumento de los gastos del 17,5 %, por el 7,5 % de los ingresos
  • La deuda, que este año se disparará al 188,8% del PIB por la crisis del COVID-19, apenas bajará al 117,4% en 2021

Por
El Gobierno lleva al Congreso los Presupuestos de la pandemia, con más de la mitad de los recursos destinados al gasto social

Los primeros presupuestos del Gobierno de coalición, elaborados en plena crisis económica por la pandemia del coronavirus, han llegado este miércoles al Congreso de los Diputados para iniciar su tramitación parlamentaria, con el objetivo de que estén aprobados en enero para revitalizar la actividad y aprovechar la movilización de fondos europeos contra la COVID-19, a través de unas cuentas públicas claramente expansivas: los gastos no financieros crecen un 17,5 %, hasta 416.496 millones de euros, mientras los ingresos no financieros, aunque también suben, lo hacen en mucha menor medida, un 7,5 % para alcanzar los 320.230 millones.

"No son unos presupuestos normales, al uso; son unos presupuestos extraordinarios e históricos", ha reconocido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa en la que ha presentado el detalle de unas cuentas públicas que incluyen una subida de impuestos por valor de 1.862 millones de euros el año que viene -y otros 2.135 millones en 2022- para acompañar a un aumento del gasto social del 10,3 %, con el que se pretende responder a los desafíos de la mayor crisis en decadas y al mismo tempo, según insiste el Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez, transformar la economía española.

Para ello, se movilizarán cantidades récord, especialmente en el lado de los gastos: en total, incluyendo las operaciones financieras, ascenderán a 550.484 millones de euros, un 19,4 % más que este año, lo que equivaldrá, dada la caída del producto interior bruto que se espera al cierre de 2020, a casi la mitad de la economía española. Los ingresos totales, incluyendo operaciones financieras, serán de 323.966 millones de euros, un 6,6 % más que este año.

Montero, en cualquier caso, ha admitido la incertidumbre que rodea al anteproyecto de Presupuestos Geenrales del Estado, no solo por la dificultad de predecir la evolución de la pandemia y su impacto sobre la economía, sino también por su tramitación parlamentaria, en la que el Gobierno aún no tiene garantizados los apoyos, aunque está dispuesto a hacer cesiones. Por ejemplo, eliminar la reducción de bonificaciones fiscales al diésel, una medida de "fiscalidad verde" con la que se espera recaudar 455 millones, pero que Ciudadanos ha pedido retirar para respaldar las cuentas: "Este Gobierno sabe que en el proceso de enmiendas tiene que llegar a acuerdos", ha deslizado la titular de Hacienda, sin confirmar que haya un acuerdo al respecto.

Montero dice que el Gobierno "no ha tenido contacto" con Ciudadanos para la negociación sobre el diésel

Impulsar la economía tras la pandemia

El llamado impuesto al diésel no es la única subida tributaria incluida en el proyecto de presupuestos, aunque la mayor parte del incremento en los ingresos se fía a la mejora de la propia actividad económica: el Gobierno aspira a elevar la recaudación un 13 % en 2021, hasta 222.107 millones de euros, a lomos de la recuperación económica que se espera tras la pandemia, ya que se estima un crecimiento del producto interior bruto del 9,8 %, tras la caída del 11,3 % de este año-.

Así, el proyecto cuenta con recaudar un 7,8 % más a través del IRPF, hasta los 94.196 millones de euros, y un 20,7 % más a través del Impuesto de Sociedades, que aportaría 21.720 millones. En los tributos indirectos, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) supondría otros 72.220 millones, un 13,9 % más, mientras que los impuestos especiales, como los que pesan sobre las bebidas alcohólicas, el tabaco y los hidrocarburos, reportarían 21.809 millones, un 12,4 % más. En cuanto a las cotizaciones sociales, aumentarán un 3,8 % hasta 125.144 millones, según los planes del Ejecutivo.

Del lado de los gastos, las administraciones públicas españolas contarán con la mayor dotación presupuestaria de la historia para gastar e invertir: los gastos del Estado, incluyendo operaciones financieras, ascenderán a 383.542 millones de euros, un 33,3 % más, que incluyen 26.634 millones correspondientes al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de los fondos europeos, así como transferencias adicionales para las comunidades autónomas y la Seguridad Social.

De esta forma, todos los ministerios ven incrementado su presupuesto de cara a 2021 y, en cuanto a las comunidades autónomas, Montero ha destacado que "van a contar con la mayor financiación de su historia", más de 146.000 millones de euros, que resultan de sumar las entregas a cuenta, las transferencias extraordinarias por la COVID-19 y los recursos europeos. 

María Jesús Montero: "Las comunidades van a contar con la mayor financiación de su historia"

La deuda, en niveles récord

La Seguridad Social, por su parte, contará con 172.429 millones de euros, un 4,3 % más que este año, por la subida de las pensiones y el íngreso mínimo vital, aunque el sistema recibirá transferencias del Estado por valor de 31.177 millones de euros y un préstamo de 13.830 millones del Tesoro para enjugar un déficit que, sin esas ayudas, sería del 3 %, aunque con el respaldo presupuestario se quedará en el 1,3 %.

En este sentido, las cuentas públicas contemplan un déficit global del 7,7 %, lo que representa 3,6 puntos menos del previsto para este año, aunque más del doble que el límite impuesto por el Pacto del Estabilidad y Crecimiento de la zona euro, si bien las reglas fiscales han quedado suspendidas durante este año y el que viene para permitir que los países movilicen recursos contra la pandemia.

Eso no impedirá que la deuda de España se dispare hasta niveles récord: según el proyecto de presupuestos, este año alcanzará el 118,8 % del PIB, lo que equivale a un incremento de más de 23 puntos respecto al 95,5 % con el que se cerró 2019, y el año que viene, si se cumplen las previsiones de ingresos y gastos, apenas bajará al 117,4 %.

Asi, el Tesoro Público prevé emitir a lo largo de 2021 deuda bruta por valor de 299.138 millones de euros, un 6 % más que en este ejercicio, y los intereses de la deuda serán, con 31.675 millones, la mayor partida del gasto no financiero del Estado -un 7,7 % del total-, solo por detrás de las pensiones, que se llevarán casi el 40 % con 163.297 millones, y por encima de las prestaciones por desempleo, con 25.1012 millones, el 6,1 % del total.

Noticias

anterior siguiente