Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Navarra, La Rioja y 76 municipios están bajo confinamiento perimetral, lo que afecta a 6,9 millones de personas

Por

La expansión de la pandemia de coronavirus en España en esta segunda ola después del verano ha provocado la aplicación de confinamientos perimetrales en 44 poblaciones de toda España. Además, esta restricción se aplica en toda la comunidad de Navarra y en toda La Rioja. Por su parte, Asturias ha anunciado que aislará a Oviedo, Gijón y Avilés en las próximas horas, mientras que la Junta de Andalucía ha ordenado el cierre perimetral de 32 municipios de la provincia de Granada, incluyendo a la capital, el próximo 26 de octubre. Esta medida afecta a más de 6,9 millones de personas, un 14,79 % de la población española.

Con el fin del estado de alarma en Madrid del próximo sábado, la Comunidad ha optado por seguir adelante con su plan de confinamientos perimetrales por zonas básicas de salud, extendiendo esta medida y restricciones de aforos y runiones a 32 de ellas, que se reparten en 11 municipios y nueve distritos de la capital. Además, el Gobierno que lidera Isabel Díaz Ayuso ha elaborado otro paquete de medidas que se aplican en toda la comunidad.

Entre ellas, destaca la prohibición de reuniones familiares y sociales ente la medianoche y las 6:00 de la mañana, sorteando así la necesidad de solicitar una prórrga del estado de alarma para establecer un toque de queda. Esto último ya lo han pedido el País Vasco y Melilla, mientras que Castilla y León analizan las fórmulas para establecer en la Comunidad esta limitación de la movilidad nocturna desde el próxmo sábado, según ha anunciado el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, tras reunirse con el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Lo mismo ha hecho el Gobierno andaluz, que el jueves extendió restricciones a Sevilla, Córdoba y Jaén capital, y solicitó al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la limitación de movilidad nocturna entre las 23:00 de la noche y las 6:00 de la madrugada en Granada y otros 30 municipios de su área metropolitana. Le ha seguido la Comunidad Valenciana, cuyo presidente, Ximo Puig, ha encargado a la abogacía de la Generalitat la elaboración de una resolución que restinja toda actividad noctuna entre la medianoche y las 6 de la mañana hasta el 9 de diciembre. "Ahora estamos a tiempo", ha dicho en su comparecencia posterior a la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.

Illa pide consenso para el toque de queda

Además, ha entrado en vigor el confinamiento perimetral de toda La Rioja, que se extenderá hasta la medianoche del 7 de noviembre. Lo ha hecho un día después de que se activara el confinamiento perimetral en Zaragoza, Huesca y Teruel y en Navarra, que permanecerá aislada durante al menos 14 días para tratar de reducir la incidencia más alta de España. Aragón, asimismo, se situará el próximo lunes en el máximo nivel de alerta sanitaria previsto por el Gobierno regional.

Por otro lado, el Gobierno de Cantabria, que ha declarado que se encuentra en el nivel de alerta 2 en base a los indicadores del Ministerio de Sanidad, ha anunciado que a partir del próximo domingo, 25 de octubre quedarán reducidas las reuniones a diez personas -exceptuando los grupos de convivencia estable-, se reducirán los aforos a un 50 %, y bares y restaurantes tendrán que cerrar a las 23.00 horas.

En conjunto, a día de hoy están vigentes hasta en 4.815 municipios de todo el país retrocesos a distintas fases de la desescalada, limitaciones a la movilidad y las reuniones y los citados confinamientos, así como otras normativas provinciales para frena la transmisión de la COVID-19. Concretamente, 94 localidades han retrocedido de fase (la mayoría, en Asturias), otras 1.851 están sometidas a restricciones de distintos tipos y 2.345 están bajo toque de queda. En total, todas estas restricciones afectan a 28 millones de ciudadanos, más de la mitad de la población de España.

Confinamientos en 13 provincias españolas

Con más de un millón de casos notificados, España sigue intentando hacer frente a la segunda ola de coronavirus aplicando restricciones a las actividades sociales y a la movilidad. La estrategia pasa por el confinamiento perimetral selectivo, que los expertos consideran ideal para áreas geográficas bien delimitadas y que pretenden evitar un estado de alarma nacional como el que se vivió en marzo.

Los municipios confinados tienen en común incidencias por encima de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una positividad en las pruebas PCR superior al 10 % y una ocupación de camas en UCI por pacientes COVID de más del 35 % de la dotación habitual de la comunidad, los criterios establecidos en el Consejo Interterritorial de Salud para imponer restricciones a la movilidad en ciudades de más de 100.000 habitantes y recomendados para las de menor población.

En Castilla y León y hasta que entre en vigor el toque de queda, se mantienen los confinamientos perimetrales en Ponferrada (León), a partir del 23 de octubreAranda de Duero y Burgos, desde el 19 de octubre, y Salamanca, desde dos días antes. Se unen a LeónPalencia, Miranda de Ebro (Burgos), San Andrés del Rabanedo (León) y San Pedro Latarce (Valladolid). Además, la localidad de Pedrajas de San Esteban (Valladolid) afronta su sexta semana confinada, mientras que sale del confinamiento Íscar y Medina del Campo (Valladolid), que deberá estar otros siete días con medidas restrictivas. En toda la comunidad está prohibido el consumo en barra y fumar en las terrazas.

En Andalucía, la Junta ha aplicado la misma medida en Écija (Sevilla). En Granada, un total de 32 mucipios se mantendrán aislados desde el 26 de octubre, además de mantener un toque de queda desde las 23.00 hasta las 6.00 horas, de forma que se puedan frenar los contagios. Previamente, la capital ya decidió suspender las clases y aplicar medidas especiales en estas localidades.

En Navarra, Carcastillo y Cadreita también acudirán a esta fórmula. En Extremadura, las autoridades han decretado el aislamiento perimetrales de los municipios que conforman las zonas de salud de Villanueva de la Vera y de Hoyos (Cáceres), pero la Justicia lo ha descartado en aquellos municipios que no cuentan con casos de contagios activos. A estos se ha unido Villanueva del Fresno, en Badajoz, y se mantendrán en ese estado durante al menos 14 días.

Galicia ha elevado el nivel de restricciones en los municipios ourensanos de Verín, Oímbra y Vilardevós, con cierre de la movilidad perimetral similar al que se aplica en Ourense capital y el área colindante de Barbadás, así como los ayuntamiento de O Carballiño, O Irixo y Boborás.  No obstante, desde el 22 de octubre toda la comunidad estará en el nivel 2, con restricciones en aforos y reuniones. También se han impuesto nuevas restricciones en Extremadura, que ha confinado perimetralmente Almendralejo y ha aplicado restricciones en otros 17 municipios.

Asturias, que ya cuenta con Fase 2 modificada, ha decidido confinar a Oviedo, Gijón y Asturias.

Asturias decreta el cierre perimetral de Oviedo, Gijón y Avilés

Retrocesos de fase en un centenar municipios y otras medidas restrictivas

Menos agresivo que el confinamiento es el retroceso de fase que se ha aplicado en algunas localidades. En Murcia, poblaciones como Abanilla, Fortuna y Totana, que ya sufrió un confinamiento de tres semanas entre julio y agosto, han vuelto a Fase 1 flexibilizada, pero en su caso la salida de los ciudadanos del municipio también se restringe salvo causa justificada. La Generalitat de Cataluña ha introducido restricciones en los municipios de Girona, Salt, Tortosa, Amposta y Roquetes.

En Castilla-La Mancha, la mayor parte de las provincias cuentan con algún tipo de restricción en distintos "niveles de alerta". Las últimas se han ordenado en la provincia de Cuenca, donde se han prorrogado en Las Pedroñeras y Quintanar del Rey, mientras que han quedado suspendidas en Buenache de Alarcón. Por otro lado, en Cuenca y Toledo capital también se han aplicado medidas, así como en las zonas sanitarias de Talavera de la Reina (Toledo) y la gerencia de área integrada de Ciudad Real.

Canarias mantiene el llamado "semáforo rojo" en la isla de Tenerife. Implica la prohibición de celebrar eventos de más de diez personas, cierre de terrazas y establecimientos de hostelería a las 00:00h y cierre de los centros de día no ocupacionales.

Los epidemiólogos explican qué criterios hay que tener en cuenta para confinar un territorio

En el País Vasco, las autoridades también han acordado nuevas medidas restrictivas, entre las que se encuentra la reducción al 50% de los aforos en "todos los ámbitos de actividad" como la hostelería (que debe cerrar a medianoche), los eventos culturales y los religiosos. Aunque el Ejecutivo vasco pretendía limitar las agrupaciones de personas a un máximo de seis personas, la Justicia no ha valado la medida y las reuniones quedan limitadas a diez personas.

Aragón fue uno de los primeros territorios en recurrir al retroceso de fase para hacer frente a una situación epidemiológica complicada, una práctica que ha vuelto a emplear en Cella, Teruel y Épila, que se han unido a Almunia y Huesca. Lo hizo para contener la transmisión comunitaria en la provincia de Zaragoza derivada de focos de contagios múltiples vinculados a los temporeros que trabajan en la Franja de Huesca. Zaragoza y su comarca, el Bajo Aragón-Caspe y el Bajo Cinca retrocedieron a la Fase 2 del desconfinamiento.

Asturias ha anunciado que toda la región entra en una Fase 2 "modificada" de la desescalada desde el 15 de octubre. Entre las principales medidas, se recomienda a la población el "autoconfinamiento" mientras duren estas medidas, que se revisarán en 15 días. Por otro lado, se cerrará toda la actividad comercial a las 22.00 y a las 23.00 la hostelería.

Melilla, por su parte, ordenó el cierre total de locales de hostelería, salvo para recoger comida y bebida a domicilio, entre otras restricciones.

Comunidades que han limitado las reuniones sociales

Al margen de las diferentes medidas adoptadas para distintos municipios y comarcas, varias comunidades autónomas han ido adoptando desde el verano medidas para prohibir las reuniones que superaran las diez personas en lugares públicos, o incluso menos, y algunas también lo extendieron al entorno privado. El Gobierno también hizo su recomendación de que los encuentros sociales se limitaran a los "grupos de convivencia estable" y a un máximo de 10 personas, pero no convirtió este consejo en norma.

En la actualidad, hay dos comunidades que han limitado las reuniones a diez personas, Baleares y Cantabria, y nueve -además de Melilla- que las han restringido a seis.

Así, el País Vasco, de las primeras en limitar las reuniones de familiares y amigos a diez personas, ha endurecido esta medida rebajando las agrupaciones a un máximo de seis personas en todos los espacios, una correción que también han aplicado La Rioja y la ciudad autónoma de Melilla. En el caso de Galicia, que también empezó con diez, desde el 22 de octubre solo permitirá las reuniones de cinco personas.

Por su parte, Navarra, al entrar en confinamiento perimetral, ha decidido que mantendrá la prohibición de reuniones de más de seis personas en espacios públicos y establece "burbujas de convivencia" entre los convivientes de cada domicilio. Cataluña, Murcia, Madrid, Extremadura, Aragón y Ceuta han prohibido las reuniones hasta un máximo de seis personas tanto en el ámbito público como privado. Mientras, en Castilla y León, esta restricción de seis personas se aplica solo en el ámbito privado.

Un tercio de los brotes ocurre en ámbitos sociales

Los brotes de coronavirus en España ascendieron a 10.060 desde que finalizó la desescalada, 1.412 de los cuales se produjeron en la última semana, según el último balance del Ministerio de Sanidad del 23 de octubre, que no especificaba los focos que siguen activos. Se identifica como brote cualquier agrupación de tres o más casos con contagio activo, salvo si se trata de personas que convivan en el mismo domicilio.

Destaca que el 80,6 % de los brotes son pequeños, con menos de diez casos, y el social continúa siendo el ámbito con más focos, ya que representa el 29,8 % del total acumulado de brotes y el 26,9 % del total de casos. En la última semana, según los datos notificados por Sanidad, se han detectado 421 brotes, con 2.678 casos

Las reuniones con familiares y amigos son el principal foco de transmisión conocida de contagios en el ámbito social, según los datos de Sanidad, que informan de 338 brotes de este tipo con 2.060 casos en total. Es lógico que así sea, porque están entre los eventos más fácilmente rastreables. Junto los eventos organizados y los locales de ocio y restauración concentran una cuarta parte de los brotes del país.

Por su parte, los establecimientos de ocio como pubs y discotecas son los que han provocado más contagios por brote. En el acumulado, cada foco genera hasta 26 casos conocidos como media y 16 en un bar o restaurante, por los 6,5 que salen de promedio de una reunión entre amigos o familiares.

Los brotes en centros educativos suponen el 13,46 % de los nuevos focos y el 13 % de los casos, pero solo representan un 7,29 % y un 4,62 % de los registrados desde el final de la desescalada. Del mismo modo, se apunta un aumento de los brotes en residencias de estudiantes (24 brotes con 283 casos en la última semana).

Por otra parte, se mantienen en el 11,54 % los brotes notificados en el ámbito laboral en la última semana, entre los que destacan los ocurridos en el sector empresaroa, en la construcción y en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La proporción de brotes en centros socio-sanitarios crece y ya supone el 9,3 % de los brotes y el 16,6 % de los casos. Mientras que los producidos en el ámbito sanitario son el 3,2 % del total, y ocurren sobre todo en hospitales (37 brotes y 290 casos desde la última actualización). 

Metodología y fuentes

Para elaborar esta información utilizamos los datos facilitados por las comunidades autónomas, los ayuntamientos afectados y los centros territoriales de RTVE.

Para que un municipio forme parte de este mapa, es necesario que exista una definición expresa de confinamiento por parte una autoridad competente del ayuntamiento, la comunidad autónoma o de un rango superior. Además, se incluyen los municipios afectados por las restricciones equivalentes a las de una fase de la desescalada, y por aquellas otras que, sin remitir a ninguna fase de la desescalada, adoptan medidas definidas por los gobiernos autonómicos en clasificaciones propias que afectan al menos a las reuniones de personas y/o a la movilidad de los ciudadanos.

La información sobre la población afectada por estas medidas procede del padrón municipal del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Noticias

anterior siguiente