Enlaces accesibilidad

No, no han muerto cinco niños en Alemania por ponerse mascarilla

Por
Detalle del bulo compartido en redes sociales con la falsa muerte de varios niños en Alemania por usar mascarilla.
Grupos negacionistas han creado y compartido el bulo de los niños que morían en Alemania por usar mascarilla. Verifica RTVE

Circulan en las redes sociales informaciones referidas a la muerte de varios niños o adolescentes por el empleo de mascarillas en Alemania. No hay ningún respaldo para esas afirmaciones, que están impulsadas por grupos negacionistas como parte de mensajes que fomentan el rechazo hacia esos elementos protectores.

Una de las informaciones que más ha circulado en España es un vídeo que dramatiza, en la voz de una niña alemana de pocos años, el caso de Lisa, supuestamente la primera pequeña fallecida. A esta víctima le habrían seguido otras tres, cuatro o hasta cinco más, según las versiones. Se sostiene que Lisa avisó en su escuela de que le dolía la cabeza pero le obligaron a seguir con la mascarilla y murió: “Muerte por exceso de C02”, dice el vídeo.

En otras grabaciones, el que aparece advirtiendo de presuntas víctimas infantiles por mascarilla es Bodo Schiffmann, creador del partido negacionista “Resistencia2020”, que cuestiona la ciencia. Sus declaraciones están aquí y aquí.

Büchelberg

El relato que parece el primero y el más definido circula en grupos de Telegram desde el 8 de septiembre. Es el de una chica de 13 años que “se desplomó de repente en un autobús escolar en Büchelberg”. Los propios mensajes que recogen la historia reconocen que “la causa de la muerte es actualmente desconocida, por lo que es probable que la fiscalía responsable inicie una investigación sobre la muerte”, pero eso no impide las elucubraciones a partir de ese momento.

El periodista Ralf Wittenmeier, del medio alemán Die Rheinpalznarró el 7 de septiembre en un texto breve un caso real. Una adolescente de 13 años se había desmayado en un autobús escolar y murió en el hospital. No mencionaba la mascarilla. Al día siguiente publicó otro artículo más largo para justificar la decisión de publicar una noticia que a priori se hubiera considerado íntima en Alemania (el motivo es que el medio recibió un aviso de accidente porque había 32 pasajeros en el autobús). En esa pieza, explicaba que había habido muchos comentarios de condolencias pero también lamentaba la reacción de algunos ciudadanos: “A los que se niegan a usar la mascarilla, a los fanáticos de la conspiración y a otros pensadores alternativos les encantaría que el uso de la mascarilla fuese la razón por la que murió una niña de 13 años. Estas personas y aquellos que comparten sus argumentos online no tienen ninguna decencia”.

Entre otros usuarios, una integrante de AfD, el partido de extrema derecha de Alemania, se había preguntado en su cuenta de Facebook, con más de 19.000 seguidores, si la muerte de la niña fue culpa de la máscara. El periodista Lars Wienand retrata la controversia que eso desató en sus propias filas.

Otros casos

Otro mensaje dice que “una niña de 6 años de edad de las cercanías de Schweinfurt se desplomó inconsciente en un autobús escolar de camino a casa”, y relaciona también el suceso con las mascarillas. También circula un vídeo en el que un supuesto conductor de autobús pide a los niños que transporta quitarse las mascarillas porque ha muerto una chica de 13 años en Jockelgrim (cerca de Büchelberg). En algunos escritos en español se habla de las presuntas víctimas como chicos y en otras como chicas, aunque los detalles del caso sean los mismos, quizá porque el traductor de Google comete este error cuando se traducen las noticias sobre estos casos desde el alemán. También se cambia la edad.

En cuanto al suceso de Schweinfurtla policía alemana ha desmentido en Twitter toda relación con mascarillas. Hemos hablado con la embajada de Alemania en España, que tras hacer una consulta nos dice que estos contenidos son “fake news”.

Los medios alemanes han publicado desmentidos referidos a estos casos, a veces ubicados en las ciudades mencionadas y otras cambiando la escena a Frisia y Wiesbaden. Aquí están los textos de Mitteldeutscher RundfunkTagesschauNordbayern.deMerkur.de y la agencia DPA.

Según los médicos y fiscales locales consultados por todos estos periodistas, o hay una investigación todavía en marcha sobre la causa de la muerte (es el caso de Büchelberg) o no hay ni siquiera constancia de fallecimiento alguno. En ningún caso se ha confirmado oficialmente la relación con las mascarillas. La fiscal que lleva el caso de Büchelberg, Angelika Möhlig, ha emitido una nota de prensa diciendo que los resultados de la autopsia no quedaron claros y que se están realizando más informes médicos.

Bulos sobre mascarillas

En el vídeo de Lisa se sugiere además “muerte por exceso de C02”. Es un bulo frecuente entre negacionistas: que las mascarillas reducen el oxígeno en sangre y aumentan los niveles de dióxido de carbono, provocando hipoxia. La comunidad científica rechaza esta idea, como te hemos desmentido aquí.

Captura de otro bulo en el que aparece un niño hospitalizado con una enfermedad respiratoria utilizada para hablar del perjuicio de las mascarillas en niños.

Falso: niños con infección pulmonar por mascarillas. Verifica RTVE

El de las muertes por mascarillas no es el único relato que fomenta miedos con respecto a los niños y la pandemia. Desde septiembre hay en marcha una campaña para criticar su uso infantil. Los mismos canales donde se habla de este incidente en un autobús distribuyen contenidos sin pruebas sobre la presunta infección pulmonar de hongos por mascarilla, una posibilidad ya desmentida por AFP.

Estos canales también hablan frecuentemente de las heridas que las mascarillas supuestamente provocan en la piel, aunque sea utilizando imágenes de archivoUsadas correctamentelas mascarillas no provocan infección ni neumonía, y la muerte de niños por su culpa está por demostrar.

Noticias

anterior siguiente